Síguenos

338_1200x150incendios.gif banner click 338 banner 338

347_1200x150-festivales-verano.gif banner click 347 banner 347

349_1200x150-mas-de-cebrian.gif banner click 349 banner 349

Una Bolsa de Vivienda Rural facilitará el acceso a este recurso donde se requiera Una Bolsa de Vivienda Rural facilitará el acceso a este recurso donde se requiera
Contribuir a resolver el problema de la falta de vivienda para nuevos pobladores, así como la mejora de sus actuales moradores, son cuestiones recogidas en la ley

Una Bolsa de Vivienda Rural facilitará el acceso a este recurso donde se requiera

El Ejecutivo aragonés impulsará medidas de discriminación positiva en la Ley de Dinamización del Medio Rural
banner click 244 banner 244

El Ejecutivo aragonés impulsará medidas para facilitar el acceso a la vivienda de los nuevos pobladores en las zonas rurales, ya que la ausencia de la misma es uno de los mayores problemas a los que se enfrenta la lucha contra la despoblación. El proyecto de Ley de Dinamización del Medio Rural prevé la adopción de medidas de discriminación positiva para que afloren sitios donde vivir en estos territorios, y entre las actuaciones que contempla está la creación de una Oficina de Fomento de la Vivienda Rural que gestionará una bolsa para facilitar alojamientos a quienes quieran emprender un proyecto de vida en estos entornos.

La falta de vivienda es uno de los principales problemas que hay que solventar en la lucha contra la despoblación, debido a la ausencia de la misma en las zonas rurales. Es uno de los diagnósticos en los que coincide casi todo el mundo, desde quienes viven en los pueblos hasta los investigadores que estudian este fenómeno y están planteando soluciones desde el mundo académico al margen del político.

El problema se debe a que muchas casas en los pueblos despoblados son segundas residencias o no se encuentran en condiciones dignas para ser habitadas. El interés por la rehabilitación de inmuebles municipales para acoger a nuevos pobladores se está viendo con la gran cantidad de solicitudes de ayudas que se presentan a los Fondos de Cohesión del Gobierno de Aragón.

Nuevo proyecto

El nuevo proyecto de Ley de Dinamización del Medio Rural, pendiente de debate y aprobación en las Cortes de Aragón, plantea por ello políticas públicas centradas en solucionar este problema, porque de ello depende la llegada de nuevos pobladores junto a la generación de empleo.

El texto legislativo plantea para ello medidas de discriminación positiva en materia de vivienda y la creación de una entidad que facilite encontrar alojamiento a los nuevos pobladores, además de herramientas para evitar la degradación de los cascos urbanos de los pueblos y favorecer su recuperación.

Al alojamiento, la vivienda y los nuevos pobladores dedica el proyecto de ley el capítulo III, en el que se indica que la Comunidad Autónoma impulsará, siempre en colaboración con las entidades locales, agentes dinamizadores y otras entidades sin ánimo de lucro, “programas comarcales de gestión que incorporen políticas de difusión de los recursos existentes o nuevas figuras habitacionales para facilitar la llegada de nuevos pobladores en el medio rural”.

Oficina de Fomento de la Vivienda

En este sentido, plantea la creación de una Oficina de Fomento de la Vivienda Rural que se encargará de “gestionar la Bolsa de Vivienda Rural, que quedará integrada en la Red Pública de Vivienda Aragonesa”. Añade el documento que “se gestionará de acuerdo con las disposiciones que regulen la citada red pública de vivienda, de tal manera que permita conectar a las personas demandantes de vivienda con la oferta existente”.

En la misma línea, se articularán políticas dirigidas a incentivar la rehabilitación de viviendas que puedan incorporarse al mercado, además de tener como finalidad la mejora de los alojamientos de quienes viven en el territorio.

En este sentido, el proyecto de ley señala que el Gobierno de Aragón “garantizará la asistencia a municipios aragoneses para la elaboración de instrumentos de planeamiento urbanístico, con el objetivo de apoyarles en el ejercicio de sus competencias urbanísticas, particularmente de aquellos con menor población, que carecen de los medios personales y técnicos adecuados para ello”.

Degradación

Igualmente, para evitar la degradación de los cascos urbanos, el Ejecutivo deberá impulsar, por imperativo de esta ley, convenios de colaboración con las entidades locales “que favorezcan la recuperación y rehabilitación de los inmuebles vacantes” que hay en los pueblos.

De igual manera, señala que deberán integrarse en el Plan aragonés de vivienda, siempre en coordinación con las entidades locales, “medidas específicas de promoción de vivienda de alquiler asequible en los municipios rurales, o de acceso a la vivienda que establezca medidas de discriminación positiva e incentivos a particulares que faciliten su conservación, rehabilitación o restauración con el objetivo de aflorar viviendas vacías y facilitar su acceso al mercado”.

Alquiler

El proyecto de ley indica por otra parte que se establecerán en el Plan aragonés de vivienda “actuaciones específicas para promover y facilitar la adquisición, mejora y rehabilitación de la vivienda habitual familiar de la población efectivamente residente”. Hace hincapié en que las medidas serán para quienes viven en los pueblos de forma habitual, no para las segundas residencias.

Además, la ley obligará al Ejecutivo, una vez aprobada por las Cortes de Aragón, a promover “planes de rehabilitación de viviendas no turísticas destinados al alquiler para favorecer el asentamiento de la población en el medio rural”.

La ley está concebida de forma transversal, de manera que a lo largo de todo su articulado se incide en considerar la vivienda como una de las necesidades básicas para asentar población junto a los servicios públicos o el acceso a la cultura.

El redactor recomienda