Síguenos

298_1200x150-opticalia.gif banner click 298 banner 298

La Mesa de Prevención de Andorra-Sierra de Arcos anima a no segregar juguetes por sexo en Navidad La Mesa de Prevención de Andorra-Sierra de Arcos anima a no segregar juguetes por sexo en Navidad
Presentación de la campaña en rueda de prensa de la mano de Raquel Herrera y Marta Sancho

La Mesa de Prevención de Andorra-Sierra de Arcos anima a no segregar juguetes por sexo en Navidad

Campaña con folletos en colegios y vídeos para no poner límites a la imaginación de los niños
banner click 236 banner 236

“No regales sexismo, regala igualdad”. Es el mensaje que, por Navidad, vuelve a lanzar la Mesa Comarcal de Prevención y Erradicación de la Violencia hacia las Mujeres de Andorra-Sierra de Arcos para la compra y uso de juegos y juguetes que no segreguen por sexo. Este año, además, con cargo al presupuesto del Pacto de Estado Contra la Violencia de Género se ha realizado una campaña audiovisual bajo el lema “la imaginación no tiene límites, no los pongas tú”.

Con esta campaña, los Servicios Sociales de la Comarca pretenden “continuar rompiendo los estereotipos y el sexismo” que, según observan, “nos invade cada día y que determina los gustos, las preferencias y las expectativas en función de si se es niño o niña, hombre o mujer”, explicó ayer la trabajadora social Raquel Herrera durante la presentación de la campaña.

La iniciativa consta de la distribución de carteles y folletos en puntos estratégicos de las nueve localidades que conforman la Comarca, así como el reparto de folletos a todo el alumnado de infantil y primaria de los colegios y en las tiendas de juguetes.

En ellos, se recogen recomendaciones para una compra más igualitaria: “No hay colores de niños y niñas; no promuevas las etiquetas sociales; elige juguetes que propicien la cooperación; no hay juguetes de niños y niñas; el juego debe fomentar la espontaneidad y libertad; elige juegos, libros y videojuegos en los que haya figuras femeninas y masculinas, así como diversidad cultural; evita juguetes, juegos y videojuegos violentos; educa para resolver problemas de forma positiva, constructiva y creativa; la publicidad, a veces, transmite valores e imágenes distintas de las que queremos enseñarles; a la hora de elegir escucha sus peticiones pero recuerda  que tú pones los límites; cuidado con la imagen irreal que algunas muñecas dan del cuerpo de la mujer”.

Además, este año se han realizado dos animaciones creadas por la andorrana Marta Lanuza, de la empresa Memphatie Ilustración Sensitiva.

“La publicidad marca mucho”

Herrera valoró el esfuerzo que se hace desde la mesa comarcal desde 2017 y quiere pensar que el mensaje de igualdad surte efecto, si bien “la publicidad marca muchísimo y se reproducen una y otra vez roles y estereotipos de género, no solo durante la campaña de juguetes navideña sino durante todo el año y en muchísimos contextos”.

“Que un niño y una niña jueguen libremente con lo que les apetezca forma parte de su proceso de aprendizaje”, defendió la trabajadora social.

Este mensaje lo plasma Lanuza en sus animaciones, que pueden visualizarse en el Facebook Mujer Andorra-Sierra de Arcos. En una de ellas, un niño tiene a su elección jugar con un robot o una muñeca, pero elige mezclarlos y ponerle una minifalda al objeto metalizado. En la otra, en azul se marcan tres bolos con los mensajes “fortaleza, liderazgo, estereotipos”, mientras en rosa aparecen otros tres que indican “belleza, delicadeza y sexismo”. Un bolo con el mensaje “educación, feminismo e imaginación” derriba los prejuicios y hace crecer semillas de “igualdad, tolerancia, creatividad y libertad”.

La propia ilustradora y animadora explica, a través de un vídeo, que no quiso elegir colores neutros. Para ella es un “error” porque “eliminarlos refuerza el mensaje de que tienen género”, cuando lo importante, según su punto de vista, es “normalizarlos y empezarlos a ver como otros colores que simplemente transmiten emociones o estados de ánimo”.

“Aunque sea una campaña de juguetes, no solo va dirigida a niños sino a los adultos, a los padres en concreto, ya que los niños no entienden ni de estereotipos ni de prejuicios; somos nosotros (los adultos) los que transmitimos esas ideas a las siguientes generaciones y está en nuestra mano poder cambiar esto”, pues “la igualdad de género está en poder decidir y tener las mismas oportunidades”, concluyó la diseñadora gráfica.

El redactor recomienda