Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

179_2030-1200-x-150-px.png banner click 179 banner 179

Xiana Méndez, secretaria de Estado de Comercio: “La pandemia nos ha enseñado que debemos tener cierta autonomía en sectores estratégicos” Xiana Méndez, secretaria de Estado de Comercio: “La pandemia nos ha enseñado que debemos tener cierta autonomía en sectores estratégicos”
Xiana Méndez, el jueves en Cuevas Labradas. Bykofoto /A. García

Xiana Méndez, secretaria de Estado de Comercio: “La pandemia nos ha enseñado que debemos tener cierta autonomía en sectores estratégicos”

“El pequeño comercio tiene que incorporar internet como escaparate y dar un servicio a pie de calle diferenciado”
Cruz Aguilar

Xiana Méndez es la secretaria de Estado de Comercio y cuenta con una importante formación técnica. Licenciada en Económicas, Derecho y ADE, ingresó en 2004, mediante concurso oposición, en el Cuerpo Superior de Técnicos Comerciales y Economistas del Estado e inició su carrera profesional en la Comisión Nacional de la Competencia.

-Ha aprovechado su visita a Teruel para conocer los Multiservicios, ¿son un modelo a seguir por el resto de Comunidades Autónomas de España?

-Sí, son un modelo muy interesante sobre todo la forma en la que se han diseñado, cada agente tiene un papel muy importante e insustituible. Creemos que es un modelo que puede ser implantado en otros lugares porque cumple una función social muy importante en el entorno rural.

-¿Qué deberes se lleva apuntados con respecto a estos establecimientos?

-Me llevo la impresión de que son muy valorados en los pueblos dónde están implantados, me llevo también pendiente lo que se refiere a la competitividad de los precios, que se comentó durante la jornada, hay que trabajar algunas cuestiones burocráticas, desde distintos niveles de la administración que pueden facilitar que esos productos y servicios que se prestan sean más competitivos, de forma que no esté pagando más el ciudadano de un entorno rural que el ciudadano que tiene más opciones y más variedad en entorno rural. Eso no es sencillo, pero hay algunas cuestiones que apuntamos y que pueden ayudar.

-El gran papel de los Multiservicios está fuera de toda duda, pero, ¿no cree que habría que habilitar los mismos apoyos para los comercios de particulares que son únicos en los pueblos y que en muchos casos se ven abocados al cierre por la falta de respaldo?

-Claro, de hecho en la red de multiservicios también hay comercios y servicios adheridos y esos son establecimientos puramente autónomos pero que operan en el entorno rural. Es decir, ambas realidades conviven y solo tiene lugar un Multiservicio como colaboración público privada cuando no hay ningún emprendedor que por sí mismo quisiera prestarlo, por no ser rentable necesita esas ayudas y sobre todo agrupar servicios en uno.

-Los pequeños comercios han tenido que reinventarse con la pandemia, ¿dónde cree que está la clave de la supervivencia en un momento en el que todo el mundo se ha acostumbrado a comprar por internet?

-Creo que no todo el mundo se ha acostumbrado a comprar por internet, determinados sectores poblacionales siguen prefiriendo al 100% el comercio de proximidad, hay también un amplio porcentaje del consumidor que no está digitalizado, es decir, que tenemos que intentar digitalizar la oferta pero la demanda no está digitalizada completamente. Y para seguir conquistando a ese consumidor que sí maneja las tecnologías y accede a las plataformas para comparar precios, por ejemplo, lo que tiene que hacer el pequeño comercio es reinventarse e incorporar esa tecnología a su favor, es decir, incorporar la digitalización o internet como escaparate, utilizar en la medida de lo posible determinadas plataformas y, desde luego, incorporar la tecnología para que el servicio que presta a pie de calle sea también diferenciado y de calidad, que el personal de la tienda esté bien formado, incluso con idiomas, tener un servicio de delivery para algunas personas que lo demandan y dar una atención muy profesional que uno no encuentra en el comercio puramente digital.

-A la vez que crece el comercio global, ¿cree que puede aumentar el gasto en pequeño comercio en busca del trato personalizado y humanizado?

-Sí lo creo y no solo en España, es una tendencia generalizada, dependerá del tipo de producto y de la necesidad de inmediatez. Creo que además del turismo de compras, ir de compras es una actividad de ocio y a los españoles nos gusta estar en la calle, con lo cual esa preferencia se mantiene y hay que cultivarla e invertir para que esa experiencia sea cada vez más completa.

-En Teruel tenemos varios alimentos con distintivos de calidad como el jamón o el aceite de oliva y otros, como la trufa, que han iniciado ahora los trámites, ¿es más fácil vender en el extranjero con un marchamo así?

-Sí, es mucho más fácil, desde luego que las indicaciones geográficas protegidas para nosotros son importantes en España. Estas denominaciones de origen son propiedad intelectual y hay que protegerlas cuando exportamos a mercados exteriores porque, efectivamente, España tiene productos del agro con una calidad, una trazabilidad y una historia detrás, que tiene que ver con nuestra cultura y nuestra dieta mediterránea, que el consumidor fuera valora muchísimo. Donde lo estamos viendo es en China, cada vez más, tenemos un acuerdo firmado entre la Unión Europea y China de protección de la Indicación Geográfica Protegida, son 100 indicaciones geográficas europeas que se protegen en China y 12 de ellas son españolas: vino, queso, y otros alimentos diversos porque el consumidor chino, por muy alejado geográficamente que esté, cada vez conoce más nuestros productos de calidad y los busca y quiere que sean españoles.

-¿Qué cambios ha provocado la pandemia en las líneas de trabajo de su departamento?

-Muchísimas, en el departamento normalmente teníamos destinado un importante número de personas y de unidades a internacionalización, sin embargo la principal emergencia a partir del primer día del estado del alarma fue el comercio interior. La primera tarea era que los comercios abrieran para que no hubiera desabastecimiento y también determinar con las comunidades autónomas cómo había que hacerlo, eso nos llevó muchísimo tiempo, cambió la dinámica de la Secretaría de Estado y la carga de trabajo. Por otra parte, en cuanto a la internacionalización, al principio toda la preocupación se volcó en el funcionamiento del transporte internacional, de la logística y después en intentar recuperar la exportación cuanto antes. Ahora ya encadenamos más de un año de tasas positivas y progresivas y estamos, con los últimos datos, en el récord de toda la serie histórica de exportación y esos  datos también corresponden a la provincia de Teruel.

-La pandemia mostró nuestra debilidad y dependencia hacia los productos importados y su departamento, aunque su labor es la exportación, jugó un papel fundamental a la hora de que llegaran a España productos de primera necesidad. ¿Cree que deberíamos reorientar el modelo productivo español para evitar estas carencias detectadas con la pandemia?

-En parte sí, en realidad yo creo que lo que pasó nadie podía haberlo previsto, nadie podía haber solucionado desde el principio la carestía de equipamientos médicos por ejemplo, no sucedió en España y no sucedió en otros países. Pero claro, de todo hay que extraer lecciones y aprendizajes, a lo que nos lleva es a identificar sectores estratégicos. Eso es lo que se ha hecho por ejemplo en el plan de recuperación con el fin de reducir  la vulnerabilidad. Hablamos mucho el año pasado del acortamiento de las cadenas de valor, de la relocalización, pero hay que planteárselo solo en algunos sectores, donde realmente merezca la pena y aporte algo tener esa seguridad, como por ejemplo en sectores de equipamiento médico, aeroespacial, el de la automoción o el energético. Es decir, hay sectores estratégicos que son tan importantes que ni un país como España ni la Unión Europea puede permitirse depender en mayor o menor medida de otras potencias y, por tanto, tenemos que trabajar entre todos en tener cierta autonomía, que no supone autoabastecimiento porque en el mundo global en el que existimos eso tampoco tiene sentido, pero sí donde al menos las cadenas sean suficientemente seguras como para que en un caso de pandemia no tengamos que correr al auxilio de otros países y tengamos cierta independencia.

“Es momento de invertir en innovación en el sector”

-Han celebrado en Teruel la mesa sectorial de directores generales de Comercio, ¿hacia dónde camina el comercio en España?

-Creo que, atendida la emergencia y teniendo todavía una situación complicada, todavía con la recuperación de la actividad económica, ahora lo que encaramos es una situación donde con las convocatorias que lanzamos estos días se va a poder invertir en innovación en el sector comercial, estamos hablando de ayudas que son anticipos del 100%, para las que las solicitudes llegarán al Ministerio a través de las entidades locales y contarán con la participación de las comunidades autónomas para su valoración. Son importes muy elevados para dinamizar los mercados municipales, las áreas comerciales abiertas, venta no sedentaria, es decir venta ambulante y esto es muy importante porque la venta ambulante tradicionalmente no está dentro de estas convocatorias y ahora lo está, y también canales cortos de distribución, que para Aragón es una propuesta interesante. Después también se contemplan zonas rurales y zonas turísticas, en total, entre todas son 104 millones que se podrán canalizar desde ya y  hasta mediados de noviembre y esperamos que surjan muchos proyectos. Creo que es una oportunidad única con estos fondos comunitarios de modernizar el sector, no se trata solo de digitalizar en el sentido más estricto, sino de innovar tecnológicamente y eso se refiere a muchas cosas, a todas las actividades de respaldo del comercio, desde la incorporación de la tecnología al propio punto de venta para modernizarlo y hacerlo más atractivo para el consumidor a mejorar las condiciones de accesibilidad o todo lo que tiene que ver con el ahorro energético, la modernización de las estructuras de mercados municipales.

-¿Es la primera vez que se articulan estas ayudas?

-Estas convocatorias son  totalmente novedosas, nosotros normalmente canalizamos unas ayudas de dos millones anuales y estamos hablando de 104 y las comunidades autónomas han participado muchísimo con nosotros en que estas convocatorias salgan de forma que todos los municipios puedan acceder. Hemos intentado que el sector del retail tenga un papel importante en el proyecto de recuperación, también en la Unión Europea entienden que el comercio es mucho más que la actividad económica, tiene una función social y no solo por la pandemia sino porque se enfrenta a retos muy grandes y tenemos que acompañarle y dotarle de fondos.

-Estamos hablando de 312 millones en tres años, ¿previsiblemente todos o casi todos los municipios podrán optar a ellos no es así?

-Sí, las órdenes de bases son tales que permite que todos los municipios puedan optar, lo importante es que nos lleguen proyectos más o menos trabajados que busquen la modernización del sector. Son ayudas directas a la inversión, no al gasto corriente, se pagará el 100% de las inversiones que permitan modernizar el sector comercial para que pueda salir de esta situación mejor y competir en el futuro. A estas ayudas tienen que optar las entidades locales pero lo que se valora es que el impacto último sea sobre el comercio y por tanto el beneficiario tiene que ser el comercio, pero es la entidad local la que tiene que promover ese proyecto para que sea valorado en una comisión que es mixta entre la comunidad autónoma y la Federación Española de Municipios y Provincias y el Gobierno de España.

-¿Hay también ayudas para tecnología?

-Sí, a esos 312 millones se suma el Fondo Tecnológico que tiene como beneficiario a las Pymes del sector de comercio y a las asociaciones comerciales y son 50 millones en 2022 y 50 millones en 2023.

-Es la primera vez en doce años que se reúnen fuera de Madrid, ¿va a sentar precedente para que este tipo de encuentros se realicen fuera de la capital?

La gente se ha quedado encantada se suman dos cosas, la primera salir de Madrid está muy bien y la segunda es reunirnos después de tanto tiempo las reuniones virtuales, en estas reuniones de Directores Generales aprendemos muchísimo y poder hacerlo fuera de Madrid es una delicia. Han sido muchas las que se han propuesto como candidatas, el contado al menos ocho o nueve comunidades autónomas y solo hay dos opciones como rizarlo o bien reunirnos con mucha más frecuencia

“El CCA de Teruel es un buen espacio para una APIE”

Las Áreas de Promoción de Iniciativas Económicas (APIE) son  el futuro de las zonas comerciales y España apuesta por ellas. El Centro Comercial Abierto de Teruel ha sido dos veces Premio Nacional de Comercio y ya ofrece servicios de valor añadido como limpieza de las calles o de grafitis, ¿cree que sería el espacio idóneo para poner en marcha un Area de Promoción de Iniciativas Económicas (APIE)?

-Pues parece que lo sería porque ayer en las Jornadas Técnicas realmente lo que se vio es que los servicios que prestan y las campañas promocionales, como la de los besos, tienen mucho que ver con lo que una APIE podría hacer, que son esas campañas de concienciación, las mejoras de ciertas infraestructuras y servicios que se prestan entre ellos, la mejora incluso de la calidad de vida del comerciante. Ahí lo importante será de los comerciantes vean que hay una relación evidente entre la aportación que hacen a la APIE y lo que reciben de ella en términos incluso de aumento de la facturación. Yo creo que una experiencia como la de la Asociación será un punto de partida muy bueno para unos comerciantes que ya están acostumbrados a contribuir y a tomar decisiones en común. Habrá otras localidades en las que sea más difícil porque no tengan esta experiencia previa.

-Siguiendo con las APIE, si finalmente sale adelante la ley, ¿puede ser Aragón, una vez más, el modelo a seguir para el resto en España?

-Sí, Aragón va muy adelantado en este sentido, y hay otras comunidades donde también se ha empezado a hacer una iniciativa similar. Desde el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo nos gustaría trabajar en una regulación también básica para que las condiciones sean equitativas para todo el sector comercial, pero sin duda Aragón, pues una vez más,  efectivamente, va por delante y sobre todo demuestra su preocupación por el sector del comercio.

El redactor recomienda