Síguenos

432_1200x150-bueno.gif banner click 432 banner 432

416_diariodeteruel-web-banner1200x120-vacunacion2022.png banner click 416 banner 416

435_diario-de-teruel-1200x150.gif banner click 435 banner 435

431_1200x150.gif banner click 431 banner 431

Ocho de cada diez municipios turolenses han perdido población en los últimos 20 años Ocho de cada diez municipios turolenses han perdido población en los últimos 20 años
La ciudad de Teruel, que ha ganado 5.205 habitantes desde 2001. Javier Escriche

Ocho de cada diez municipios turolenses han perdido población en los últimos 20 años

Las 185 localidades que han visto reducido su padrón contabilizan 12.229 habitantes menos que en 2001
banner click 244 banner 244
Un total de 185 municipios de los 236 con que cuenta la provincia de Teruel, el 78,4% del total, han perdido habitantes desde que comenzó el siglo. Tres localidades se han dejado en estos años más de la mitad de su población, en concreto Obón, Almohaja y San Martín del Río. Entre tanto, Andorra, Montalbán y Escucha son las que han sufrido las mayores reducciones de su padrón municipal en términos absolutos desde 2001, con 560, 330 y 320 personas menos, respectivamente.

Las últimas cifras definitivas de población, las resultantes de la revisión del Padrón Municipal a 1 de enero de 2021 que hace el Instituto Nacional de Estadística (INE) -las más recientes a 1 de julio son todavía provisionales- revelan que casi ocho de diez localidades turolenses han visto reducido su número de habitantes en los últimos 20 años. En conjunto, en esos 181 municipios viven ahora 12.229 personas menos que hace dos décadas, a pesar de que la provincia ha perdido en ese periodo tan solo 1.688 habitantes.

La provincia de Teruel contaba a 1 de enero de 2021 con 134.545 habitantes frente a los 136.233 con que comenzó 2001, un 1,24% menos.

Desde 2001 y hasta 2009, registró incrementos poblacionales gracias sobre todo a la llegada al territorio de personas procedentes del extranjero, hasta alcanzar un máximo de 145.277 habitantes a 1 de enero de 2010. Pero desde ese año y hasta 2018 se produjeron continúas pérdidas a raiz de la crisis financiera, que la llevaron a comenzar 2019 con tan solo 134.137. En los dos últimos años, sin embargo, la provincia ha vuelto a ganar población: 39 personas en 2019 y 369 en 2020 a pesar del impacto de la pandemia de coronavirus.

De las 13 provincias que han visto reducida su población desde que arrancó el siglo, Teruel es la que menos ha perdido en términos relativos. Por delante se sitúan Zamora (un 16,62% menos), Orense (11,43%), Lugo (10,47%), Palencia (10,27%), León (9,57%), Salamanca (6,53%), Asturias (5,91%), Cáceres (4,78%), Ávila (3,33%), Cuenca (2,98%), Jaén (2,88%) y Soria (2,81%).

En términos absolutos, las tres localidades turolenses que más habitantes han perdido son Andorra, con 560 menos hasta los 7.327; Montalbán, con 330 menos hasta los 1.237; y Escucha, con 320 menos hasta los 782. Todas ellas han sufrido en su padrón las consecuencias del cierre del sector minero-eléctrico en la provincia.

A continuación se sitúa Cella, con 312 menos hasta los 2.578; Albalate del Arzobispo, con 275 menos hasta los 1.977; y Utrillas, con 272 menos hasta los 3.003. Estas dos últimas localidades, al igual que las anteriores, han visto mermada su población por los mismos motivos, dado que las nuevas empresas no han logrado compensar el empleo destruido por el fin de la actividad relacionada con la minería del carbón.

En términos porcentuales, tres localidades se han dejado en estos últimos 20 años la mitad de su población: Obón, que ha pasado de 71 a 32 habitantes, un 54,93% menos; Almohaja, de 29 a 14, un 51,72%; y San Martín del Río, de 283 a 137, un 51,59%.

Crecimientos


Por el contrario, 49 municipios turolenses comenzaron 2021 con más población que en 2001. Y tan solo dos localidades no han sufrido ninguna variación en ese periodo: se trata de Moscardón y La Zoma, que cuentan ahora como entonces con 53 y 31 habitantes, respectivamente, según sus padrones municipales.

Estos 49 municipios han sumado un total de 10.541 vecinos. En términos absolutos, el mayor crecimiento lo ha registrado la capital, con 5.205 empadronados más a 1 de enero de 2021, hasta los 35.994, lo que representa un aumento del 16,91%. Sin embargo, la ciudad de Teruel perdió 246 habitantes en 2020, cuando todas las capitales de provincia a excepción de Murcia vieron mermado su padrón municipal.

A continuación se sitúa Alcañiz, que ha ganado 2.643 hasta los 16.029; Valderrobres, 568 hasta los 2.457; Calamocha, 399 hasta los 4.473; y Calanda, 286 hasta los 3.753.

En términos porcentuales, cuatro localidades turolenses han visto como su población se incrementaba más de un 50% en los últimos 20 años. Se trata de Anadón, que ha pasado de 19 a 32 habitantes, lo que supone un 68,42% más; Salcedillo, de 7 a 11 (un 57,14%), a pesar de los cuál continúa como el pueblo más pequeño de la provincia de Teruel; Nogueras, de 18 a 28 (un 55,56%) y Fuentes de Rubielos, de 100 a 154 (un 54%).

Por lo que respecta a las capitales comarcales, cuatro de las diez con que cuenta la provincia han visto reducida su población en las dos últimas décadas. Además de Andorra y Utrillas, han perdido habitantes Albarracín (47 hasta los 990) e Híjar (116 hasta los 1.771).

Entre tanto, aparte de Alcañiz, Calamocha, Teruel y Valderrobres, han ganado empadronados Cantavieja (47 hasta los 734) y Mora de Rubielos (176 hasta los 1.539).

El redactor recomienda