Síguenos
La Escuela de Música de Andorra inicia el curso con 180 alumnos matriculados La Escuela de Música de Andorra inicia el curso con 180 alumnos matriculados
Un profesor de percusión durante una de las clases

La Escuela de Música de Andorra inicia el curso con 180 alumnos matriculados

Tras la pandemia, la demanda de estudios de instrumentos de viento se mantiene baja

La Escuela municipal de Música de Andorra ha empezado a recuperar el número de matrículas que tenía antes de la pandemia de coronavirus. Según informó el Ayuntamiento, este curso ha habido más solicitudes de inscripción en instrumentos polifónicos e individualistas y menos en instrumentos de viento, algo que desde la dirección del centro atribuyen a las consecuencias de la pandemia de coronavirus, por el miedo que ha dejado entre los educandos y sus familias la posibilidad de contagios.

El nuevo curso escolar 2022-2023 ha arrancado en la villa minera en su sede habitual después de que algunas de las aulas del centro hayan sido insonorizadas para evitar molestias en el vecindario.

El curso comenzó el 3 de octubre en la sede habitual, situada en la calle Agustina de Aragón, después de que el pasado año se llevaran a cabo las obras para la insonorización de dos de sus aulas. Una vez finalizados los trabajos, se llevó a cabo el traslado del material desde el edificio de la antigua comarca, donde se impartieron clases el curso pasado.

La directora del centro, Ana Pallarés, explicó que este año han sido 180 los alumnos que han realizado matrícula e iniciado las clases. No obstante, precisó que son muchas más las personas que realizan actividades musicales en Andorra, pues al alumnado que asiste habitualmente a clase de música en la escuela hay que sumar a todas aquellas personas que participan en las diferentes agrupaciones musicales que hay en la localidad, que entre todos suman cerca de las 300 personas.

Pallarés también informó de  que son 12 los profesores encargados de formar al alumnado. Desde la dirección del centro lamentaron que, tras la pandemia de Covid-19, las matriculaciones siguen siendo más numerosas en las formaciones de instrumentos polifónicos e individualistas, como son piano, teclado, instrumentos de cuerda o de percusión, mientras que hay menos interés en aquellos instrumentos de la especialidad de viento por el miedo a posibles contagios.

La Escuela de Música de Andorra oferta clases de instrumentos de viento-metal, de percusión, de música y movimiento, de piano y teclado, guitarra, bandurria, flauta travesera, música tradicional, lenguaje musical, coro, técnica vocal y solfeo. Además, es en la escuela donde ensayan las distintas agrupaciones musicales locales como son la banda de música, la agrupación laudística o la coral Luis Nozal, entre otras.

Insonorización de aulas

La gran novedad de este curso es que se dispone de dos aulas insonorizadas, el aula 4 y la 6. La directora del centro musical, Ana Pallarés, valoró muy positivamente la obra realizada en los últimos meses y apuntó que cualquier centro dedicado a la enseñanza musical requiere de este tipo de salas adecuadamente insonorizadas.

La intervención para la insonorización se encargó a la empresa Fuse Records - Fluge Zaragoza S.L. y ha supuesto una inversión de 113.135, IVA incluido. Entre otras cosas, se ha realizado un aislamiento acústico completo de suelo, paredes y techo. Gracias a esta mejora se ha conseguido que no se produzca en el ambiente interior de las viviendas o locales más cercanos, niveles sonoros, medidos en decibelios con ponderación A, superiores a 27 decibelios (Db) y en la calle niveles sonoros superiores a 45 Db.

El redactor recomienda