Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

179_2030-1200-x-150-px.png banner click 179 banner 179

201_embou-1200x150.gif banner click 201 banner 201

Los vecinos vuelven a movilizarse al grito de “Beceite somos todos” contra las tasas a los no empadronados Los vecinos vuelven a movilizarse al grito de “Beceite somos todos” contra las tasas a los no empadronados
Vecinos de segundas residencias y algunos empadronados, reunidos en la plaza de San Cristóbal, confluencia de los caminos del Parrizal y la Pesquera.

Los vecinos vuelven a movilizarse al grito de “Beceite somos todos” contra las tasas a los no empadronados

Desde hoy habrá excursiones matutinas espontáneas por los caminos del Parrizal y la Pesquera

“Beceite somos todos”. Este fue el grito unánime con el que hicieron su entrada en la plaza de la Constitución -donde se encuentra la casa consistorial- los vecinos que el domingo por la mañana se manifestaron en Beceite en contra de las tasas municipales que el Ayuntamiento les cobra por acceder a los parajes naturales del Parrizal y la Pesquera y que desde el año pasado se aplican a residentes no empadronados.

Fue la segunda convocatoria de protesta organizada por la Asociación de Vecinos en poco más de un mes (la primera tuvo lugar el 26 de junio, puente de San Juan). La iniciativa contó, de nuevo, con una alta participación, al reunir esta vez a unas 150 personas y, de nuevo, con un alto componente emocional. Entre los asistentes se palpaba un malestar hondo, un combinado entre indignación, sentimiento de injusticia y de que alguien se ha apropiado de algo que consideran suyo.

Lo definía muy bien José Luis, más alejado emocionalmente que otros de las motivaciones que le llevaban a estar allí, pero que explicaba como se sentía su mujer, “que es del pueblo, que ha nacido aquí, que lleva toda la vida yendo con las amigas al Parrizal o a la Pesquera a bañarse y que ahora se siente como expulsada del pueblo donde nació”. Y así otros tantos que no entienden por qué han de pagar 10 euros cada vez que acceden al Parrizal en coche o 6 euros si quieren pasar por el camino que atraviesa el entorno natural que reúne las decenas de pozas de baño de la Pesquera.

Vecinos de segundas residencias y algunos empadronados, reunidos en la plaza de San Cristóbal, confluencia de los caminos del Parrizal y la Pesquera.

Y no solo para bañarse, porque, como explicaban Armando y Belén, el problema es que hay que pagar para pasar por el camino de la Pesquera, que es el mismo que “te lleva al punto de inicio para hacer la excursión a Peña Galera”, así que, si quieres hacer esa excursión con tus hijos tienes que comprar un ticket que te da derecho a disfrutar de un aparcamiento. La pareja lleva más de 20 años, según explicaron, “accediendo a todos estos puntos con la regulación que se exigía, a través de la tarjeta de residentes, pero ahora nos están tratando como si fuéramos unos turistas más, porque lo que hay aquí es un enorme afán recaudatorio que está provocando una masificación mayor del pueblo”, destacó Armando.

Se refería este vecino a que  las limitaciones de aforo eran, hasta este año, diarias, pero desde este verano el Ayuntamiento ha establecido dos turnos diarios para acceder a los parajes naturales. Así las cosas, si el máximo de vehículos diarios que se autorizaban hasta el año pasado era de 85, ahora se han convertido en 85 en el turno de mañana y otros tantos por la tarde, lo que son 170 coches al día entrando y saliendo del puerto. Y todo bajo el paraguas normativo de las restricciones por la pandemia y la regulación de accesos para evitar la masificación del espacio.

Otro vecino, Manuel Moreno, se lamentaba de que “esta situación provocará una confrontación entre vecinos sin necesidad”. Lleva, según decía, “50 años en Beceite, y en todo este tiempo “nunca he vivido una situación tan negativa; el diálogo debería ser imperante, pero no se practica”, se lamentó.

La asociación registró nuevas adhesiones y recogió los datos de los asociados.

Las tasas para acceder a ambas zonas se pagan o bien por no estar empadronado o bien por no pagar el impuesto de circulación en el pueblo, algo a lo que se niegan los residentes temporales, que lo califican incluso de cuestionable legalmente. “Cómo vamos a estar empadronados en el lugar donde no vivimos y cómo vamos a pagar el impuesto de vehículos aquí si no estamos todo el año en nuestra casa del pueblo; sencillamente no podemos, a pesar de que segunramente nos saldría más barato”, se quejaban Antonio y Domingo. Ambos se mostraron ofendidos porque el alcalde, en la carta buzoneada hace meses y dirigida a todos los vecinos, les tildó de “privilegiados”. “Cómo puede decirnos algo así, cuando hemos decidido invertir nuestro dinero en el pueblo, en lugar de hacerlo en otra parte”, se preguntaba Antonio.

Salidas espontáneas

La protesta de este ocho de agosto empezó a las 9.30 de la mañana y terminó llegado el mediodía. Arrancó con una concentración en la plaza de San Cristóbal -intersección de los caminos del Parrizal y Pesquera- y terminó en la misma plaza del pueblo, donde se leyó un comunicado y celebró una asamblea vecinal en la que los afectados realizaron algunas propuestas para continuar con las medidas de presión. La más apoyada fue la celebración de excursiones populares voluntarias todas las mañanas por los dos caminos de acceso a los parajes naturales.

Estas salidas espontáneas empezarán hoy por la mañana y continuarán en los próximos días, aunque no estarán organizadas ni por la asociación ni por ninguna persona particular, se ha invitado a todo el eque quiera a acudir a caminar a partir de las  9.30 de la mañana. Nadie les puede impedir el paso caminando.

Seguirán

La Asociación continuará con la protesta de otra manera. Una de ellas es la queja que se está preparando y que se dirigirá al Justicia de Aragón, según explicó la portavoz de la Asociación, Montse Boix, quien se mostró satisfecha con la respuesta de los vecinos a esta segunda convocatoria, en la que, además, se vio a más vecinos empadronados apoyando.. Boix trasladó que a los afectados están muy motivados: “no sé si con el tiempo nos cansaremos de esto, pero de momento, la intención es no hacerlo”, enfatizó.

El redactor recomienda