Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

179_2030-1200-x-150-px.png banner click 179 banner 179

Luis Alcalá: Luis Alcalá:

Luis Alcalá: "La Fundación Teruel-Dinópolis se ha ganado el respeto de la comunidad científica y el cariño del público"

El paleontólogo turolense se marcha a Granada para dirigir el Parque de las Ciencias

Tras veinte años al Frente de la Fundación Conjunto Paleontológico de Teruel-Dinópolis, su director gerente, el turolense Luis Alcalá, se marcha para afrontar idéntica responsabilidad en el Parque de las Ciencias de Granada. Atrás deja una institución científica que no tenía antecedentes antes de su llegada y que asegura que se ha ganado tanto el respeto de la comunidad científica como el cariño del público. Sobre por qué se va, manifiesta que tanto continuar al frente de la Fundación como asumir el nuevo reto de Granada eran experiencias igualmente satisfactorias para rematar su trayectoria profesional.

- Cuesta creer que se vaya tras veinte años al frente de la Fundación Dinópolis con todos los éxitos que ha logrado en la misma y con un proyecto en ciernes tan importante como en el que se está trabajando ahora con la propuesta de creación en Teruel de un Centro Nacional de Investigación sobre Dinosaurios.
- Desde que ocupé mi primer puesto de trabajo que implicaba capacidades decisorias, hace 31 años, he estado inmerso en el diseño y ejecución de numerosos proyectos de relevancia. Este proyecto resulta excitante por su gran trascendencia potencial y me gustaría poder seguir ligado al mismo, en la medida que mis nuevas obligaciones lo permitan, porque considero que reportaría un gran beneficio no solo a Teruel, a través de Dinópolis y su Fundación, sino al progreso de la I+D sobre dinosaurios de toda España.

- Uno podría pensar que ese Centro Nacional es muy ambicioso y, en este país, está visto el limitado apoyo de las administraciones públicas a la ciencia.
- Este proyecto está en una fase incipiente y, sin embargo, ya cuenta con apoyos tangibles desde el Ministerio de Ciencia e Innovación y también de los responsables de la Fundación de Dinópolis, lo que supone un comienzo más que optimista. Y, en cualquier caso, con toda la relevancia que ese centro podría alcanzar, el equipo de la Fundación también está involucrado en varios proyectos muy interesantes, a mucha menor escala pero no por ello menos impactantes para quienes los desarrollan y para sus destinatarios concretos.

- En su comparecencia con el consejero tras el patronato de la Fundación el pasado martes dio a entender que le había costado mucho tomar la decisión de irse, manifestó incluso que el debate interno había sido “sangrante”. Siempre hay algo que inclina la balanza hacia un sitio u otro, ¿qué fue lo que al final la inclinó a favor de su marcha?
- Esta ha sido una decisión muy difícil, pues tanto continuar aquí como afrontar un nuevo reto me resultaban experiencias satisfactorias para el remate de mi trayectoria profesional. La confianza que tengo en el equipo de la Fundación para llevar a buen puerto los proyectos ya iniciados, la posibilidad de que su creatividad abra nuevas opciones de progresar científicamente a la vez que de contribuir al desarrollo territorial y la oportunidad de enfrentarme a un nuevo reto en un lugar tan emblemático en el contexto de la comunicación social de la ciencia, como es el Parque de las Ciencias de Granada, motivaron dicha decisión.

- El Parque de las Ciencias de Granada lleva ya más de 25 años abierto, es un proyecto encauzado. ¿Con qué ideas llega a este centro, le va a dar continuidad o quiere imprimirle una nueva orientación?
- Una de las pruebas selectivas para cubrir el puesto de director gerente consistió en la presentación de una propuesta de Plan de Actuación del Consorcio Parque de las Ciencias para el periodo 2021-2024. Dicho Plan debía contemplar, al menos, un análisis de la situación y áreas de mejora, objetivos estratégicos, programas de actuación, perspectiva financiera y sistema de evaluación del Plan de Actuación. Explicar el contenido del Plan que yo propuse no solo excede el ámbito de este formato periodístico, sino que supondría una descortesía para el equipo del Parque que tuviera conocimiento del mismo a través de un medio de comunicación. Pero sí puedo adelantar que será un honor continuar la formidable tarea desarrollada desde el Parque durante 26 años, con unos resultados envidiables. De hecho, buena parte de la programación de exposiciones ya está actualmente muy bien resuelta, por lo que tampoco se espera que, a corto plazo, sea estrictamente necesario introducir grandes cambios.

Veinte años

- Dijo en su despedida tras el patronato que se había dado cuenta de que su vida profesional estaba marcada por ciclos de veinte años (casi veinte en el Museo Nacional de Ciencias Naturales-CSIC y veinte en la Fundación Dinópolis). En Granada no tiene veinte años por delante debido a su edad, porque tampoco le queda tanto para su jubilación, incluso si opta por retrasarla. ¿Cómo va a hacer para imprimir su toque personal en el Parque de las Ciencias, porque los proyectos no se desarrollan de un día ni de un año para otro?
- Déjeme desear que mi aportación al Parque sea dilatada en el tiempo y lo suficientemente fructífera para su prestigio, entorno, responsables, equipo y sociedad andaluza como para que, cuando llegue el momento de mi salida de allí, sea tan emotiva como la que estoy experimentando estos días aquí.

- Al echar la vista atrás para hacer esta entrevista y plantear un balance de la Fundación en estos veinte años uno se da cuenta del trabajo ingente que han hecho. ¿Qué destacaría de este largo periodo de dos décadas al frente de la Fundación?
- Que el equipo de la Fundación, una institución que se creó sin antecedentes previos, se ha ganado el respeto de la comunidad científica internacional y el cariño de los destinatarios de sus diversas exposiciones y programas públicos.

- Había antes que usted dos paleontólogos que se encargaron de poner en marcha los contenidos de Dinópolis, del parque paleontológico, y en 2002 usted asumió el reto de dirigir  la Fundación e impulsarla como institución científica. Usted ha moldeado la  Fundación y la ha convertido en un referente nacional e internacional. ¿Siente que ha tenido suficientes recursos, teniendo en cuenta el impacto como motor de desarrollo para la provincia que ha supuesto Dinópolis?
- Tal vez no haya ni una sola persona creativa en todo el planeta que pueda presumir de haber manejado los suficientes recursos como para cumplir todos sus planes porque, mientras materializa algunos de ellos, ya habrá diseñado otros nuevos. Hay que establecer un balance entre lo que se sueña alcanzar y gestionar con acierto lo que resulta razonable conseguir en las circunstancias concretas que permite cada situación. Considero que la Fundación ha optimizado los recursos disponibles de una manera espectacular.

Búsqueda en China

- Casi siempre hay algo de lo que uno se arrepiente o que no hubiera hecho cuando después lo analiza. ¿Cuál sería su caso, si lo hay?
- Quizás me arrepiento de lo que posiblemente suponga una virtud: tener un carácter que me impide el desenmascaramiento de farsantes porque soy partidario de avanzar poniendo ladrillos propios y no dedicando esfuerzos a derribar los ajenos. Siempre he creído que es conveniente recorrer un camino incluso más largo y sinuoso si finalmente ello resulta más fructífero para el mayor número posible de personas. Pero no estoy seguro de haber acertado con esta actitud y a menudo me planteo si estoy respondiendo apropiadamente a esta reflexión de Dumbledore en la película Harry Potter y el cáliz del fuego: “muy pronto todos tendremos que decidir entre lo que es correcto y lo que es fácil”.

- Lo que siempre queda también en el tintero son muchas cosas por hacer que le hubiese gustado a uno poder desarrollar. ¿Qué es lo que le hubiera gustado hacer desde la Fundación y no ha podido?
- Buscar turiasaurios en China. Habría requerido mucho tiempo, con la consecuente dedicación e inversión que eso conlleva, y los resultados de tanto esfuerzo podrían haber sido negativos.

- En su despedida del martes dijo que aunque la Fundación no tenía problemas financieros porque contaba con un fondo de reserva, tampoco dejaban de reclamar un mayor apoyo económico desde la consejería y otras instituciones. Se habla mucho de la importancia de la ciencia por lo que revierte después a la sociedad, ¿pero es suficiente el apoyo público que se da?
- La Fundación es un agente del Sistema Aragonés de I+D+i, según la Ley de Investigación de Innovación de Aragón. Y, en calidad de tal, le sucede lo mismo que a la mayoría de instituciones científicas españolas, como constantemente señala la Confederación de Sociedades Científicas de España y, particularmente, en su Manifiesto por la Ciencia, firmado en 2017. De las posibles amenazas futuras a nuestra calidad de vida antes nos salvará la ciencia que la especulación, pero nuestra sociedad mundial adora ejercer toda la especulación que puede y raramente presta atención a la ciencia, a la que, paradójicamente, exige respuestas inmediatas cuando se ve con el agua al cuello.

- El Parque de las Ciencias de Granada es un proyecto más grande, tiene más recursos, ¿pero se hace también investigación científica o solo divulgación?
- El Parque cuenta con un Departamento de Investigación cuya jefa es catedrática en el Departamento de Geodinámica de la Universidad de Granada. Por otra parte forman parte del Consorcio del Parque dicha Universidad y el Consejo Superior de Investigaciones Científicas, con cuyos profesionales se establecen continuas relaciones. A mí me gustaría, además, que acogiese algún grupo de investigación residente en el propio Parque, cuya viabilidad y líneas de investigación habría que valorar con dichas instituciones.

- En cualquier caso usted ha manifestado que seguirá colaborando con la Fundación. ¿De qué manera va a hacerlo más allá de terminar de elaborar el plan director de ese posible Centro Nacional de Investigación sobre Dinosaurios?
- En todo lo que se me pueda requerir desde las instituciones promotoras y lo permita mi dedicación al Parque de las Ciencias.

Centro nacional en Teruel

- ¿Qué podría suponer ese centro nacional para Teruel? ¿Qué beneficios le reportaría?
- La formidable apuesta para desarrollar la paleontología de dinosaurios en Teruel que inició el Gobierno de Aragón, con la colaboración del Gobierno de España a través de fondos Fite, se ha demostrado como un acierto para el desarrollo de un entorno despoblado de interior y para el avance científico español tras 20 años de apertura al público de la primera instalación de Dinópolis y 23 años de actividad de la Fundación. Dar un paso más allá y avanzar en ambas líneas de progreso ratificaría el modelo de I+D que propone Dinópolis desde su primer diseño y daría cobertura a favorecer la implantación de iniciativas semejantes, a diversas escalas, en otras comunidades autónomas, para convertir a España en uno de los destinos más excitantes del mundo para quienes estén interesados en las diversas facetas del conocimiento y disfrute de dinosaurios a todos los niveles. Como centro nacional se pretende que no solo proporcione beneficios a Teruel, sino al menos a 10 comunidades autónomas en las que se sitúan yacimientos.

- La Fundación cuenta con un fondo de 32.000 fósiles y además es el Museo Aragonés de Paleontología. ¿Tenemos asumido esto último, y ya no hablo desde la sociedad sino desde las instituciones, porque en algunas notas de prensa de otros equipos de investigación paleontológica que se han difundido en los últimos tiempos se ha revelado que hay hallazgos hechos en la provincia Teruel, no por la Fundación evidentemente, que no se quedan en el Museo Aragonés de Paleontología sino que engrosan los fondos museísticos de otros sitios?
- “Veinte años no es nada”, proclama un conocido tango y parece que lleva su tiempo el reconocimiento de que no merece la pena dispersar esfuerzos cuando se tienen instalaciones y expertos de nivel internacional tan a mano. Pocos argumentos habría para contraprogramar el impacto de Dinópolis, con todo lo que conlleva: una marca fuertemente implantada, una Fundación especializada, un Museo monográfico, una Unidad de Paleontología, un Grupo de Investigación de Referencia, proyectos del Plan Estatal de I+D, y tantos otros aspectos, que pocos pueden igualar en Europa, y que contribuyen al desarrollo de una zona que precisa de un mayor empuje.

Apoyo a la ciencia

- ¿Cree que a estas alturas y con lo que se ha hecho en Dinópolis todavía hay que convencer a la gente y a los políticos de que el apoyo a la ciencia revierte después a la sociedad con nuevos beneficios para ella?
- Aunque ciertamente se ha avanzado mucho, todavía sigue vigente la paradoja de Carl Sagan, formulada hace ya mucho tiempo: “ahora que la ciencia y la técnica influyen en nuestra vida cotidiana como en ninguna época de la historia, el conocimiento científico está prácticamente ausente de nuestra sociedad”. Instituciones como Dinópolis, el Parque de las Ciencias y muchas otras similares tratan de aportar herramientas que desautoricen a ignorantes, charlatanes o iluminados que fundamentan su supuesta fiabilidad únicamente en una presencia constante ante la opinión pública, en la que parece haberse diluido un mínimo esfuerzo de crítica informada ante insistentes mensajes interesados que carecen de cualquier fundamento.

- Con su marcha deja a sus compañeros de la Fundación, los paleontólogos y el resto de personal con los que ha trabajado codo a codo durante estos años. ¿Qué mensaje le gustaría trasladarles?
- Que, como bien conocen, hemos conseguido cosas maravillosas gracias a una cooperación que ha ido muchísimo más allá del cumplimiento estricto de un trabajo. Y que están perfectamente capacitados para superar posibles dificultades, para cumplir el objetivo de alcanzar nuevos hitos de los que podrán sentirse orgullosos. Inicio una nueva etapa profesional con el convencimiento y la tranquilidad de que el equipo de la Fundación está llamado a protagonizar nuevos y fascinantes logros.

- ¿Le volveremos a ver por Teruel, porque aquí tiene hecha su vida y a su familia?
- No le quepa la menor duda. Y también espero ver a muchos turolenses por Granada.

El redactor recomienda