Síguenos

338_1200x150incendios.gif banner click 338 banner 338

347_1200x150-festivales-verano.gif banner click 347 banner 347

349_1200x150-mas-de-cebrian.gif banner click 349 banner 349

Un aplauso emocionado responde al alzamiento del paso del Nazareno frente a su madre en la procesión del Martes Santo en Teruel Un aplauso emocionado responde al alzamiento del paso del Nazareno frente a su madre en la procesión del Martes Santo en Teruel
Jesús Nazareno es levantado por los hermanos ante el paso del Rosario

Un aplauso emocionado responde al alzamiento del paso del Nazareno frente a su madre en la procesión del Martes Santo en Teruel

El esfuerzo de los hermanos y hermanas es agradecido por el público en la Plaza del Torico
banner click 244 banner 244

Un aplauso emocionado sonó  en la noche del Martes Santo en la plaza del Torico en el momento en el que los peaneros de Jesús Nazareno levantaban sus brazos todos a una y con ese gesto aupaban al Cristo frente a su madre, la virgen del Rosario hacia entonces una reverencia con el esfuerzo de las 50 mujeres que la portaban a hombros. Después de dos años en los que no se ha podido celebrar la Semana Santa, las hermandades de la capital turolense vuelven con fuerza a retomar sus procesiones y sus tradiciones, algunas muy antiguas y otras que se fueron incorporando a principios de este milenio y que se mantienen en esta vuelta a la normalidad. Una de las más recientes es este encuentro entre los dos pasos de la Hermandad de Nuestro Padre Jesús Nazareno y María Santísima del Rosario, que ayer por la tarde celebró su procesión del Santo Paso y hoy hará las tres peticiones y la Procesión del Silencio.

Aunque no hay ninguna novedad en estas procesiones, sí que se han recuperado todo lo que se hacía con anterioridad a la pandemia con el esfuerzo que para esta y para todas las hermandades ha supuesto.

Así, la procesión partió puntual a las 20,30 horas de la iglesia de San Martín, donde previamente se había realizado la tradicional presentación a Jesús Nazareno de los niños de los cofrades y otros turolenses incluso visitantes que quieren tener este gesto. Hubo una veintena, un número superior al de otros años ya que en 2020 y 2021 no se pudo hacer de manera presencial. Les recibió la mayordoma y se pudieron fotografiar con la imagen. Entre ellos, había incluso un recién nacido.

Últimos detalles

Por la mañana se estuvieron dando los últimos detalles a la preparación de los pasos. La hermandad  ha querido tener un gesto muy bonito con la población ucraniana y colocó flores en colores amarillo y azul, como la bandera del país, en las dos peanas.

Los dos pasos salieron a la vez del templo por la plaza del Seminario. Delante, la Virgen del Rosario y detrás Jesús Nazareno. Continuaron hasta la plaza de la Catedral, donde se pudo escuchar una saeta interpretada por Esther Moreno. Allí, el paso del a virgen, llevado por 48 mujeres, continuó por la calle Yagüe de Salas y el de Jesús Nazareno por la plaza de la Catedral para propiciar el posterior encuentro en la plaza del Torico.

Hasta 2018 este encuentro se hacía en la plaza de la Marquesa, pero en 2019 se trasladó a la plaza del Torico por las obras del hotel y este años se sigue en este emplazamiento, según explicó el presidente de la Hermandad, Ángel Sánchez.

A los pies del Torico se hizo una retreta por parte de la banda de cornetas, tambores y bombos de la Hermandad y los peaneros mecieron los pasos para simbolizar la emoción por el encuentro. La pieza elegida se pudo escuchar en la exaltación de instrumentos del pasado sábado y es una composición de la propia hermandad a partir de otras marchas.
 

El paso de Jesús Nazareno entra en la plaza de la Catedral mientras Esther Moreno cantaba una saeta


El paso de la Virgen hizo tres reverencias al de su hijo Jesús y la peana del Nazareno fue levantada en alto, por los 54 hermanos que la portaban. Un momento que se recuperó después del éxito que tuvo en los últimos años anteriores a la pandemia por la espectacularidad que tiene a pesar del gran esfuerzo que conlleva y que fue recompensando por el aplauso de los asistentes. “Se me pone la piel de gallina”, señalaba una mujer desde el público.

Procesión del Silencio

De nuevo juntos, toda la hermandad volvió en procesión hasta San Martín, desde donde volverá a salir esta noche en la Procesión del Silencio.

Su presidente Ángel Sánchez destacó que con las incorporaciones de última hora se había conseguido alcanzar unas cifras similares a las de los años anteriores a la pandemia en cuanto a los hermanos y hermanas turolenses que había querido llevar los pasos. La banda cuenta con unos 70 instrumentistas con niños desde los 3 años que tocan ya el bombo y finalmente salieron nueve cornetas.

Esta tarde se realizará la recogida de peticiones al Nazareno en la iglesia del Seminario. Si el tiempo lo permite se hará junto a la reja del templo y si no es así se hará dentro. A medianoche arrancará la procesión del Silencio que esta cofradía hace por las calles más estrechas y antiguas de la ciudad, acompañada solo de timbales y bombos, con una peana pequeña para que pueda pasar por estos espacios angostos portando la figura de Jesús Nazareno.

También procesiona una cruz penitencial llevada por personas que así lo han solicitado, tan pesada que no se puede levantar del suelo y el arrastre sobre el pavimento adoquinado se suma a los toques de la percusión.

Esta procesión tiene su origen en el huracán Mitch, ocurrido en 1998. Entonces, el hermano mayor de la Hermandad, Ángel Espílez, se desplazó hasta Guatemala para localizar a una niña, María Silveria, que la cofradía tenía apadrinada. Consiguieron dar con ella y ya de vuelta en Ciudad de Guatemala vio cómo se recogían peticiones en una iglesia de esta capital junto a la figura de Jesús Nazareno. Cuando llegó a Teruel propuso a la junta directiva hacer algo similar y desde hace dos décadas se procesiona en la medianoche del Miércoles al Jueves Santo.

Procesión de la Esperanza

A la procesión del Santo Paso celebrada en la tarde noche de este Martes Santo le siguió ayer la procesión de la Buena Esperanza. Los nazarenos dieron así el relevo a la Hermandad de Jesús Atado a la Columna y Nuestra Señora de la Esperanza, que dirigieron sus pasos desde San Martín hasta el atrio de la Catedral, donde celebraron un tradicional acto aunque sin el besamanos que se hacía antes de la pandemia.

El presidente de esta cofradía, Julio Esteban, dirigió unas palabras en un acto en el que también se procedió a la bendición del nuevo manto de la Virgen, confeccionado por Maribel García, con el que la hermandad tuvo un detalle de agradecimiento.

Como en los años anteriores de la pandemia, de nuevo los turolenses contaron con la presencia de hermanos de Sarrión y de Calatayud. A los primeros les devolverán la visita este sábado y a los segundos la hicieron antes, coincidiendo con la procesión de Lunes Santo en la ciudad bilbilitana.

Esteban se mostró satisfecho por la vuelta de estos actos a pesar de las dificultades que ha supuesto regresar a las calles en Semana Santa después de dos años de parón. Se entregaron además unas nuevas medallas con las dos imágenes de la Hermandad, una en cada lado. Detalles como este y la vistosidad y el trabajo que hay detrás del nuevo manto, hacen que la Semana Santa siga teniendo alicientes para los hermanos integrantes de la cofradía y confían que sirva para que haya nuevas incorporaciones, tras el frenazo que ha supuesto dos años sin poder salir a la calle.

 

El redactor recomienda