Síguenos
Ayuntamiento de Alcañiz y afectados abordan este lunes  el estado de los edificios desalojados tras la tormenta Ayuntamiento de Alcañiz y afectados abordan este lunes  el estado de los edificios desalojados tras la tormenta
Portal 9 de la Ronda de Belchite, aún precintado, con 13 familias desalojadas

Ayuntamiento de Alcañiz y afectados abordan este lunes el estado de los edificios desalojados tras la tormenta

Cinco personas siguen en hoteles y el resto hasta 28, en viviendas alternativas
Las trece familias desalojadas desde el pasado jueves de tres edificios de Alcañiz afectados por la última gran tormenta en el Bajo Aragón están citadas a mediodía de este lunes a una reunión en el Ayuntamiento de Alcañiz en lo que se espera sea el primer diagnóstico con cierta profundidad acerca del estado en el que se encuentran los inmuebles y qué perspectivas de vuelta a sus casas pueden empezar a tener. Las primeras inspecciones llevadas a cabo a lo largo del viernes en el entorno de Almudines parecen descartar derrumbamientos inminentes o problemas severos en las edificaciones.

Pero de ahí a dar por sentado un regreso inmediato a las viviendas hay todavía un trecho. El precinto de estos tres bloques residenciales en la Ronda de Belchite de la ciudad se determinó como una medida de precaución ante el deslizamiento de algunos materiales bajo la terraza de uno de los edificios.

La rápida e intensa acumulación de agua y viento provocó este corrimiento de tierra inferior, que amenazó uno de los balcones del inmueble pero, sobre todo, dejó ver una sintomatología que para los técnicos sigue siendo preocupante aún cuando no se prevea un derrumbe próximo.

Es por ello que el peritaje municipal que se puso en marcha habrá de determinar qué es lo que ocurre con las familias desalojadas.

Cinco personas permanecen instaladas en hoteles de la localidad con cargo al Ayuntamiento de Alcañiz, y el resto de los afectados, en total 28 personas, se ubican en viviendas alternativas. Y así seguirán, tal como explicaba el alcalde Miguel Ángel Estevan, hasta que los técnicos municipales hagan una valoración completa del estado de los edificios en precinto. Esa valoración deberá incluir no solamente el diagnóstico, sino sobre todo las reformas, arreglos y actuaciones que deberán llevarse a cabo para que se recupere la completa seguridad acerca de la habitabilidad de los inmuebles.

Será entonces el momento de determinar quiénes, qué actores, deberán intervenir para los arreglos correspondientes que den solución definitiva a la ubicación de estos vecinos. Algo que empezará a dilucidarse en la reunión de este lunes, en la que las diversas propiedades que intervienen en estas fincas alrededor de los portales 9 y 11 de Ronda de Belchite deberán empezar a repartir cargas, responsabilidades y las remodelaciones necesarias para la vuelta de las familias a sus respectivos domicilios.

Por el momento, Policía Local y Bomberos siguen a disposición de sus necesidades, y han ido pasando a lo largo del fin de semana de manera puntual a las viviendas para recogida de enseres o rápidos recados.

 

El redactor recomienda