Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

179_2030-1200-x-150-px.png banner click 179 banner 179

192_banner-ddt-premioscca-1200x150px.gif banner click 192 banner 192

J. Manuel Calvo: J. Manuel Calvo:
Juan Manuel Calvo, a la derecha, junto al presidente de honor de Amical España, Libert Villar

J. Manuel Calvo: "En Alemania aíslan a la extrema derecha y en España blanqueamos su discurso"

El nuevo presidente de Amical Mauthausen, natural de Ejulve, afronta el cargo con responsabilidad y ánimo continuista

El ejulvino Juan Manuel Calvo fue elegido el pasado 19 de junio presidente de la Amical Mauthausen y otros campos y de todas las víctimas del nazismo en España. Es la primera vez que alguien que no es superviviente o familiar directo de un deportado ostenta el cargo, por lo que afronta el reto con responsabilidad y con objetivos continuistas de seguir dando a conocer la barbarie para que no se repita. Denuncia los discursos negacionistas, homófobos y racistas de la extrema derecha, al tiempo que pide órganos de seguimiento de las leyes memorialistas y sanciones para quienes no cumplan.

-Es la primera vez que la presidencia de Amical España no recae en manos de un socio que no es familiar directo de una persona deportada.
-Hasta ahora habían sido siempre supervivientes de los  campos de concentración nazis o familiares de deportados. Ahora se presentaron las circunstancias así, tuve bastantes apoyos y me animé rodeado de un grupo que me dio su confianza. Como es la primera vez que ocurre, he querido que Llibert Villar, cuyo padre fue asesinado en Gusen y que lleva más de 30 años vinculado a la asociación, sea presidente de honor para que me acompañe o nos represente en actos de carácter institucional.

-¿Cuánto tiempo tiene previsto estar en el cargo?
-La junta se renueva cada año en la asamblea general de socios. En 2020 no se renovó por el tema del Covid y se pospuso la elección de la junta al pasado 19 de junio. Enric Garriga, después de ocho años, no iba a continuar y se planteó esta posibilidad como un proceso natural de continuidad del grupo de trabajo, que me propuso dar el paso. Estas cosas te vienen sin pensarlas. Hubo una sola candidatura y obtuvo un porcentaje de votos muy importante, lo que ha permitido tirar adelante esta legislatura, por decirlo de alguna forma, que durará hasta la próxima asamblea, a lo largo de 2022. 

-¿Qué proyectos memorialistas impulsará bajo su mandato?
-Daremos continuidad a proyectos iniciados. Por ejemplo, un convenio con el Ministerio de la Presidencia que incluye la realización de folletos explicativos de la presencia de republicanos españoles en los diferentes campos de concentración; la publicación de un par de monografías autobiográficas de supervivientes y la posible realización de una exposición. Luego está la Red de Memoria y de Prevención del Fascismo, Nunca Más, que la forman ayuntamientos, centros educativos, organizaciones e instituciones culturales. El Ayuntamiento de Alcañiz se ha adherido y en la próxima reunión, a celebrar en noviembre, podrá participar para exponer sus políticas de memoria. Además, la Universitat Rovira i Virgili de Tarragona ha iniciado un trabajo de investigación y de difusión, a nivel europeo,  sobre los trabajadores forzados en el que participa la Amical. También queremos actualizar la base de datos que estamos elaborando con el Memorial Democrático de la Generalitat de Cataluña. Es la mayor base de datos sobre deportados republicanos. Por otra parte, nos hemos marcado como objetivo potenciar las delegaciones territoriales (Aragón, País Vasco, Comunidad Valenciana, Murcia, Andalucía y Extremadura) para adecuar el trabajo de la Amical a las realidades legislativas de cada una en materia de memoria democrática.

Campos de concentración

-Su fuerte son los viajes con institutos a los campos de concentración.
-Es algo que no hemos podido hacer en los dos últimos años y tenemos muchas ganas de recuperarlos el año que viene, a Mauthausen y a Buchenwald. Es importante porque es lo que da sentido al trabajo de todo el año facilitando que familiares de deportados, estudiantes, instituciones y gente amiga participen en el aniversario de la liberación durante la primera semana de mayo y rindan homenaje a las víctimas de la deportación.

-¿Qué acciones concretas llevan a cabo en Teruel y en Aragón?
-Hubo actuaciones llevadas a cabo por supervivientes en Andorra o Alcorisa. Se celebraron asambleas en Zaragoza, Huesca, Fraga, Alcañiz y Mequinenza. Se erigieron monumentos y más recientemente colaboramos con la Asociación Pozos de Caudé y con el Ayuntamiento de Alcañiz. Con los primeros hemos visitado el campo de Mauthausen y nos pusieron en contacto con algún instituto de Teruel que hubiera participado en alguno de los viajes suspendidos. En Alcañiz hemos estado en las dos últimas ediciones del Día de la Memoria Democrática de Aragón, el 3 de marzo, el año pasado con una conferencia que di sobre la deportación de los aragoneses a los campos nazis y este año con una exposición que cedimos al ayuntamiento sobre la deportación de las mujeres. Tenemos la web aragonesesdeportados.org, hemos editado libros y desde hace dos años estamos trabajando el documental Carretera a Gusen, con ayuda del Gobierno de Aragón. Es la historia de Álex Cirera, nieto del deportado nacido en Jorcas Félix Izquierdo García, que hizo en 2019 el recorrido entre Terrasa y Mauthausen en bici para ponerle una placa a su abuelo en el crematorio de Gusen, lugar donde lo asesinaron los nazis. Esperamos poder estrenarlo este año. Por lo demás, el IES de Alcañiz había viajado a Mauthausen, de la mano de José María Maldonado. Participamos en la erección de un monumento en Alcorisa en 2006, hubo unas jornadas en Híjar y en Ejulve se realizaron durante nueve años jornadas sobre deportación en el mes cultural. Es una trayectoria que tiene ya un largo recorrido. Uno de mis objetivos es plantear a las administraciones públicas de Teruel la posibilidad de que haya un monumento a la deportación en la capital, porque es la única capital de provincia de Aragón que no lo tiene.

Trayectoria

-¿Cuál ha sido su trayectoria hasta ahora en la Amical?
-Desde 2007 llevaba el tema de la contabilidad y tesorería, y estaba en la coordinación de diferentes proyectos. Ahora he dejado la tesorería y seguiré coordinando, además de ser la cara visible de la Amical junto a Llibert Villar.

-¿Cómo entró en la Amical?
-Una noche de marzo de 2003 apareció en la pantalla del viejo ordenador el ejulvino José Brumós Tello en una lista de españoles fallecidos en el campo nazi de Gusen. La coincidencia de su primer apellido con el segundo de mi madre me llevó a pensar en un posible parentesco que no era tal. Pregunté a Lucas Puerto, uno de mis vecinos de Ejulve ya fallecido, si sabía qué había sido de él, y de sopetón me dijo: “Ese vivía en la calle de la Cuesta y lo mataron en Alemania”. Nadie me había hablado de él ni de los otros deportados ejulvinos. A partir de ahí quise conocer más sobre aquellos luchadores antifascistas y la lista de los aragoneses deportados fue creciendo hasta llegar a los 1.018 conocidos que sufrieron el horror de su deportación. En marzo de 2004 me puse en contacto con la Amical y allí me recibió Rosa Torán, maestra y amiga. En 2005 entré en la junta como vocal y en 2007 me encargaron la responsabilidad de la tesorería.

-¿Qué le ha emocionado más de todo lo que ha vivido con supervivientes y sus familiares?
-La parte más emotiva fue cuando asistí a la asamblea que se celebró en 2004 en Calella de Palafrugell (Gerona) como voluntario y conocí a las deportadas Neus Català y Lise London, esta última con orígenes en Teruel porque sus padres eran de Cuevas de Cañart y Dos Torres de Mercader. Lise Ricol, según su apellido de soltera, se estaba recuperando de una caída y cuando me la presentaron, al decirle que era de Teruel, se me enganchó del brazo y no me dejó durante toda la visita a una exposición. Fuimos a visitarla a París toda la familia y nos invitó a comer cordero a la pastora, una receta heredada de su madre. Los contactos con los deportados, que por desgracia ya no hay supervivientes vivos, han sido muy gratificantes. Siempre te hablaban de la suerte y de la casualidad de haber salvado la vida. Habían visto morir a tantos compañeros que no tenían una perspectiva de si iban a llegar vivos al día siguiente. Jaume Álvarez, Pascual Castejón, Neus Catalá, Paco Batista, José Alcubierre o Mariano Constante, por citar algunos, han lucharon contra el fascismo y sus testimonios son imprescindibles para combatir los discursos de la extrema derecha, que banalizan el horror y trivializan los derechos conseguidos.

-Pero siguen produciéndose en España crímenes homófobos y racistas.
-Hace tres años, un grupo de supervivientes se dirigieron a instituciones europeas manifestando su preocupación ante los discursos de extrema derecha que se estaban reproduciendo en algunos países, lo que les recordaba a discursos fascistas que habían oído en su juventud. Podemos caer en un reduccionismo y pensar que el fascismo, dicho así con sal gruesa, está de nuevo campando, pero hay que matizar porque de lo contrario podemos trivializar lo que fue realmente el fascismo y el nazismo. El peligro actual está en la extrema derecha, que no se cuestiona el régimen democrático sino que lo utiliza para introducir políticas que pueden desvirtuar determinados derechos. La trivialización de la memoria democrática por algunos gobiernos integrados por la derecha y la extrema derecha es muy preocupante. Podríamos empezar por lo más sencillo, que es la preservación de nomenclaturas y de los callejeros, pero es que el Ayuntamiento de Madrid ha dado un paso más con la destrucción de las placas a los fusilados republicanos en el cementerio de la Almudena. Existe lenguaje homófobo, se criminaliza a los menores extranjeros no acompañados, se cuestionan las políticas de igualdad de género y las políticas europeas para acoger a los refugiados, todo ello desde las instituciones democráticas por determinados partidos. La extrema derecha puede tener comportamientos fascistoides, pero se le ha de combatir desde el estado de derecho y fortaleciendo las instituciones democráticas. La diferencia de España con respecto a Alemania o Francia es que allí sí que ha habido un aislamiento de fuerzas políticas de extrema derecha, cosa que en este país no se ha hecho sino que se está blanqueado su discurso.

Vox

-¿Qué opinión le merece que VOX haya puesto en el punto de mira al editor de El Jueves?
-Es muy preocupante y se tiene que cortar de raíz. Tienen que intervenir los poderes judiciales y la fiscalía actuar de oficio. El Estado ha de tener suficientes medios para proteger los derechos de colectivos e individuales. Si trivializamos la violencia de género, la potenciamos; si trivializamos las agresiones homófobas, las potenciamos; si se pone el foco en la criminalización de los menas tenemos un problema porque generamos violencia. Ante todo ello, solo cabe denunciar, condenar y, si es necesario, ilegalizar a este tipo de partidos políticos.

-¿Se están cumpliendo las leyes de memoria democrática en España?
-Pasa como con todas las leyes: el papel lo aguanta todo. Se está planteando a nivel estatal la segunda ley de memoria después de la primera que llegó con José Luis Rodríguez Zapatero como presidente del Gobierno, aunque fuera con limitaciones. La próxima es más avanzada aunque hay algunas limitaciones sobre el tema de la anulación de los juicios sumarísimos. Las leyes de memoria están adaptadas a las realidades de cada uno de los parlamentos y lo que puede fallar son las políticas concretas de implementación. Falta una infraestructura y desarrollar órganos de seguimiento o políticas sancionadoras a colectivos y ayuntamientos que no llevan a cabo determinadas actuaciones como por ejemplo depurar el callejero o mantener monumentos que ensalzan a la dictadura.

-Dice que fueron deportados 1.018 aragoneses. De ellos, ¿cuántos eran turolenses?
-Un total de 284 eran turolenses. En este sentido, me gustaría aclarar que la Amical de España se funda en 1962, en plena dictadura, y los fundadores, cuando empezaron a hacer gestiones para crear una asociación para reclamar indemnizaciones a Alemania, acogen a deportados, familiares o supervivientes de otros campos. Por ello se llama Amical de Mauthausen y otros campos y de todas las víctimas del nazismo en España. De los 9.200 españoles que fueron deportados, 7.000 fueron a parar a Mauthausen.

-¿Cómo honran su memoria?
-Numerosos ayuntamientos realizan homenajes y se promueven las Stolpersteiner, los adoquines de memoria dorados que se ponen delante del último domicilio de un deportado con datos del nombre, fecha, campo de concentración y si sobrevivió. También con colocación de placas de recuerdo o la realización de jornadas; en el caso de Teruel, las mencionadas de Alcorisa, Alcañiz, Ejulve o en Albalate y todo eso ha quedado plasmado en un proyecto que hizo la Amical con el Gobierno de Aragón, que es la web de aragonesesdeportados.org.

El redactor recomienda