Síguenos
La declaración de impacto ambiental negativa a las placas fotovoltaicas en Híjar y Alcañiz causa La declaración de impacto ambiental negativa a las placas fotovoltaicas en Híjar y Alcañiz causa
Ubicación de las cinco plantas solares fotovoltaicas y las cinco eólicas que Endesa ha presentado al Nudo Mudéjar. Endesa

La declaración de impacto ambiental negativa a las placas fotovoltaicas en Híjar y Alcañiz causa "sorpresa" a Endesa

La evaluación del Miteco obligará a pormenorizar los estudios sobre aves entre los concursantes del Nudo

Endesa ha mostrado su “sorpresa” por que el Ministerio para la Transición Ecológica y Reto Demográfico (Miteco) haya denegado la autorización ambiental al 55% del proyecto fotovoltaico Mudéjar de la eléctrica, de 144 megavatios (MW) de potencia en total, al excluir las zonas de Alcañiz e Híjar por afectar al hábitat de aves protegidas. Sí ha dado luz verde, con condicionantes, al sector de Andorra, formado por Mas de Perlé-Valdeserrana y el parque de carbones de la central térmica ahora en desmontaje.

Fuentes de la eléctrica aseguran que la documentación estaba trabajada y tenía en cuenta todos los parámetros ambientales. Sin embargo, afirman que este obstáculo inesperado, que puede sentar precedente en el desarrollo de los 1.202 MW del Nudo Mudéjar, “no afectaría en nada al proyecto” Mudéjar, pues se buscarán otras ubicaciones y se completará la potencia instalada.

El escollo ministerial se centra en la “zona norte o Alcañiz”, donde Endesa proyectaba una central fotovoltaica de 28,8 MW y una subestación sobre 226,56 hectáreas de cultivos de secano, así como la “zona centro o Híjar”, que afectaba a 197,93 hectáreas con una potencia instalada de 50,9 MW, con otra subestación y una línea aérea llamada Park Mudéjar.

Evidencias

“No se han aportado evidencias científicas que permitan asegurar que la construcción de parques fotovoltaicos no supone una pérdida de hábitat de alimentación, campeo, reposo o de reproducción para el águila real, el cernícalo primilla, la chova piquirroja, la ganga ortega y el resto de las aves esteparias”, dicta el Miteco en su Declaración de Impacto Ambiental (DIA), publicada el 22 de enero en el Boletín Oficial del Estado (BOE). Por ello, no autoriza “las zonas de parque fotovoltaico denominadas Alcañiz e Híjar, así como sus respectivas subestaciones y el tramo del tendido aéreo de evacuación Park Mudéjar hasta la denominada Línea 6” compartida con otros diez proyectos renovables, los que ha presentado Endesa al concurso del Nudo.

El Ministerio sí autoriza la zona sur de Mudéjar, con las subzonas andorranas Mas de Perlé-Valdeserrana (35,4 MW y 39,2 MW sobre 52,34 y 59,88 hectáreas, respectivamente).

Los proyectos con viabilidad ambiental quedan condicionados al “cumplimiento de todas las condiciones aplicables de la resolución de 25 de enero de 2021 del Instituto Aragonés de Gestión Ambiental (Inaga) por la que se autoriza el proyecto de desmantelamiento de la Central Térmica Teruel”, apunta el Miteco.

Endesa va a por todas

El varapalo del Miteco a este proyecto fotovoltaico de Endesa supone un aviso para las siete empresas o UTEs que han concurrido al concurso para el acceso a la red eléctrica a través del Nudo Mudéjar, que permite la implantación de energías renovables en los 34 municipios del Convenio de Transición Justa de Aragón y otros colindantes hasta un 20% del proyecto de un mismo licitador. Sin embargo, los estudios de avifauna deberán ser más rigurosos para no contar con la negativa ministerial.

Uno de los concursantes es precisamente Endesa, que según adelantó ayer El Periódico de la Energía y pudo confirmar DIARIO DE TERUEL, ha desarrollado un plan que abarca diez instalaciones renovables concebidas en cinco proyectos híbridos de tecnología eólica y fotovoltaica para un total de 1.495 MW.

Los cinco proyectos híbridos son los formados por el parque eólico Alcor (111,6 MW) y el fotovoltaico Calanda (49,9 MW), en Alcorisa y Calanda; el eólico El Castillo (111,6 MW) y el fotovoltaico Calandrias (480,6 MW), entre Alcañiz e Híjar; el eólico Empeltre (173,6 MW) y el fotovoltaico San Martín (250,7 MW), entre Albalate e Híjar; el eólico La Plana (86,8 MW) y el fotovoltaico Santamaría (99,4 MW), entre Samper de Calanda y Escatrón; y el eólico Ítaca (55,8 MW) y fotovoltaico San Macario (74,3 MW), en Andorra. En total, el proyecto técnico engloba 539,4 MW de eólica y 954 MW de solar.

A este complejo renovable irá asociada la batería para almacenamiento de energía más grande de España hasta el momento, de 87 MW de capacidad.

La empresa, que aspira al conjunto de los 1.202 MW que concursa el Miteco para empresas solventes, tiene previsto instalar también una planta de electrólisis para generar hidrógeno verde. Como acompañamiento, el plan incluye la construcción de una fábrica de electrolizadores.

Acompañamiento

Endesa ha diseñado un potente programa socioeconómico para acompañar al proyecto energético, que a la postre será lo más puntuado por el Miteco con hasta 55 puntos. Afectará a todos los sectores económicos.

La plantación de olivos, la creación de un centro de investigación y observación de avifauna, la compatibilidad de los cultivos de secano con las plantas energéticas o el pastoreo serán proyectos de “agrivoltaica” a desarrollar en el sector primario.

En el secundario, además de la planta de electrolizadores, Endesa desarrollará una industria de seguidores solares para sus parques, además de un centro logístico y de recuperación de aerogeneradores.

Las aportaciones al sector terciario serán rutas senderistas y verdes, un museo de la apicultura o la señalización del casco urbano de Andorra con 75 pictogramas diseñados para personas con discapacidad intelectual.

El redactor recomienda