Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

Mayte Pérez, consejera de Presidencia y Secretaria General del PSOE de Teruel: Mayte Pérez, consejera de Presidencia y Secretaria General del PSOE de Teruel:
Mayte Pérez, en Teruel

Mayte Pérez, consejera de Presidencia y Secretaria General del PSOE de Teruel: "Nos encontramos un Fite moribundo en 2015 cuando llegamos, creo que conscientemente, y lo hemos revitalizado"

“Estamos trabajando para que en el año 2022 pudieran ser ya efectivas las bonificaciones del 20% de los costes laborales autorizadas por Europa”

La consejera de Presidencia del Gobierno de Aragón y secretaria general de los socialistas turolenses, Mayte Pérez, considera que en el momento actual la provincia de Teruel tiene una “oportunidad de oro histórica” con las políticas que se están impulsando y la llegada de fondos, desde el Fite y los remanentes de las administraciones locales a los fondos europeos de recuperación o las bonificaciones del 20% de los costes laborales que ha autorizado Europa.

- ¿En qué situación se encuentran las gestiones con el Gobierno central para poder aplicar las bonificaciones del 20% de los costes laborales a las empresas de la provincia?

- Nosotros hicimos las alegaciones junto con Castilla y León y Castilla-La Mancha, pero fue el Gobierno de España quien las defendió porque los interlocutores con la Comisión Europea son los Estados miembros. Una vez que se ha permitido hacer esa bonificación, estamos preparando bien un expediente para que al Estado le resulte fácil y cómodo realizar lo. En septiembre espero que podamos tener ya una reunión con el Gobierno de España, e insisto,   fueron los que defendieron esta posición en la Comisión Europea y sería incoherente que no llevara hasta el final su defensa.

- ¿Podrán aplicarse ya el próximo año?

- Creemos que es una medida de primer nivel de lucha contra la despoblación, porque es una ventaja muy competitiva. Eso supone una merma de ingresos en los Presupuestos Generales del Estado y por eso ahora es el momento oportuno de que se concrete. Nosotros estamos trabajando para que en el año 2022 pudiera ser ya efectivo.

- ¿En qué otras acciones están trabajando para luchar contra la despoblación?

- En primer lugar hay que creer y estar convencidos de que el medio rural tiene oportunidades y de que merece la pena invertir en él por mucho que cueste más realizar y tener proyectos de éxito. La consolidación de los servicios públicos es vital. Hay que generar espacios de oportunidad en los que la gente tenga seguridad en su propio desarrollo vital, en la educación, en la sanidad, y en la propia seguridad e integridad física. Se ha trabajado en la atención de nuestros mayores, en la conciliación laboral y familiar, y luego hay que identificar cuáles son las oportunidades del sector productivo, acompañada con los recursos endógenos que tenemos, y potenciar y alienar las estrategias públicas desde el Gobierno de Aragón con esas políticas.

Yo creo que lo que se está haciendo es fundamental y está empezando a dar sus frutos. Hay empresas que empiezan a ver atractiva esta provincia y vemos que esa sangría de población que hemos ido teniendo cambia: de 2011 a 2015 Aragón perdió 28.000 habitantes, hemos recuperado ya 20.000, y llevamos dos años consecutivos en la provincia de Teruel creciendo en población. Esas son las fórmulas que combaten la despoblación y luego estamos elaborando una ley de Dinamización del Medio Rural.

- ¿Cuándo estará esta ley y qué aportará?

- Aportará la especificidad del medio rural con una flexibilidad normativa a la realidad rural. No es lo mismo realizar un proyecto empresarial en un pueblo que en una ciudad, y se exigen las mismas garantías y documentación. Tenemos que incorporar esa flexibilidad en la administración para tramitar proyectos en el medio rural, igual que hablamos de una fiscalidad diferenciada que recoge ese proyecto de ley, para facilitar el emprendimiento. Además, la ley habla de fortalecer los servicios públicos por ley, dejándolo cerrado y no al arbitrio del gobierno legítimo que pueda surgir en cada legislatura. Esperemos que en este otoño podamos aprobarlo en Consejo de Gobierno y empezar ya toda la tramitación.

- ¿Las 130 Medidas frente al Reto Demográfico del Gobierno central son compatibles con las de Aragón y cree que serán efectivas?

- Sin duda son compatibles y además creo que realmente identifican dónde hay que hacer un esfuerzo desde las políticas públicas. En la Conferencia de Presidentes ya dijimos que hay especificidades que hay que adaptar en nuestra Comunidad Autónoma, y vemos en el Gobierno de España esa capacidad de hacerlo adaptándose a la realidad territorial. Hay que intentar alinear lo que está haciendo el Gobierno de Aragón, las diputaciones provinciales y las comarcas con lo que está haciendo el Gobierno de España, para alinear las sinergias que produzcan efectos positivos, no duplicidades.

El reto demográfico es una cosa, pero nosotros estamos hablando de lucha contra la despoblación, de abandono del medio rural y del medio ambiente, y esos desafíos son los que nos unen con esas ocho comunidades autónomas con las que venimos trabajando. Las 130 Medidas son un paso más, pero tenemos que alinearlo con las estrategias que ya se están haciendo en comunidades autónomas como la nuestra, donde tenemos ya una estrategia, una directriz y ahora una ley.

- Fondos hay en estos momentos para desarrollar proyectos. Solo con el Fite en esta legislatura van a ser 300 millones, ¿van a tomar alguna medida extraordinaria para gestionar mejor semejante volumen?

- La medida extraordinaria ha sido recuperar la plurianualidad. Estamos hablando de que el Fite de 2012 tenía una vigencia de 30 días desde que se firmaba hasta que había que justificarlo, y ahora estamos hablando de más de mil cien días desde que hemos recuperado la plurianualidad. Rondábamos una ejecución del 78% en los Fites en los que no teníamos plurianualidad, mientras que en el de 2018 hemos ejecutado un 93%. Además, se han incorporado cuestiones cualitativas como la posibilidad de justificar el talento como una inversión.

Todo eso hace posible que vayamos a ir a un cien por cien de ejecución, que lo critica mucho precisamente el partido que quiso cargarse el Fondo de Inversiones de Teruel y que más daño ha producido en esta provincia cuando ha gobernado. Por eso hay que decir que el Fite de 2019, a año y medio de finalizar todavía su periodo vivo, está ya en marcha al cien por cien, tanto los proyectos estratégicos como las convocatorias. Y del Fite de 2020, quedando todavía dos años y medio operativo, estamos hablando de que tenemos ya más del 60% en ejecución. Nos encontramos un Fondo de Inversiones moribundo cuando llegamos en 2015, creo que conscientemente, y lo hemos revitalizado porque entendemos que es una política pública de primer nivel y que Teruel no se entendería igual de no haber existido el Fite.

- Han incorporado a los agentes económicos y sociales, ¿la mantendrán?

- Esto ha sido una decisión política. Contar con la sociedad civil es algo que está caracterizando a la forma de gobierno de Javier Lambán, e incorporar a los  agentes sociales en el Fite ha sido una excelente experiencia que vamos a continuar. A finales de agosto o principios de septiembre tendremos una reunión con ellos para rubricar ese compromiso formal, que vamos a trasladar a través de una orden en la que regulemos el funcionamiento de manera más oficial. Es fundamental hacerlo porque ellos son también los que tienen la información de cuáles son las necesidades que hay y por dónde tenemos que ir. Espero que contar con ellos sea absolutamente imprescindible para el diseño de los Fites posteriores.

- Además del Fite se va a disponer de numerosos remanentes de las administraciones locales y los Fondos Europeos para la Recuperación Económica. Es mucho dinero de golpe, ¿cómo piensan sacarle el máximo provecho y evitar que se pierdan oportunidades?

- Ese es el gran reto que tenemos como administración. La reflexión ya la tenemos y hay que pasar a la acción. Hemos aprobado una ley de agilización administrativa en Aragón que es pionera, que realmente simplifica mucho la tramitación. No se puede entender que la administración ponga problemas a los empresarios. Esa ley va a servir como paraguas para poder agilizar todas estas oportunidades inversoras que tenemos. Hablamos del Fite, de 150 millones de euros que tiene la provincia de Teruel en remanentes de todas las entidades locales, y a eso hay que añadir la oportunidad que suponen los fondos europeos.

Tenemos que intentar que esta inyección de dinero y de oxígeno sirva para vertebrar el territorio, es decir, que no se concentre ni en los grandes polos ni en las grandes empresas. La estrategia que hemos puesto en marcha incorporando a la Universidad y la Mesa del Diálogo Social junto a los sindicatos y los agentes sociales, además de la Federación Aragonesa de Municipios y Provincias, creo que es una garantía. Y hay que convencer al Gobierno central para que estos fondos sirvan para vertebrar el territorio y no para desequilibrar más todavía la España que siempre ha salido beneficiada de la menos beneficiada.

- A la vista de los compromisos adquiridos por el Gobierno central con Cataluña, parece que no va a ser así. ¿Le preocupa que al final no se trabaje en un reequilibrio y se siga beneficiando a unos territorios en detrimento de otros?

- No podemos hacer una lucha y una confrontación entre la España más próspera y la España de las oportunidades o la España desaprovechada, que es como me gusta llamarla, en donde hay recursos endógenos, talento e iniciativas absolutamente impresionantes e innovadoras. Se trata de poner en valor aquello que nos diferencia. Me preocupa poco lo que se dé al gobierno catalán, a mí me preocupa que en la Comunidad Autónoma de Aragón y en la provincia se sepa identificar cuáles son las potencialidades y oportunidades que tiene y se aprovechen. Realmente en este momento tenemos una oportunidad de oro histórica para esta provincia, porque tenemos recursos naturales que son vitales para encarar un nuevo modelo de desarrollo económico y vital, y tenemos instituciones y dirigentes políticos que han sabido identificarlas.

- ¿Cree que se están cumpliendo los compromisos del Gobierno central con Teruel?

- Nos gustaría que todo fuera más rápido, pero tengo que decir que desde que Pedro Sánchez llegó al Gobierno, los proyectos vinculados con las inversiones en infraestructuras han salido del cajón y del olvido. Estamos viendo que todas esas inversiones y reivindicaciones históricas de Teruel se están convirtiendo en realidad, y con fechas de publicación en boletines. Claro, si nos hubiésemos encontrado expedientes mucho más adelantados y estudios informativos aprobados en lugar de caducados, estaríamos hablando de otro espacio temporal, pero hemos tenido que empezar donde lo dejó el Partido Popular, que había abandonado estos proyectos. Con Pedro Sánchez ha habido un avance cualitativo y cuantitativo en las infraestructuras de la provincia.

- ¿Le preocupa que los cambios de ministros pueda afectar?

- Entiendo que los compromisos del Gobierno de España son de un proyecto político de invertir por justicia lo que necesita esta provincia para competir en igualdad de oportunidades. Los compromisos que tiene Pedro Sánchez con Teruel son inalterables independientemente de quien sea el responsable de cada competencia en cada momento.

- Lo que no termina de arrancar, y urge, es la Transición Justa de Andorra.

- Yo creo de manera firme en la potencialidad y en las oportunidades de la comarca de Andorra y Sierra de Arcos, donde podemos pasar de una cuenca minera a una cuenca tecnológica. Creo que este es el año también de esta comarca. Me consta que su alcalde está trabajando denodadamente, de manera discreta y prudente, hablando con iniciativas empresariales, con lo que tiene que ver con el sector primario pero del siglo XXI, vinculado a la tecnología y a la innovación, a la biotecnología de los alimentos, y la generación de energías limpias, que es una oportunidad para tener mucho más desarrollo del que ha tenido. Andorra puede ser claramente esa comarca ejemplarizante de transición justa, aunque es verdad que todos queremos que sea más rápido.

- Las renovables están provocando conflictos. Lambán ha planteado cambiar la política que se ha seguido hasta ahora vinculándolas con la atracción de inversiones. ¿Cómo va a actuar el Ejecutivo a partir de ahora?

- Bueno, no a partir de ahora, estamos trabajando desde el momento cero. Que el cambio climático es una realidad creo que nadie lo puede negar, y la provincia de Teruel tiene una magnífica oportunidad de liderar ese cambio. Estamos trabajando en construir un modelo propio, en ser no solo autosuficientes sino en aprovecharnos de ese consumo de energía y evitar los errores del siglo XX que generábamos los recursos para los de siempre, los que estaban ya desarrollados.

Estamos intentando desarrollar comunidades energéticas que generen la energía y se aprovechen de manera industrial y social, que donde se produzca el recurso se genere el valor añadido; y en donde las empresas puedan encontrar una ventaja competitiva porque la energía sea más barata y que sus habitantes también tengan una ventaja en la factura de la luz. Tenemos un equipo transversal e interdisciplinar trabajando en este modelo que vamos a trasladar al Gobierno de España en los próximos días cuando lo tengamos concluido, y desde luego si es necesario instaremos también si hay que hacer alguna modificación a nivel estatal.

Insisto en que es una oportunidad. Tenemos el recurso, tenemos sol, tenemos luz, y tenemos espacio. Hablamos de que hay que cambiar el modelo energético y también el modelo más automático por la digitalización, y eso va a exigir una generación de energía, y eso va a poder realizarse donde hay espacio. No seamos hipócritas, donde hay espacio es la España del interior, esa España desaprovechada que yo llamo, y por tanto hagámoslo de acuerdo a la ley. Las empresas tienen que hablar con los territorios y debemos hacer un modelo que realmente a quien primero beneficie es a aquel que genera el recurso. Creo claramente que cumpliendo esos objetivos estamos ante un reto y una oportunidad para esta provincia histórico.

- La primera mitad de la legislatura estuvo marcada por la covid, ¿cómo va a ser la recuperación a partir de ahora?

- No hemos dejado de trabajar  en estos dos años todos los departamentos, y los indicadores en estos momentos sitúan a Aragón entre las comunidades mejor posicionadas, siendo la segunda donde más había subido la calidad de vida. Hemos captado proyectos empresariales e hicimos una Estrategia de Recuperación que nos interpela a todos con un proyecto que identifica todas las potencialidades para abrazar ese Aragón de progreso después de la pandemia. El presidente plantea ahora renovar y actualizar esa estrategia incorporando los recursos y oportunidades que han ido surgiendo, de manera que esa unidad, que es una garantía de estabilidad en Aragón, siga hasta el final de legislatura y continúe situándonos en indicadores de primera línea.

- Como secretaria general del PSOE en la provincia, ¿cómo ve el anuncio de Teruel Existe de concurrir también a las elecciones autonómicas y locales?

- Creo que ahora se han despejado todas las dudas. Pienso que es un tránsito lógico que tiene cualquier formación política y ahora mismo creo que deberíamos partir todos en igualdad de condiciones para competir electoralmente y legítimamente ante la ciudadanía, cada uno con su aval.

- ¿Qué le parece que se presenten a los comicios con el mismo nombre de esa plataforma de la que usted formó parte de manera muy activa en sus inicios?

- Yo en el año 1999 cuando se creó participé porque había reivindicaciones vitales que me parecían justas. Gobernaba mi partido en Aragón y muchas de las reivindicaciones eran competencia autonómica, excepto el tren que era estatal. Todas esas reivindicaciones están resueltas. Se nos olvidan las cosas de manera muy rápida y cuál fue el origen de Teruel Existe. Pasamos cuatro años durísimos en esta provincia de 2011 a 2015 con el cierre de escuelas, la eliminación de dos inversiones sanitarias, una merma de servicios públicos y la eliminación de los incentivos a la inversión, que denunciamos y nos encontramos con que entonces no hubo nadie más que reivindicara esas carencias. Llevamos el Partido Socialista hablando de la lucha contra la despoblación desde la legislatura de 2004. En la plataforma yo participé activamente y cuando se resolvieron esas reivindicaciones entendimos que no estaba mal que existiese una plataforma que siguiese recordando a sus representantes políticos cuáles son las necesidades de la provincia, pero yo no he votado a Teruel Existe y estoy convencida de que a muchos turolenses les pasa lo mismo. Por lo tanto creo que sería deseable no intentar confundir ni jugar con un sentimiento identitario que podemos tener todos en Teruel, y sería deseable deslindarlo. Ahora mismo es una formación política más que va a jugar en el terreno de juego, y para hacerlo en igualdad de condiciones creo que no deberían apropiarse de algo que todos hemos sentido como propio y que todos sentimos, porque yo soy también Teruel Existe desde el PSOE.

- ¿Cómo piensa preparar el Partido Socialista la cita electoral de 2023?

- En primer lugar, desde las instituciones en las que gobernamos, intentar cumplir con los compromisos que adquirimos. Esa es la mejor tarjeta de presentación y lo que no se haya podido hacer, tener claro por qué y explicarlo a la gente. Y en segundo lugar presentar un proyecto a la ciudadanía que sea creíble, realista y ambicioso, porque creemos en las potencialidades y oportunidades que tiene la provincia. Creo firmemente en Teruel y vamos a darle forma con un plan estratégico incorporando a agentes externos también y contando con la sociedad civil con todas las aportaciones que nos están haciendo desde todos los ámbitos.

El redactor recomienda