Síguenos

298_1200x150-opticalia.gif banner click 298 banner 298

Los empresarios de Andorra premian a Repuestos Gracia y Apicultura La Cerrada Los empresarios de Andorra premian a Repuestos Gracia y Apicultura La Cerrada
Fotografía de grupo con todos los premiados, representantes de la asociación empresarial, autoridades y periodistas invitados al debate

Los empresarios de Andorra premian a Repuestos Gracia y Apicultura La Cerrada

Los negocios locales se felicitan por su resiliencia ante el cierre de la central térmica y al Covid
banner click 236 banner 236

Los Premios Empresa Andorra reconocieron el viernes la trayectoria de Repuestos Gracia y lo innovador del proyecto de Apicultura La Cerrada, además de la colaboración de la Escuela Municipal de Música de Andorra.

La gala, organizada por la Asociación Empresarial de Andorra-Sierra de Arcos y Bajo Martín, contó con buena parte de los 120 asociados que en los últimos dos años han demostrado su capacidad de resiliencia, primero por superar los efectos sobre el territorio que ha tenido cierre de la central térmica y después por sobreponerse a una pandemia global que puso de manifiesto la importancia del comercio cercano.

“Es un día de fiesta para nosotros después de todo lo que llevamos pasado, una noche para desconectar de todos los problemas y de reconocimiento a las personas que siguen luchando día a día”, explicó el presidente de la asociación empresarial, Roberto Miguel.

En esta ocasión, la junta decidió que Repuestos Gracia y Apicultura La Cerrada eran dignos de recibir el Premio a la Trayectoria Empresarial y el Premio a la Innovación, respectivamente.

La primera es una empresa andorrana fundada en 1970 por Joaquín Gracia y Jerónima Blasco. Captaron el nicho de mercado que existía en Andorra, pues él trabajaba en un taller mecánico, “el de los Pericos” y vio que había movimiento suficiente como para instalar un comercio de repuestos del automóvil. Los inicios de la compañía fueron en la calle Ramón y Cajal, aunque en 1983 se trasladaron a su ubicación actual en la calle Progreso, orientando el negocio hacia la ferretería y el bricolaje.

Juan Gracia, gerente de la empresa, agradeció el galardón a sus padres en nombre suyo y de sus hermanos Quino y Efrem. Y lanzó un mensaje para que la transición justa se haga realidad, “pues estamos viendo que la población está bajando y sin población no hay pueblo, y sin pueblo no hay tejido empresarial ni comercio”, sino un futuro “más negro que el carbón”.

Por su parte, el ideólogo de Apicultura La Cerrada, Roberto González, sigue también la tradición familiar colmenera iniciada por su bisabuelo y que él ha querido continuar en Andorra innovando en el sector. Además de vender miel de primera calidad en la calle La Fuente 46, ofrece la posibilidad de personalizar colmenas con el diseño elegido. El apicultor las mima y les hace un seguimiento a cambio de dos lotes anuales de miel, polen, propóleo y otros productos procedentes de las colmenas, así como descuentos en la tienda. González también da charlas en centros educativos, organiza visitas e imparte talleres. Tuvo palabras de agradecimiento para su familia, la asociación empresarial y todas las empresas, instituciones y particulares que han querido colaborar en el proyecto personalizando una de sus colmenas.

Finalmente, la Asociación Empresarial distinguió a la Escuela de Música de Andorra con el Premio a la Colaboración por participar en los eventos que organiza, como anoche con la interpretación de tres temas. La entidad surgió a principios de los años 80 del siglo XX y se caracteriza por la participación. Este curso cuenta con 12 profesores y 196 alumnos, y varias agrupaciones musicales vinculadas.

Jorge Heras, María Quílez, Marcos Navarro y José Miguel Meléndez participaron en un debate acerca de la transición justa 

Resiliencia total

Miguel destacó la resiliencia que ha demostrado la empresa local en estos años. Al cierre de la térmica y la pandemia se suma “la nueva forma de comercio”, online, ante la que hay que “adaptarse, mirar a la realidad de frente y superarte día a día”.

Gracias a ello, lejos de perder asociados “subimos año a año”, desde los 80 que había hace unos años a los 120 actuales. Ayuda que el año pasado la cuota simbólica fue de un euro y a través de los convenios con otras asociaciones empresariales y entidades financieras los asociados obtienen algunas ventajas.

Pero lo más importante es “tener esa identidad de ser todos uno, de empujar todos hacia el mismo sitio y darnos cuenta de que pertenecer a un colectivo tan cercano es de utilidad”, resaltó el presidente. Miguel agradeció también al Ayuntamiento de Andorra las ayudas directas concedidas al comercio en plena pandemia, así como la colaboración en la campaña de Navidad.

El alcalde de Andorra, Antonio Amador, subrayó el “trabajo” de los empresarios, “silencioso, cotidiano pero que nos permite una vida mucho mas cómoda a todos los habitantes de estas comarcas. Como “valientes” definió a los “autónomos que día a día levantan la persiana’.

El acto contó con una tertulia de periodistas sobre el cierre de la térmica y el proceso de transición justa que afronta la comarca en el que participaron Marcos Navarro, de DIARIO DE TERUEL; María Quílez, del periódico La Comarca y Jorge Heras, de El Periódico de Aragón. Moderó el delegado en Teruel de la Corporación Aragonesa de Radio y Televisión, José Miguel Meléndez

El redactor recomienda