Síguenos

338_1200x150incendios.gif banner click 338 banner 338

347_1200x150-festivales-verano.gif banner click 347 banner 347

349_1200x150-mas-de-cebrian.gif banner click 349 banner 349

Miles de espectadores se emocionan con el Drama de la Cruz de Alcorisa tras dos años de parón por la pandemia Miles de espectadores se emocionan con el Drama de la Cruz de Alcorisa tras dos años de parón por la pandemia
Una de las escenas del Drama de la Cruz de este año

Miles de espectadores se emocionan con el Drama de la Cruz de Alcorisa tras dos años de parón por la pandemia

La representación destaca por la puesta en escena de casi 300 vecinos, la nueva indumentaria para la guardia romana y el uso del latín

Varios miles de espectadores se han emocionado este Viernes Santo con la representación del Drama de la Cruz de Alcorisa que muestra en un entorno natural los últimos días de la vida de Cristo con total realismo y rigor histórico. La actuación se ha desarrollado después de los dos años de parón obligados por la pandemia de la covid-19.

El Drama de la Cruz ha comenzado puntualmente a las cinco de la tarde en la falda de monte Calvario de Alcorisa (Teruel) con la escena del sermón de la montaña. Después del vía crucis con Jesús y los ladrones
portando un madero en los hombros, tal como solían ser los castigos de los romanos en el siglo I, se ha procedido a la escena final de la crucifixión. Un silencio sepulcral se ha hecho en lo alto del Monte Calvario justo antes de que la guardia romana procediera a la ejecución.

"Ha sido muy emocionante volver a representar el papel de Cristo después de tres largos años en los que nos hemos estado preparando para conseguir volver a emocionar a los que nos visitan con el máximo respeto a la historia que explicamos", ha declarado Pedro Félez, justo después de finalizar la representación desde la ermita de San Juan en lo alto del Monte Calvario.

Por tercer año Pedro Félez ha sido crucificado juntos a sus hermanos Jesús y Pablo, que representaban a los ladrones Dimas y Gestas, respectivamente.

La Asociación Drama de la Cruz de este año ha contado con algunas novedades en la búsqueda del mayor rigor histórico posible como ha hecho desde que comenzaron las representaciones en el año 1978. En los últimos meses la asociación cultural ha estado trabajando de manera artesanal y en colaboración con especialistas en reproducciones históricas para dotar de una nueva indumentaria a los soldados romanos que son los encargados de flagelar y crucificar a Cristo y a los ladrones.

En la edición de este año, por primera vez, algunos de los diálogos de la guardia romana han sido en latín. Aunque la representación -como es habitual- ha sido íntegramente en castellano, en algunos momentos muy concretos de determinadas escenas, la guardia romana usó el latín si bien el contexto de la acción permitió entender perfectamente el desarrollo de los hechos.

El presidente de la Asociación Drama de la Cruz, Jorge Martín, ha destacado tras finalizar la representación que "prácticamente desde este mismo momento comenzamos ya a trabajar en la escenificación del año próximo cuando se desarrollará la 46 edición".

Martín ha querido destacar especialmente la labor del pueblo de Alcorisa y de toda la gente que hace posible año tras año el Drama: "son muchos los que de manera anónima trabajan durante meses para este día".

Otra de las novedades de este año se ha desarrollado justo antes de que comenzara la representación cuando la histórica guardia de la Semana Santa de la Cofradía de la Sangre de Cristo de Alcorisa -datada en el
siglo XVI- ha desfilado con los soldados romanos que participan en el Drama de la Cruz. Los inicios de la Cofradía de la Sangre de Cristo se remontan a finales de la Edad Media cuando aparecieron agrupaciones de este tipo en diferentes puntos de Aragón.

 

Con el arranque de la Transición en 1978, un grupo de treinta jóvenes alcorisanos, que por entonces se reunían en torno al Club Juvenil, deciden llevar a cabo la primera representación, llevados por su afición al teatro y conscientes del marco tan privilegiado que representa el Monte Calvario de la población.

Nace sin vocación de continuidad, pero la reacción de los dos centenares de alcorisanos que fueron testigos de la puesta en escena de La Pasión, resulta clave a la hora de plantear nuevas representaciones.

Además, el escenario natural en el que se realiza la obra le confiere una personalidad propia, que atrae cada año no sólo a vecinos del municipio y la comarca turolense, sino también a visitantes de fuera, ha informado la Asociación Drama de la Cruz en una nota de prensa.

El redactor recomienda