Síguenos
El pleno municipal de Alcañiz ratifica el cambio de nombre del colegio Emilio Díaz por el de Concepción Gimeno El pleno municipal de Alcañiz ratifica el cambio de nombre del colegio Emilio Díaz por el de Concepción Gimeno
Un momento de la sesión plenaria del Ayuntamiento de Alcañiz celebrado en la tarde noche del martes

El pleno municipal de Alcañiz ratifica el cambio de nombre del colegio Emilio Díaz por el de Concepción Gimeno

Votaron a favor los socialistas, Izquierda Unida y Cs y en contra el PP mientras el PAR se abstuvo

El pleno del Ayuntamiento de Alcañiz ratificó en la noche del martes la propuesta del Consejo Escolar para el cambio de nombre del colegio público Emilio Díaz por el de Concepción Gimeno Gil. El acuerdo se adoptó por mayoría  absoluta, con los 9 votos de los grupos que sostienen el gobierno municipal (PSOE, IU y Cs). El PP (5 votos) votó en contra y el PAR (3 votos) se abstuvo.

Ratificada la propuesta del Consejo escolar del colegio, el Ayuntamiento de Alcañiz dará traslado de la misma al departamento de Educación del Gobierno de Aragón. El acuerdo generó un debate no exento de polémica, como también la tuvo la decisión del Consejo escolar, que provocó un gran revuelo en redes sociales el pasado mes de mayo. La hubo hasta el punto de que el portavoz del PP, Miguel Ángel Estevan, anunció que, si su partido logra hacerse con el gobierno de la Comunidad en las próximas elecciones y deroga la ley de memoria democrática revertirá el acuerdo adoptado este martes.

Y es que la sustitución del nombre del centro está motivada, según defendió la portavoz de IU, María Milián, y el alcalde alcañizano, Ignacio Urquizu, por la ley de memoria democrática, al ser Emilio Díaz un alcalde de época franquista que “cometió errores, como darle la medalla de la ciudad a quien mandó bombardearla, Francisco Franco”, enfatizó el primer edil durante su intervención.

Cambio de nombre

Milián agradeció al Consejo escolar su decisión y recordó que ya en la pasada legislatura su grupo reclamó que se cambiara el nombre del centro “en cumplimiento de la ley de memoria”. También el portavoz de Cs, Kiko Lahoz, recordó la necesidad de dar cumplimiento a la normativa, pero enfatizó que “el pleno no hace más que ratificar lo que ha decidido el Consejo escolar”.

Una postura distinta mantuvieron los grupos de la oposición. Desde el PAR, su portavoz, Eduardo Orrios recordó que su propuesta fue “resignificar, explicando quién fue Emilio Díaz, que fue un alcalde franquista, pero que no mandó fusilar a gente como hicieron otros”.

En este sentido, subrayó que el nombre de Concepción Gimeno “fue una propuesta del equipo de gobierno” y que “en el Consejo escolar hubo otras propuestas, aunque en la segunda votación salió este nombre como el más votado”, reconoció. Asimismo, Orrios lamentó que “no se han buscado consensos”.

Un no rotundo

Mucho más duro fue el portavoz del PP. Miguel Ángel Estevan   manifestó que “el voto en contra del PP es rotundo, porque la ley de memoria histórica es sectaria y será modificada en cuanto lleguemos al gobierno”. Para Estevan, “el legado de Emilio Díaz no se puede reducir en si era franquista o no franquista, porque gracias a él tenemos ese colegio, que es un ejemplo para la ciudad, y también durante su mandato llegó el hospital como delegación del provincial, la red de saneamiento o el servicio de aguas, según consta en los archivos municipales”, dijo, y añadió: “es una falta de respeto a la ciudadanía que se retire su nombre del centro”.

Por su parte, el alcalde insistió en que “el Ayuntamiento cumple con la ley de memoria democrática y respetar la voluntad del Consejo escolar”. En cuanto a Concepción Gimeno, subrayó que “fue una persona que luchó por los derechos de las mujeres”.

Por otra parte, el pleno también aprobó varias modificaciones presupuestarias, una de ellas para dotar una partida de 3.000 euros para el campus de fútbol del Real Madrid que se desarrollará a finales de agosto. Además, se debatieron sendas mociones del PAR y del PP sobre el transporte sanitario urgente.

El pleno aprobó por unanimidad la propuesta del PAR, que solicitaba una modificación de los pliegos para no reducir el número de horas de asistencia sanitaria. La del PP, que pedía, además del cambio en los pliegos, una reprobación de la consejera de Sanidad, también fue respaldada con los votos de PP y PAR. El PSOE votó en contra, mientras Cs e IU se abstuvieron.

El redactor recomienda