Síguenos

338_1200x150incendios.gif banner click 338 banner 338

347_1200x150-festivales-verano.gif banner click 347 banner 347

Albalate consolidará el  alero y la cubierta del castillo arzobispal con 135.000 euros Albalate consolidará el  alero y la cubierta del castillo arzobispal con 135.000 euros
Castillo arzobispal, ubicado en el punto más elevado del casco urbano. Ayuntamiento de Albalate del Arzobispo

Albalate consolidará el alero y la cubierta del castillo arzobispal con 135.000 euros

La actuación incluye catas arqueológicas en la medianera con el torreón islámico para continuar con el plan director
El Ayuntamiento de Albalate del Arzobispo ha sacado a licitación la ejecución de las obras de consolidación urgente del alero y la cubierta del castillo arzobispal por 135.000 euros. Se trata de una de las actuaciones contempladas dentro del plan director que en 2018 valoraba en 2,4 millones de euros las intervenciones a realizar para relanzar este Bien de Interés Cultural (BIC) como elemento turístico.

“Vamos siguiendo las distintas fases, intentando priorizar lo más urgente”, explicó la alcaldesa de Albalate, Isabel Arnas, quien subrayó que la cubierta “está bastante deteriorada y, antes de que pueda provocar afecciones graves a la estructura, vamos a consolidarla; y aprovecharemos también para hacer unas catas arqueológicas en una de las paredes del antiguo torreón para obtener mayor información sobre cómo era”.

El pliego, al que se puede licitar hasta el 29 de abril, concreta tres actuaciones con carácter de urgencia. Se trata de la restauración y consolidación de la cornisa de la fachada noreste, de la que se han desprendido elementos de muro bajo el alero presentando riesgo de desprendimiento; la restauración del deteriorado horno y eliminación de su actual cobertura metálica; y el repaso y consolidación de la cubierta, que presenta goteras sobre la sala gótica situada en el nivel superior del castillo.

Cata en el torreón islámico


Por último, y ya sin urgencia, se estima conveniente la realización catas arquitectónicas en la medianera del castillo con el antiguo torreón. Ello servirá para la fase siguiente, consistente en la restauración de esta fortificación islámica del Castillo, la segunda actuación en prioridad de actuaciones por detrás de la ya ejecutada, el muro islámico.

Además de este elemento, ya se ha recuperado también la sala de los depósitos de agua procedente de Valdoria construidos a comienzos del siglo XX, acondicionado las salas superiores para una futura musealización y puesto en valor el aljibe, entre otros.

Arnas mostró especial ilusión en “la recuperación de ese antiguo torreón islámico que se cree que puede ser la parte más antigua del castillo”, aunque también es una de las zonas más deterioradas porque el siglo pasado se construyó allí una vivienda para uso de empleados municipales que estuvo ocupada hasta los años 80.

La torre mudéjar también se restaurará y hará visitable. “La escalera está bastante deteriorada y no se puede subir hasta arriba”, dijo la regidora.

En futuras fases se armonizarán, además, las instalaciones anexas al castillo, como la plaza de toros construida en 1922 sobre lo que fue el patio de armas de la fortificación de origen arzobispal.

Orgullosos y turísticos


El objetivo final de todos estos esfuerzos, concluyó Arnas, es “que la gente de Albalate pueda sentirse orgullosa del patrimonio cultural de que dispone y poderlo hacer atractivo al visitante”.

La hoja de ruta para proyectar el futuro de esta infraestructura, una de las joyas del gótico aragonés, está en marcha. Es propiedad del Ayuntamiento de Albalate y su uso queda reservado a actos civiles y culturales, además de estar abierto a todas las visitas turísticas que en los últimos tiempos están ganando frecuencia gracias al impulso del guía turístico, Alfredo Martínez Tirao.

El plan director ha sido redactado por un equipo multidisciplinar dirigido por los arquitectos Marta Clavería Esponera y Miguel Ángel Laurenzana, que definen la fortaleza como “un BIC incluido en otro BIC: la localidad de Albalate”.

Además de todas las intervenciones, el plan incluye un programa de uso de la infraestructura, otro de conservación y un tercero de difusión.

El castillo está considerado BIC desde 2006. Desde entonces, el Gobierno de Aragón y el Ayuntamiento de la localidad han promovido diferentes fases para su restauración.

El redactor recomienda