Síguenos
Híjar confía en tener su residencia lista en un plazo máximo de once meses Híjar confía en tener su residencia lista en un plazo máximo de once meses
Luis Carlos Marquesán junto a la futura residencia. Archivo

Híjar confía en tener su residencia lista en un plazo máximo de once meses

La adjudicación de la cuarta fase de la obra es el último paso del proyecto

La espera para que la residencia de Híjar se convierta en una realidad parece estar en sus últimos compases. Después de más de catorce años, el proyecto que pretende dar cobijo a 36 personas y puesto de trabajo a otras 16 debe estar finiquitado en un plazo máximo de once meses. Esos son los plazos que se marca el Ayuntamiento de la localidad una vez adjudicada la obra por un precio de 1.595.067 euros a la empresa Cobra Instalaciones y Servicios, S.A. La adjudicación de la cuarta y definitiva fase de la obra supone un gran avance al tratarse del último paso antes de la inauguración del  nuevo hogar público mixto de Híjar.

La falta de financiación convirtió el proyecto de la residencia municipal en todo un rompecabezas para Luis Carlos Marquesán, alcalde del pueblo. “En unos días tenemos la formalización del contrato con la empresa constructora. A partir de ahí tienen un mes para empezar las obras y desde ese momento tienen un plazo de diez meses para su ejecución”, comentaba contento el edil al ver que la residencia de Híjar puede ser una realidad a principios del próximo año.

El pasado lunes se publicaba en la Plataforma de Contratación del Sector Público el anuncio de la adjudicación de la obra para la  ejecución de la cuarta fase de la Residencia para mayores de Híjar. La licitación, que salía con un importe de 1.648.294 euros con los impuestos incluidos, finalmente era aprobada en favor de la empresa Cobra Instalaciones y Servicios, S.A. con domicilio en Madrid.

Propuesta

Una de las características principales que la convirtieron en la propuesta seleccionada, entre las dos que se presentaron, fue la oferta a la baja que realizó la empresa para obtener la adjudicación del proyecto. Con una reducción de más de 50.000 euros con respecto al precio original, los costes totales de la cuarta fase del proyecto de la residencia de Híjar se irán hasta los 1.595.067 euros. “Tuvimos la suerte de que no quedó desierta la adjudicación. Este proyecto estaba ajustado e incluso tenía un pequeño margen. Eso es lo que ha permitido que la empresa presente una oferta más baja”, consideraba el primer edil de la localidad turolense.

Para hacer frente a esta obra el Ayuntamiento de Híjar autorizó un gasto plurianual, para los ejercicios 2022 y 2023. Además, el consorcio cuenta con la ayuda económica de la Fundación Ciudad de la Energía (Ciuden) del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (Miteco) con un valor de 500.000 euros. La esperanza de la comitiva municipal en encontrar alguna otra ayuda para sufragar los costes del proyecto no se ha consolidado por lo que tendrán que correr a cuenta del Ayuntamiento de la localidad. “No se ha encontrado ninguna otra financiación alternativa. Haremos frente a la obra mediante los presupuestos estudiados”, comentaba Luis Carlos Marquesán.

Cuarta fase

La cuarta y definitiva fase del proyecto englobará las actuaciones de revestimiento de la fachada de piedra artificial combinada con mortero, teja cerámica y carpintería en aluminio; impermeabilización del edificio; instalación de un ascensor y de un montacargas; demolición de seis balcones en la fachada posterior; ejecución de revestimientos, carpintería interior, soldados y alicatados; instalación de fontanería, calefacción, electricidad y gas, y pintura de toda la residencia.

Las obras, que contarán con un plazo de un año de garantía desde la firma del acta de recepción de la obra, serán el último paso antes de que se pueda inaugurar la esperada residencia municipal. “Una vez concluya la obra solo nos faltará equipamiento y residentes”, confesaba el alcalde de Híjar.

En ese aspecto, desde el Ayuntamiento de la localidad se pretende licitar el equipamiento de toda la residencia cuando las obras de la cuarta fase estén llegando a su conclusión para así “poder empezar a equiparla lo antes posible”. Respecto a los inquilinos, Luis Carlos Marquesán pretende que la residencia de Híjar pueda “contar con residentes desde el primer momento”, por lo que antes de que concluyan las obras se lanzarán distintas campañas publicitarias para dar a conocer el nuevo servicio público del municipio que, tras estar parado durante varios años por falta de financiación, tratará de cubrir las necesidades existentes a través de las 36 nuevas plazas de su nueva residencia.

El redactor recomienda