Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

Un tornado en la A-23 da un gran susto y provoca daños leves en los vehículos

El fenómeno se formó pasadas las siete de la tarde a la altura de Caudé y dificultó el tránsito por la autovía

Un tornado en la A-23 a la altura de Caudé dio el viernes por la tarde un gran susto a los conductores que circulaban por ella pasadas las siete de la tarde, y llegó a provocar daños leves en los vehículos por las piedras pequeñas que levantó del suelo y lanzó contra quienes discurrían en ese momento por la autovía. El fenómeno se centró básicamente a la altura de esta vía de alta capacidad y no llegó a provocar daños en los alrededores, al menos que se tuviese constancia anoche.
 

Fuentes de la Guardia Civil informaron de que solo se produjeron pequeños daños materiales en los vehículos que se vieron sorprendidos por el torbellino debido a las chinas que levantaba el viento y que arrojaba contra los coches con fuerza. Los usuarios de la autovía se llevaron un buen susto porque la fuerza del aire causada por el tornado les zarandeó, aunque no se produjeron accidentes ni hubo que lamentar daños de gravedad, según las mismas fuentes.
El fenómeno fue perfectamente visible desde Teruel en zonas como El Pinar, donde se grabaron varios vídeos y se tomaron fotografías que circularon rápidamente por las redes sociales. También se tomaron imágenes desde la propia autovía en las que se veía cómo la columna de aire oscurecida por la tierra y las piedras pequeñas arrancadas del suelo invadían la vía de comunicación.

 

Imagen capturada de uno de los múltiples vídeos que se grabaron del tornado

El fenómeno atmosférico se formó a la altura de Caudé, aunque no llegó a entrar en la localidad, según indicó el alcalde pedáneo, Santiago Gonzalvo, que lo vio desde la huerta y tuvo la sensación que venía de Concud.

En esta otra pedanía su alcalde, Carlos Valero, indicó que el pueblo no se había visto afectado y que algunos vecinos lo habían podido ver de lejos o por las imágenes que circularon por las redes sociales.

Testigos presenciales dijeron que vieron cómo se formaba la columna de aire y que debido a su gran velocidad arrastraba del suelo partículas de polvo y se metía en la autovía Mudéjar. Indicaron que dio la sensación por un momento de que se iba a dirigir hacia El Pinar, pero que después giró y luego ya se extinguió.

Sin constancia de daños graves por el tornado

El viernes por la noche no había constancia de daños materiales por la zona donde se había formado, ya que en otras ocasiones en la pedanía de Caudé fenómenos de este tipo han llegado a causar desperfectos en instalaciones ganaderas. Así sucedió en el verano de 2013 cuando un pequeño tornado lanzó por los aires un corral y el ganadero presenció cómo la fuerza del viento hacía volar las vallas del recinto. En aquella ocasión el fenómeno se produjo entre la carretera que va a Albarracín y el aeropuerto.

Estos fuertes torbellinos no son extraños en la provincia de Teruel y a veces han causado daños de consideración. De hecho, los meteorólogos consideran que el “callejón de los tornados” de España está en Teruel debido a que tiene unas condiciones climáticas y orográficas que favorecen que en la provincia puedan formarse este tipo de fenómenos atmosféricos que se producen a causa del choque de masas de aire frías y calientes.

Uno de los tornados más demoledores que han afectado a la provincia se formó el 28 de agosto de 1999 en Mosqueruela y llegó a arrasar 365 hectáreas de pinar.