Síguenos

338_1200x150incendios.gif banner click 338 banner 338

347_1200x150-festivales-verano.gif banner click 347 banner 347

Mazaleón prohíbe el consumo de agua de la red pública al detectarse bacterías en las analíticas Mazaleón prohíbe el consumo de agua de la red pública al detectarse bacterías en las analíticas
Reparto de botellas de agua en el pabellón municipal

Mazaleón prohíbe el consumo de agua de la red pública al detectarse bacterías en las analíticas

El Ayuntamiento reparte garrafas a las familias desde este miércoles

En pleno mes de agosto, con el pueblo lleno de vecinos residentes y de veraneantes que pasan sus vacaciones, la detección de la bacteria E.coli en una conducción de agua de boca en Mazaleón ha obligado al Ayuntamiento a prohibir el consumo humano hasta que se de la situación por normalizada y el bacilo quede eliminado de la red municipal. Desde este martes por la mañana, cuando se detectó la presencia de la bacteria al realizar la analítica de una de las fuentes del pueblo, se ha declarado el agua no apta para consumo humano.

La restricción en el consumo no afecta en principio al uso higiénico y doméstico, pero sí al agua de boca. El consumo ha quedado prohibido hasta que la situación sanitaria vuelva a ser la adecuada y la red recupere su estado original.

El alcalde de Mazaleón, Rafa Martí, reconoció que “ha salido una analítica mal de todas las que se realizaron el martes”. Por protocolo, “se ha decidido prohibir el consumo humano en todo el pueblo, porque así lo determina la normativa higiénico sanitaria que se encuentra en vigor”. Según detalló Martí, al realizar las analíticas  habituales del agua de boca “salió una de ellas mal en un punto de la red y eso ha obligado a prohibir el consumo de boca en todo el pueblo”.

Hiperclorado de la red

El mismo día de la detección de la bacteria se llevó a cabo un hiperclorado de toda la red de abastecimiento de agua local. “El hiperclorado consiste únicamente en echar más cloro de lo que es habitual y drenar a continuación para limpiar las tuberías”, comentó el primer edil. Transcurridas 24 horas se efectuó una nueva analítica en la que volvió a detectarse presencia de la misma bacteria, así que ayer se realizó un nuevo hiperclorado de la red y otro drenaje a la espera de ver si el bacilo desaparece o continúa detectándose en los análisis que se realizarán previsiblemente hoy viernes por la mañana.

El alcalde de Mazaleón explicó que han seguido “el protocolo que marca Sanidad y que dice que hay que prohibir el consumo humano en toda la red, aunque solamente haya salido en un tramo”. No en vano, la E.coli es una bacteria que puede resultar peligrosa fuera del ambiente habitual en el que convivimos con ella. El bacilo está presente en grandes cantidades en nuestra microbiota intestinal normal humana y también en la de los animales, donde en general no es dañina. Sin embargo, en otras partes del cuerpo, puede causar náuseas, vómitos, dolor abdominal y diarrea, con cuadros clínicos graves, como infecciones del tracto urinario, bacteriemia e incluso meningitis.

Origen

La transmisión de la E. coli patógena a través del agua está comprobada en aguas recreativas y agua potable contaminada y en ocasiones puede ocurrir que el agua potable esté contaminada porque se ha filtrado agua de lluvia que contenga excrementos de ganado, aunque en el caso de Mazaleón se desconoce el origen.

“Es imposible conocer cuál ha sido la causa; simplemente no lo sabemos, lo desconocemos”, dijo el responsable municipal, aunque reconoció que una hipótesis plausible es que la bacteria haya llegado a la red “a través de las últimas tormentas de este mes de julio”. No obstante, indicó: “Ahora mismo no estamos centrados en el origen, porque lo que nos importa en este momento, una vez ha sido detectada la presencia, es eliminarla lo más rápidamente posible”.

Este miércoles, el Ayuntamiento repartió agua embotellada en el pabellón municipal, y volvieron a hacerlo ayer jueves. “Estamos repartiendo garrafas de cinco litros a las familias que son poca gente en casa y hasta diez litros  a aquellos núcleos familiares donde hay mucha gente”, concluyó  Martí.

El redactor recomienda