Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

179_2030-1200-x-150-px.png banner click 179 banner 179

Mucha gente en las calles en la Noche en Blanco de Teruel, que no  se tradujo en gran volumen de ventas Mucha gente en las calles en la Noche en Blanco de Teruel, que no  se tradujo en gran volumen de ventas
La ruleta de premios se fue ubicando en distintos establecimientos asociados a lo largo de la noche

Mucha gente en las calles en la Noche en Blanco de Teruel, que no se tradujo en gran volumen de ventas

La velada se completó con actuaciones, feria de artesanía y ruleta de regalos
La Noche en Blanco sacó el viernes a los turolenses a la calle, sobre todo tras la finalización del partido de fútbol de España. La actividad, organizada por el Centro Comercial Abierto, y que ha llegado ya a su décima edición, se trasladó a este primer viernes de julio en un año excepcional debido a las circunstancias derivadas de la covid. La apertura de los comercios se completó con actividades culturales y de ocio y el éxito se notó, sobre todo, en las terrazas de la hostelería que en muchos casos doblaron turno para atender a sus clientes.

El gerente del Centro Comercial Abierto, Rodolfo Pangua, señaló que en líneas generales no fue una jornada de mucha venta en comparación con otras ediciones de la Noche en Blanco. “Ha sido  más de fútbol y celebración que de tiendas”, reconoció aunque agregó que había comercios que estaban contentos con cómo había ido la noche.

“Las ventas han sido muchos menos de lo esperado” dijo aunque los hosteleros no daban abasto para atender las mesas, que se ocupaban unas detrás de otras con gran afluencia en el Óvalo, en la plaza del Torico o en la plaza de la Judería.

Los establecimientos estuvieron abiertos hasta medianoche y para los comerciantes supuso un esfuerzo extra en esta edición porque la mayoría volvió a abrir sus puertas al público ayer por la mañana.

“Siempre se ha hecho en sábado o la noche antes a un día festivo pero esta vez valoramos desde la asociación que esta era la noche adecuada, porque en esta ocasión, debido a las circunstancias, estaba en juego hacer o no la Noche en Blanco y este era el momento”, comentó Pangua.

El gerente del CCA destacó que esta actividad es “una acción pensada para los turolenses”, aunque los turistas se sorprendieron gratamente al encontrarse los comercios abiertos con precios tan bajos con la oportunidad de emplear su tiempo de ocio para hacer compras.

El momento de más confluencia de la noche fue justo cuando finalizó el partido de fútbol. Esto se pudo ver en la plaza San Juan donde se concentró las actividades de ocio y culturales: un Game Truck, donde se podía jugar gratuitamente a cambio de un tique de compra en un establecimiento asociado y las actuaciones de diferentes grupos de la ciudad.

Pangua destacó el buen comportamiento del público porque no hubo que llamar la atención a nadie y se cumplieron las medidas establecidas de acceso al espacio destinado a los espectadores. “No ha habido ninguna incidencia destacable”, comentó.

El CCA también instaló una ruleta de premios, ante los establecimientos de la ronda Ambeles, con buena acogida por parte del público que se acercó hasta allí.   

Paralelamente, también abrió sus puertas una feria artesana en la sede del banco de España, organizada por la Asociación de Artesanos de Aragón, con el apoyo de la Dirección General de Comercio, Ferias y Artesanía del departamento de Industria,

Competitividad y Desarrollo Empresarial del Gobierno de Aragón y que continúa abierta hasta la jornada de hoy.  “Esta es una noche para sumar con quien quiera participar”, apuntó Pangua que consideró que es bueno que se agreguen otras actividades a este evento.

“Desde el Centro Comercial Abierto hacemos de catalizador para esta noche pero sería bueno que el Ayuntamiento diera un paso adelante y lo liderara junto a otras administraciones como se hace en otras ciudades donde se organizan noches en blanco”, agregó.

El gerente del CCA incidió en que este año había sido “excepcional, especial y complejo” y de lo que se trataba es de no perder la Noche en Blanco tratando además de que no se produjeran  aglomeraciones de gente, “lo que ha supuesto descartar cosas”.

El redactor recomienda