Síguenos

457_1200x150-bueno.gif banner click 457 banner 457

La Agrupación de Entidades para el Desarrollo de la Provincia de Teruel censará las viviendas disponibles y pondrá en contacto a caseros e inquilinos La Agrupación de Entidades para el Desarrollo de la Provincia de Teruel censará las viviendas disponibles y pondrá en contacto a caseros e inquilinos
Presentación del proyecto de censo de viviendas en Teruel, este jueves en el CEA Ítaca-José Luis Iranzo de Andorra. M.N.

La Agrupación de Entidades para el Desarrollo de la Provincia de Teruel censará las viviendas disponibles y pondrá en contacto a caseros e inquilinos

Un convenio con la Diputación de Teruel ayudará a mejorar la oferta y promover políticas sectoriales

“Aquí hay vivienda, aquí hay futuro” es un nuevo programa de la Agrupación de Entidades para el Desarrollo de la Provincia de Teruel (AEDPT) que, en colaboración con la Diputación, permitirá en una primera fase censar la oferta de vivienda pública y privada de los municipios de menos de 200 habitantes. La idea es crear una base de datos que sirva de apoyo para políticas y programas innovadores en esta materia como las que ya aplica la Comarca Somontano de Barbastro.

La iniciativa, que está pendiente de la firma de un convenio entre la AEDPT y la Diputación de Teruel por el que la institución provincial aportaría 70.000 euros (el 100% de la financiación), fue presentada este jueves en el marco de la Cumbre UE Rural 2040 que se celebró en el Centro de Estudios Ambientales (CEA) Ítaca-José Luis Iranzo de Andorra.

Una de las mesas de debate puso el foco en una gran problemática del mundo rural, como es la escasez de vivienda disponible. María Guallar, técnica de AEDPT y Enrique Asín, gerente de Agujama, dieron a conocer el futuro programa, respaldado por los siete GAL de la provincia de Teruel y la patronal CEOE, integrantes de esta agrupación.

El objetivo, tal como explicaron, es “localizar, situar, describir y ordenar la oferta de vivienda pública y privada” para poder “difundir, proponer y gestionar una política de vivienda rural ordenada e innovadora”.

La clave es elaborar un censo de vivienda, comenzando por los municipios de menos de 200 habitantes, que pueda ser alquilada o vendida a nuevos pobladores.

Problema que no es nuevo

Asín destacó que el problema “no es nuevo”, pero ahora que se tiene la voluntad decidida de “revertir las cifras de despoblación” es cuando está saliendo a la luz. “Se trata de hacer un listado pero con un valor añadido: queremos hablar y contactar con los propietarios para incitarles a que puedan poner sus viviendas en oferta”, subrayó, aun teniendo claro que quienes apenas usan sus segundas residencias entienden que “vender es morir” y “sigue habiendo en generaciones anteriores una rechazo si no hay necesidad excesiva de desprenderse de las viviendas”. Además, “la normativa tampoco favorece a los propietarios para los problemas que puedan surgir”, reconoció. “Vamos a entrar en contacto con el sector privado de las inmobiliarias”, aunque sin “solapamientos” y sin alteraciones del “mercado de la competencia”, concluyó el responsable.

Por el momento, explicó Guallar, “hemos creado un formulario” que los grupos Leader distribuirán entre los municipios. Generarán una ficha por vivienda.

Beatriz Celma, técnica de la Comarca del Somontano, apoyó la presentación con una ponencia sobre el proyecto “Somontano Alquila”, que funciona desde marzo de 2021 con fondos Feader. En este momento, hay 26 viviendas adheridas en 14 localidades -Barbastro al margen- que han atraído a 50 inquilinos, de los cuales 10 son niños.

Desde Huesca recomendaron dirigirse a propietarios que tienen la casa vacía todo el año, incluso en periodos vacacionales.

“Una casa tiene que estar habitada para que se mantenga. ¿Cómo quitar esa mala fama de impagos y de que la ley no defiende al propietario? Con el respaldo de la Comarca, que es garantía y fiabilidad para el propietario”, expresó la técnica contratada dos años para este proyecto.

Pacto Rural Europeo

La cumbre se inició con la presentación del Pacto Rural Europeo por parte de representantes de Europe Direct Maestrazgo y de la Asociación para el Desarrollo del Maestrazgo (Adema). “Estamos planteando jornadas para introducir las políticas de carácter europeo que se pueden ensamblar perfectamente en el medio rural”, explicó el coordinador de Adema, Jorge Abril.

De esta forma, en la jornada de ayer se abordaron “temas fundamentales para la provincia como pueden ser la vivienda y los residuos, unos retos que tenemos en Teruel y para los que todas las administraciones debemos poner de nuestra parte”, destacó la diputada provincial de Desarrollo Territorial, María Ariño.

Pese a que prefirió ser prudente sobre el convenio en materia de vivienda con AEDPT hasta que no esté firmado, Ariño trasladó que la falta de recurso disponible es “una problemática principal”, ya que “queremos atraer a muchos pobladores pero el problema es que no tenemos vivienda para ellos”.

Ana Belén Arzo, jefa del Servicio de Promoción Económica y Relaciones Internacionales de la Diputación de Castellón, presentó la red de oficinas Acelera Pyme para entornos rurales que está implantando la provincia vecina.

La cumbre finalizó con una mesa sobre la importancia que tiene el medio rural en la gestión circular de los residuos en la que se planteó si Teruel puede convertirse en la primera región de Europa con cero residuos. En ella se contó con la presencia de Óscar Ribas, consejero delegado de la empresa Thermowaste, que en 2023 va a abrir sus puertas en Ariño con el objetivo de convertir en materiales limpios y reaprovechar el 99% de la basura doméstica. Completaron la mesa de debate Aitor Clemente, presidente del Consorcio de la Agrupación nº7 de Alcañiz e Isel Monclús, presidente de la Comarca del Matarraña, quien habló sobre el éxito del programa Porta a Porta que alcanza ya 13 municipios.

Clemente explicó que los consorcios 7 y 8, que son los que operan en la provincia, trabajan junto a la DPT para establecer “colaboraciones interesantes”, también con empresas como Thermowaste, que ayuden a cumplir los objetivos europeos de reciclaje y economía circular de residuos, de la misma forma que están haciendo “comunidades bastante más avanzadas” como Valencia, Cataluña o Navarra. “Tenemos la espada de Damocles encima”, reconoció.

 

 

 

El redactor recomienda