Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

179_2030-1200-x-150-px.png banner click 179 banner 179

192_banner-ddt-premioscca-1200x150px.gif banner click 192 banner 192

Los hosteleros de Teruel hacen su  mejor agosto de las últimas décadas Los hosteleros de Teruel hacen su  mejor agosto de las últimas décadas
Un grupo de turistas, durante una visita guiada de esta semana en Puertomingalvo. María Ascensión Gómez Bastida

Los hosteleros de Teruel hacen su mejor agosto de las últimas décadas

En las comarcas más turísticas prácticamente todas las camas están llenas en estos días festivos
Cruz Aguilar
El puente de agosto es una de las fechas con mayor afluencia turística, pero ya hacía muchos veranos –incluso antes de la pandemia– que los hoteleros no tenían tantas reservas como este año durante el resto del mes. Así, la ocupación media para el turismo rural en el conjunto de agosto es del 90%, lo que se traduce en que en varias comarcas rozarán el lleno total durante muchos días, y los establecimientos hoteleros presentan unas cifras muy parecidas. A lo largo del puente apenas quedarán camas libres en hoteles, aunque sí habrá alguna en las casas rurales de mayor tamaño, que no pueden superar los diez ocupantes a no ser que sean convivientes.

Los hosteleros achacan las buenas cifras al interés general por salir de casa y a las limitaciones existentes para viajar al extranjero. Por otro lado, Teruel se está posicionando como un destino de interior donde es posible evitar las mas­ificaciones y cada vez hay más zonas de España que miran hacia aquí, incluso algunas como Andalucía, cuyos ciudadanos antes de la covid apenas llegaban. En este sentido, algunos de los profesionales del sector apuntan al clima turolense como un atractivo para determinadas Comunidades Autónomas. También el paisaje y la amplitud de espacios son importantes ganchos.

Marta Monforte, gerente de Faratur, la Federación Aragonesa de Turismo Rural, especificó que la media para el mes de agosto a nivel provincial es del 90%, mientras que las comarcas más turísticas están prácticamente al 100%. Unas cifras que completan un mes de julio que también fue bueno, puesto que la ocupación media se situó en el 70%.

Monforte reconoció que este año será mejor que el pasado porque los datos son tan buenos o mejores y además tienen más casas abiertas. En este sentido, recordó que todavía siguen cerradas un 10% de las viviendas debido a que los propietarios prefieren no recibir clientes durante la pandemia, una cifra que el año pasado se elevó al 30%.

Por otro lado, desde Faratur comentaron que el movimiento turístico se nota en los pueblos a lo largo de toda la semana y no solo durante los fines de semana: “El día más flojo quizá sean los domingos”, matizó.

Sin camas en Teruel este sábado


Roche Murciano, que es el presidente de Teruel Empresarios Turísticos, detalló que los hoteles del centro de Teruel están prácticamente llenos y los del resto de la ciudad “también presentan niveles muy buenos”. A modo de ejemplo detalló que el pasado jueves solo había un hotel en la ciudad que no había llenado todas sus camas y para este sábado apenas quedaban, ya a mitad de semana, un par de habitaciones sueltas: “Muy poca cosa y se llenará con reservas de última hora”, vaticinaba el jueves. No obstante, precisó que esta semana que ahora acaba y la próxima “son las mejores del año” en la capital.

El escaso movimiento con el extranjero resulta, a juicio de Murciano, una ventaja para Teruel, que apenas pierde clientela –las cifras que barajan los hosteleros se sitúan entre el 3% y el 5% de turismo extranjero- y sin embargo lo posiciona como un buen destino para los visitantes nacionales por su escasa densidad poblacional.

Desde antes de 2008

Begoña Sierra, que es la gerente de la Asociación Turismo Sierra de Albarracín, especificó que este agosto está siendo “mejor que los anteriores de la pandemia”, y habló de cifras que para igualarlas habría que remontarse a los años anteriores a la crisis de 2008. En los últimos años, puntualizó, la demanda turística de agosto se limitaba a apenas diez días, mientras que en este 2021 “está prácticamente todo lleno desde el día 1, estamos volviendo a tiempos que ya ni recordábamos”. Las previsiones para las próximas semanas son excelentes puesto que ya hay un gran número de reservas en esta zona donde, no obstante, aún queda alguna plaza libre.

En el Maestrazgo colgarán el cartel de completo en los establecimientos hoteleros para este puente que se inicia hoy, mientras que la media para el resto del mes se sitúa en torno al 90% por lo que desde el sector manifestaron su alegría.

También en Gúdar-Javalambre manejan muy buenos datos, con una ocupación superior al 95% durante el puente de la Virgen y un mes de agosto con cifras que oscilan entre el 80 y el 90% de reservas. No obstante la gerente de la Asociación de Empresarios Turísticos, Laura Marco, especifica que hay diferentes entre los establecimientos de unas zonas y otras. En su opinión, una de las claves de la óptima campaña estival para la hostelería -cuya temporada alta es la invernal por el esquí– se debe a la variada y amplia oferta cultural que ha habido en la zona durante todo el verano, con varios festivales y actividades de todo tipo para vecinos y visitantes. Además, Laura Marco puntualizó que el hecho de que este año estén abiertas las piscinas de los pueblos constituye un atractivo para propietarios de segundas residencias y los turistas que, recuerda, este año no han salido al extranjero.

En el conjunto de la provincia, muchos clientes siguen reservando a última hora, pero con un poco más de antelación que la que mostraron en el mes de julio, cuando las camas se ocupaban de un día para otro.

En el Matarraña hay turistas todos los días de la semana y los hosteleros aseguran que las cifras son iguales o incluso mejores a las del año pasado, que califican de excepcionales. “En agosto no habíamos tenido tanta demanda como ahora, hemos llenado todo salvo alguna habitación”, especifica Javier Moragrega, propietario de la Fábrica de Solfa en Beceite, quien reconoce no estar habituado a una ocupación tan alta: “Tengo todo completo el hotel hasta el 29 de agosto”, detallaba.

Desde la Asociación de Empresarios Turísticos del Bajo Aragón indican que la ocupación durante los primeros diez días de agosto fue del 73%, una cifra que esperan incrementar hasta el 83% en este puente, en el que incluso podrían tener una ocupación mayor puesto que “hay clientes que improvisan sus escapadas”, según comenta Nieves Ballestero, que es la gerente de la agrupación empresarial.

En el Bajo Aragón valoran estos datos como positivos y, aunque las reservas son desiguales entre los municipios bajoaragoneses, en líneas generales se han superado las expectativas de comienzos del verano.

La relativa calma de las semanas anteriores ha dado paso a una actividad intensa en el sector hostelero de Andorra Sierra de Arcos y Bajo Martín. Este puente de agosto se espera gran afluencia de clientes, principalmente descendientes de nuestros pueblos  que llenan los bares y restaurantes de ambas comarcas. Los comercios, de Andorra fundamentalmente, también han notado este repunte de clientes procedentes de los pueblos vecinos.

Colapso en los restaurantes

La gran afluencia de visitantes y la elevada ocupación de los hoteles ha provocado en algunas zonas el colapso de los restaurantes, a los que la crisis sanitaria les ha obligado a reducir su aforo al 50% en el interior y mesas de hasta 6 personas. En algunos pueblos de la Sierra de Albarracín y del Maestrazgo las empresas del sector dos turnos de comidas con el fin de prestar el servicio a todo el mundo. La gerente de Turismo Sierra de Albarracín, Begoña Sierra precisa que, en su zona, el mayor problema está en Albarracín, donde hay muchos alojamientos y  numerosos turistas de día que hacen uso de los restaurantes. “Si el equilibrio ya estaba justo, ahora se ha descompasado”, dice. En otros lugares, como Bronchales, Orihuela del Tremedal o Frías de Albarracín sí hay suficiente oferta de restauración. No obstante, la gente aconsejó a los visitantes que hagan su reserva para comer con antelación para así evitar problemas.

En una situación similar están las localidades más turísticas del Matarraña y el Maestrazgo, donde a los alojados se suman los turistas de día.

El redactor recomienda