Síguenos
Los desalojados de Alcañiz tendrán que estar fuera de casa entre 10 y 20 días más Los desalojados de Alcañiz tendrán que estar fuera de casa entre 10 y 20 días más
Vecinas desalojadas de los números 9 y 11 de la Ronda de Belchite, el pasado viernes

Los desalojados de Alcañiz tendrán que estar fuera de casa entre 10 y 20 días más

Tiene que revisarse la seguridad de la vivienda afectante de la plaza del Deán

Los vecinos residentes en los inmuebles 9 y 11 de la Ronda de Belchite y en el  20 de la plaza del Dean de Alcañiz -desalojados el jueves pasado de sus casas por el desprendimiento de cascotes de una de estas viviendas sobre las otras dos- tendrán que permanecer al menos entre 10 y 20 días más fuera de sus domicilios. Lo estarán hasta que se dilucide si el estado de la vivienda afectante (la número 20 de la plaza del Deán) no reviste peligro real sobre los dos edificios restantes de la Ronda de Belchite, situados en un nivel de calle inferior.

Esta es la información que se  trasladó ayer a mediodía a los afectados en una reunión en la que participaron los propietarios de los tres edificios, los vecinos que se encontraban alquilados en la Ronda de Belchite, miembros de la Corporación Municipal, el aparejador del Ayuntamiento y otros funcionarios públicos.

Como “intermediario” entre los inmuebles implicados en el suceso, el Ayuntamiento de Alcañiz organizó este encuentro a mediodía en la casa consistorial para informar a los afectados de las medidas a adoptar en los próximos días. La más inmediata, según explicó el alcalde, Miguel Ángel Estevan, será la de “limpiar y adecentar la zona afectada, lo que permitirá determinar en qué estado se encuentra la estructura de la casa situada en la plaza del Dean, y hasta que no estemos seguros de cual es su estado, los vecinos no podrán volver a sus casas, porque lo más importante es la seguridad de todos ellos”, afirmó el alcalde.

Unas conclusiones preliminares del informe técnico municipal señalan que hasta que no se limpie la zona afectada de cascotes y tierra desprendida y un técnico analice el estado de la estructura de la casa -de apenas 28 años de antigüedad- no se podrá autorizar el regreso de los 28 vecinos desalojados (24 de los dos inmuebles de Ronda de Belchite y 4 residentes en la casa de la plaza del Dean).

“El informe preliminar de nuestro aparejador municipal señala que se tiene que limpiar y adecentar la zona para conocer el estado real de la estructura de la casa de plaza del Dean, que es una de las más nuevas que hay en ese entorno”, explicó el primer edil. En este sentido, Estevan subrayó que “hasta que no estemos seguros de que pueden volver con completa tranquilidad, los vecinos no podrán regresar”.

El regidor evitó pronunciarse  sobre el tiempo exacto que los vecinos permanecerán fuera de sus domicilios. Preguntado si serían meses, indicó que “no lo sabemos, pero esperemos que sean unos 10 o 20 días, un plazo inicialmente estimado para que se limpie la zona y un arquitecto supervise el inmueble y asegure el estado del número 20 de la plaza del Dean”, dijo. A priori, este inmueble no estaría apoyando directamente sobre los dos edificios de la parte inferior (Ronda de Belchite), aunque la terraza desprendida desde este edificio habría caído sobre la parte trasera de los dos inmuebles afectados, y eso es lo que motivó el desalojo el jueves de la semana pasada, justo después de la fuerte tromba de agua que afectó a las provincias de Zaragoza y Teruel.

No poder volver a sus casas no era lo que esperaban oir ayer los 28 desalojados, que desean regresar a sus pisos lo antes posible. No en vano, hoy es su cuarto día fuera de sus viviendas y la mayoría están residiendo con familiares, salvo cuatro personas que, desde que el jueves pasado se vieron obligados a salir de sus domicilios, se encuentran realojados en un hotel.

“Les gustaría volver a la normalidad, como es lógico, regresar a sus casas y volver a hacer una vida normal, porque están en casa de familiares o en hoteles, y no es lo que desean, pero la decisión tomada la han aceptado, porque es lo mejor en este momento”, afirmó el alcalde.

Tras la reunión, agentes de la Policía Local y del servicio de bomberos acordaron con los 28 afectados un procedimiento para que, de manera puntual, puedan volver a entrar en sus casas para recoger enseres o pertenencias que les faltan.

 

El redactor recomienda