Síguenos

457_1200x150-bueno.gif banner click 457 banner 457

La carestía en las ciudades:  la oportunidad definitiva para cambiar a la vida rural La carestía en las ciudades:  la oportunidad definitiva para cambiar a la vida rural
Organizadores de Presura, emprendedores de Andorra y autoridades locales, en el parque de San Macario. M. N.

La carestía en las ciudades: la oportunidad definitiva para cambiar a la vida rural

El Autobús de la Repoblación visita Andorra para visibilizar emprendimientos de éxito y lanzar optimismo

La pandemia, el cambio climático, la inflación, el precio de la vivienda y los costes energéticos “están facilitando más las cosas” para que familias de clase media se planteen un proyecto de vida en el medio rural. Hacer del contexto económico una oportunidad y visibilizar proyectos emprendedores de gente joven que desarrolla su actividad y su vida en los pueblos es el objetivo de la cuarta gira del Autobús de la Repoblación, el vehículo que recorre el país con el objetivo de presentar una España rural pujante y activa que tuvo en Andorra su primera parada en Aragón.

El autobús es una iniciativa puesta en marcha por El Hueco, un centro de fomento del emprendimiento social con sede en Soria que por cuarto año consecutivo recorre la España poco poblada para que, sin “grandes análisis científicos y muy sesudos”, los urbanitas se den cuenta de que su vida puede mejorar.

“No queremos quedarnos en el mensaje lastimero de que no nos quiere nadie, sino que tenemos que insuflar un poco de orgullo rural” para que “los ciudadanos y ciudadanas se sientan orgullosos” de sus pueblos “y los vean como un lugar de futuro para sus hijos”, explicó el director de El Hueco, Joaquín Alcalde.

“En estos últimos meses y años estamos viendo que circunstancias como la pandemia, el cambio climático, la crisis, el encarecimiento de la vivienda, los costes energéticos, etc. están facilitando las cosas para que se pueda volver a lo rural”, continuó Alcalde.

“Va a resultar muy difícil para una familia normal de clase media poder vivir en las grandes ciudades, simplemente por los costes que allí tienen de vivienda, y resulta que los pueblos los tenemos medio vacíos y aquí se vive de maravilla”, destacó el responsable. “Es que es una cuestión muy lógica, hay que darse cuenta de lo que tenemos, aprovecharlo, ponerlo en valor y mostrar la mejor cara de los pueblos y nuestra mejor disposición para que puedan venir a vivir personas aquí”, prosiguió.

Mensajes de reafirmación

El Autobús de la Repoblación tiene por cometido lanzar mensajes de optimismo. En cada localidad en la que para, graba un programa con entrevistas a personas emprendedoras. En la localidad turolense entrevistó a Adriana Galve, de la librería El Reino del Revés, una tienda andorrana especializada en literatura infantil,  juvenil y juguete educativo que ha sido galardonada con el premio Estrella Mudéjar del Comercio; Merche y Sara Almolda, de la empresa Animación Discoanima, que se dedica a la animación en fiestas, discomóvil, audio y vídeo en todo tipo de eventos, así como cuidados infantiles; y Roberto González, de Apicultura La Cerrada, una marca que comercializa miel y personaliza colmenas bajo la iniciativa Ecolmena.

Las entrevistas podrán verse en el canal de YouTube de Presura TV, junto a las que se realicen este miércoles, 24 de agosto, en Ayerbe (Huesca) y Bureta (Zaragoza), en una gira por territorio aragonés patrocinada por el Gobierno de Aragón. Cuenta además con el apoyo de Hispasat, Cesce, Enisa, Tragsa, Red Rural Nacional, Fundación Oxígeno, Tierras del Cid y Agalsa.

En sus tres últimas campañas, el autobús ha recorrido más de 20.000 kilómetros por la España rural y en PresuraTV se ha entrevistado a más de 200 personas.

Merche y Sara Almonda, de Discoanima, durante una entrevista. M. N. 

El concejal Joaquín Bielsa dio la bienvenida a Andorra a Presura. “Lo que queremos es darle la vuelta a esto y que el mundo rural sea un mundo de oportunidades, por lo que todas las iniciativas como esta por supuesto que son bienvenidas y hay que saber aprovecharlas”.

“Nos mueve conocer insitu ejemplos de personas que han decidido quedarse a vivir en los pueblos y han montado sus empresas y sus proyectos, porque nos parece muy motivador”, amplió Alcalde, que desde hace seis años ve como el relato de la despoblación “se ha convertido en un problema de Estado” y califica como “muy importante que los ciudadanos que viven en las ciudades vean que se puede vivir en un pueblo”, una “tendencia incipiente pero real”.

Otro objetivo de Presura es promocionar la feria del mismo nombre, que este año se celebrará del 4 al 6 de noviembre en Sigüenza (Guadalajara). “Se ha convertido en la referencia en España en eventos que tienen que ver con la repoblación rural y lo que busca es poner en contacto a esas personas que están pensando en desarrollar un proyecto de vida en lo rural con todos aquellos recursos y agentes que hay en los pueblos esperándoles para ayudarles”.

En definitiva, “no somos ilusos pero sí optimistas”. Tras estudiar las causas y el diagnóstico de la despoblación, “en estos últimos siete años está cambiando la tendencia, ha habido un punto de inflexión y de repente todo el mundo se ha dado cuenta de que no se puede dejar medio país vacío, por una cuestión de sostenibilidad y económica”, concluyó el responsable de El Hueco.

Los réditos de 5 emprendedores que apostaron por quedarse

“Salimos a estudiar pero siempre tuvimos claro que queríamos volver a Andorra a emprender”, explican Merche y Sara Almolda, propietarias desde hace siete años de la empresa de animación infantil Discoanima con la que, tras el parón obligado por la pandemia, vuelven a ganarse dignamente la vida.

“Le vemos futuro al negocio porque siempre va a seguir habiendo natalidad. Estamos enfocadas a actividades infantiles, con diversidad de castillos hinchables, hacemos fiestas, cumpleaños...”, explican.

“Hemos ido a Zaragoza, Teruel, Caldas de Montbuy (Barcelona)... Allí donde nos llamen, si tenemos disponibilidad cargamos el camión o la furgoneta y nos vamos”, concluyen con gran entusiasmo.

Por su parte, Adriana Galve y José Miguel Martín han hecho de El Reino del revés mucho más que una librería, pues organizan actividades culturales, extraescolares, ferias del libro y exposiciones. “Siempre estamos con nuevas ideas que nos rondan la cabeza, la idea es seguir creciendo”, destaca Galve. Ahora han contratado a una persona más y ya son tres. “El medio rural siempre ha sido nuestra primera opción, son ocho años de andadura y estamos muy contentos. La respuesta de la gente es siempre positiva y creemos que estamos haciendo una buena labor para la zona en que vivimos”, subraya.

Por último, Roberto González sigue adelante con su proyecto Apicultura La Cerrada. El andorrano corta centenares de colmenas que se han convertido en su sustento después de “volver a poner en funcionamiento” el oficio de su abuelo, algo que además de permitirle quedarse en Andorra tiene “un valor sentimental” para él.

Su proyecto de personalización de colmenas se ha asentado. “Mantenemos clientes y el año que viene queremos inaugurar el museo”, emplaza. Pese a los fríos, la sequía, incendios, granizadas y otros desmanes climáticos que afectan a su producción, “seguiremos adelante con las abejas”.

El redactor recomienda