Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

179_2030-1200-x-150-px.png banner click 179 banner 179

201_embou-1200x150.gif banner click 201 banner 201

El parque Céfiro amenaza el poblado ibero Mirablanc de Valjunquera El parque Céfiro amenaza el poblado ibero Mirablanc de Valjunquera
Gran expectación en Valjunquera para ver la documentación del proyecto

El parque Céfiro amenaza el poblado ibero Mirablanc de Valjunquera

El aerogenerador 16 del proyecto eólico de Green Capital solapa el yacimiento de la Edad del Hierro

El yacimiento arqueológico de Mirablanc, poblamiento ibérico de la primera Edad del Hierro y datado entre los siglos IV y I antes de Cristo podría desaparecer bajo un aerogenerador eólico si prospera, tal y como está planteado, el parque eólico Céfiro, que promueve la compañía Green Capital Power

“El aerogenerador número 16 se situaría sobre el mismo poblado ibero”, informó Esperanza Miravete, portavoz de la Plataforma Valjunquera por los Paisajes, que el viernes de la semana pasada organizó una jornada informativa en el municipio para dar a conocer a los vecinos la ubicación de cada uno de los 32 aerogeneradores que componen este proyecto eólico”.

La Plataforma está informando con sus propios medios a los vecinos. Ya preparó meses atrás sendas jornadas informativas en el municipio para dar a conocer la postura de quienes rechazan los macroparques como Céfiro por las consecuencias sobre el paisaje que supone su implantación. Este viernes, en la plaza, mostraron a quien lo quiso ver la dimensión de Céfiro. Pegada sobre una enorme lona colocaron la cartografía que muestra dónde van instalados los molinos, reflejando todos los caminos a construir y las lineas eléctricas necesarias para transportar la energía.

Según enfatizó Esperanza Miravete, “la gente quedó impresionada por las dimensiones de lo que veían; y por primera vez se dieron cuenta de lo que puede ocurrir con el entorno que están acostumbrados a ver y en el que viven”.

El término municipal de Valjunquera, según detalló la portavoz de la Plataforma, “es accidentado, tiene vales pequeñas y otras un poco más grandes, con desniveles que tendrán que salvar de alguna manera, haciendo desmontes y terraplenes, quitando tierra de un sitio para trasladarla a otro para poder construir la enorme red de caminos que está proyectada”.

Por otra parte, recordó que “el pueblo queda completamente rodeado, si no es por un parque es por otro. Al este tenemos los que se colocan en La Fresneda y al sur los que instalan en el término municipal de Ráfales”, se lamentó.

32 aerogeneradores

El parque eólico Céfiro es el que afecta a un mayor número de municipios de la Comarca del Matarraña. Las obras se proyectan en los términos municipales de Mazaleón, Valdeltormo, Valjunquera, La Fresneda y Fórnoles, donde van los 32 aerogeneradores eólicos, mientras que sus infraestructuras de evacuación pasarían por los términos de Mazaleón y Calaceite, además de por Maella, en la provincia de Zaragoza, y Caseres, Batea, Villalba dels Arcs, La Pobla de Massaluca, La Fatarella y Ascó, en la provincia de Tarragona.

La Plataforma Valjunquera por los Paisajes lleva varias sesiones informativas dirigidas a los vecinos y un buen número de alegaciones recogidas en contra del proyecto. Solo en la sesión del viernes se recabaron 50 alegaciones más, que se sumarán a todas las anteriores. “Ahora hay que registrarlas”, señaló Miravete. El plazo para presentarlas termina el día 8 de octubre, después de que a finales de agosto el Ministerio para la Transición Ecológica iniciara la tramitación ambiental del proyecto con su publicación en el BOE.

La portavoz de Valjunquera por los Paisajes afirmó que “el yacimiento ibérico de Mirablanc queda completamente engullido por el aerogenerador número 16”. Llama la atención que los redactores del proyecto hayan colocado este molino eólico en un poblado protegido (Mirablanc está incluido en la Carta Arqueológica de Aragón).

Dispersión

Con todo, las alegaciones de la Plataforma de Valjunquera se basarán en la protección del paisaje y de la economía local, así como de algunas especies de fauna autóctona. Solicitan al Ministerio para la Transición Ecológica que el macroparque de Capital Energy no se autorice porque no se ha dado participación a la sociedad y no se ha facilitado suficiente información; no se ha tenido ningún contacto con los propietarios de los terrenos donde se instalarán los molinos, las subestaciones eléctricas y lineas de evacuación. Asimismo, destacan las grandes afecciones sobre el paisaje de los aerogeneradores, las subestaciones y sus lineas de evacuación, que convertirán “las sierras en polígonos industriales”, provocando “la desaparición de la riqueza natural” del territorio. Igualmente, mencionan la Carta del Paisaje del Matarraña y la Declaración del Paisaje, que protege el entorno, y que quedaría “en riesgo” con la construcción del macroproyecto eólico. Finalmente, también se menciona a especies de fauna autóctona como el águila perdicera, el alimoche, el águila real o el murciélago de herradura, además del buitre leonado, que utiliza esta comarca como zona de campeo.

Por último, recuerdan en sus alegaciones que los parques deben ubicarse, por normativa del Gobierno de Aragón, concentrados en pocos enclaves evitando su dispersión, y que se exige una elevada capacidad de acogida del territorio y escaso impacto paisajístico y medioambiental, lo que no cumplen los proyectos de la empresa promotora. No en vano, recuerdan que Capital Energy ha planteado varios parques en la misma zona, lo que “incumple claramente” la normativa aragonesa en la materia. Finalmente también menciona el escrito de la Plataforma que la ubicación de varios aerogeneradores afecta a yacimientos arqueológicos ibéricos de gran valor como es el Mirablanc, que “quedaría completamente destruido”. En otros poblamientos iberos habría “una gran afección y un daño irreparable”, añaden.

El redactor recomienda