Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

Asociaciones vecinales, empresarios y administraciones locales del Matarraña emprenden una carrera contrarreloj para alegar contra los proyectos eólicos Asociaciones vecinales, empresarios y administraciones locales del Matarraña emprenden una carrera contrarreloj para alegar contra los proyectos eólicos
Zona de descanso de la vía verde de Val de Zafán, en Valdeltormo, en la poligonal del parque eólico Céfiro

Asociaciones vecinales, empresarios y administraciones locales del Matarraña emprenden una carrera contrarreloj para alegar contra los proyectos eólicos

Aves, paisaje y daños a la actividad económica son los tres ejes en los que se fundamentan las argumentaciones

Asociaciones vecinales, empresarios y administraciones locales se van a poner “manos a la obra” para estudiar “al detalle” el proyecto definitivo del Clúster eólico del Matarraña que promueve la sociedad Green Capital, con sede en Madrid. Distintas entidades del territorio han acordado reunirse esta semana para la formación de grupos de trabajo reducidos que se distribuirán el estudio y análisis de la documentación de cara a la redacción de las alegaciones al proyecto, que acaba de iniciar el procedimiento de evaluación ambiental, tras la publicación, este lunes, en la página web del Ministerio de Política Territorial, de la documentación completa y definitiva de los cuatro proyectos eólicos del Matarraña (Arlo, Argestes, Céfiro y Paucali).

La publicación del proyecto eólico del Clúster del Matarraña ha cogido por sorpresa a los alcaldes de la zona, a las asociaciones vecinales y hasta a la Plataforma en Defensa de los Paisajes, que ayer confirmó que esta semana habrá una reunión con distintas entidades sociales para conformar equipos de trabajo que se encargarán de estudiar los proyectos por partes y preparar las alegaciones.

En un principio, todo indica que habrá tres grandes bloques temáticos en los que se organizarán los alegatos de las organizaciones sociales de la zona: el paisaje, las afecciones de los parques sobre las actividades económicas tradicionales de la zona, haciendo especial hincapié en el turismo, y las consecuencias sobre algunas aves, en concreto sobre un tipo de águila perdicera que planea en la zona.

Documentación

En cualquier caso, la publicación de la documentación -memorias, separatas, cartografía- cogió desprevenidos, en pleno mes de agosto, a la mayoría de los alcaldes de la zona, tal y como reconoció el presidente de la Comarca del Matarraña, Rafa Martí, quien explicó que se enteró de la publicación de los proyectos a través de la información recogida por este periódico en su edición de ayer.

Martí mostró su estupefacción por el hecho de que la presentación del proyecto del Clúster “haya salido tan rápido, después de la cantidad de cuestiones previas que presentamos al anteproyecto, aunque lo que más sorprende es que lo hagan en pleno mes de agosto, cuando mucha gente está de vacaciones, y que el periodo de presentación de alegaciones para la evaluación ambiental sea de solo 30 días”.

El presidente de la Comarca  del Matarraña y a su vez alcalde de Mazaleón recordó que los ayuntamientos no han preparado ningún tipo de documentación hasta ahora, “porque antes hay que ver el proyecto, aunque esperábamos que concedieran periodos más amplios para alegar, puesto que los nuestros son ayuntamientos muy pequeños, con poca capacidad técnica, que necesitamos de expertos que nos asesoren en la manera de presentar nuestras consideraciones”, añadió.

A su juicio, ayuntamientos como el suyo (Mazaleón suma varias decenas de aerogeneradores eólicos en todo su término municipal si se contabilizan todos los parques eólicos que tienen proyectados ésta y otras empresas) “estamos indefensos ante procedimientos administrativos complicados como éste, porque tenemos que buscar gente que nos ayude a alegar”. Entre otras cosas, dijo, en Mazaleón “no queremos turbinas eólicas a menos de dos kilómetros del casco urbano”, algo que tendrán que corrroborar una vez que Green Capital ha presentado los proyectos definitivos y solicitado la autorización administrativa previa al Gobierno central.

Alegaciones y plazos

Ayuntamientos, organizaciones sociales y vecinales coincidieron  ayer en que el plazo para la presentación de las alegaciones al proyecto concluirá posiblemente a finales del mes de septiembre, a la vista de la fecha en la que se ha hecho pública la solicitud previa de autorización ambiental. “Nos repartiremos el trabajo y formaremos pequeños equipos para trabajar en distintos aspectos de las alegaciones, ya que hay gente experta en distintos ámbitos: medio ambiente, historia, pasiajes...”, explicó el portavoz de la Plataforma a  favor de los Paisajes de Teruel, Javier Oquendo.

En cualquier caso, aunque apenas han tenido unas horas para analizar la documentación, “a grandes rasgos, parece que han modificado pocas cuestiones con respecto al anteproyecto que presentaron a finales de 2019”, añadió Oquendo, quien puntualizó que “el plazo de alegaciones empezará a correr en el momento en que toda toda la documentación se publique en el Boletín Oficial del Estado (BOE)”.

Con todo, para el portavoz de la Plataforma, “la presentación del proyecto, aunque llega más pronto de lo esperado, es un crónica previamente anunciada que estaba ahí latente y que estábamos esperando que saliera a información pública de un día para otro”.

En relación a las alegaciones, existen “dos modalidades que barajamos; una de ellas, hacer como en el Clúster del Maestrazgo, cuando las presentamos con carácter general y recogimos también firmas de particulares; otra, presentar alegaciones como organización y hacerlo también a título individual, cambiando los textos y el tipo de contenido”, añadió el portavoz de la Plataforma. La idea, añadió, “es que se vea cuánta gente se posiciona en contra para que sea patente la oposición popular a estos proyectos”, enfatizó.

Grupo de trabajo

Por su parte, el portavoz de la Asociación vecinal Gent del Matarraña, Juanjo Pérez, afirmó que “ya tenemos un grupo de trabajo preparado para que se ponga a redactar las alegaciones”. No en vano, recordó que “hay mucho material para leer y analizar y poco tiempo para elaborarlas”.

Igual que hizo el presidente de la Comarca del Matarraña, Pérez también mencionó el hecho de que el proyecto haya iniciado el procedimiento ambiental en pleno mes de agosto. “Es el curso natural que toman estas tramitaciones, pero es curioso que haya sido en el mes más inhábil del año”. Añadió que “nuestras alegaciones irán dirigidas en el mismo sentido que presentamos las cuestiones previas”, además de “otro tipo de argumentos que nos dejamos en la caja fuerte y que daremos a conocer cuando toque”, enfatizó el portavoz vecinal.

Por el volumen de cuestiones previas planteadas el año pasado, la asociación tampoco esperaba tanta “rapidez” en la presentación del proyecto definitivo. “Estudiaremos a fondo el proyecto para ver si las han leído e incorporado, aunque somos poco optimistas”, añadió.

El redactor recomienda