Síguenos

457_1200x150-bueno.gif banner click 457 banner 457

Urrea de Gaén vende energía a la red para ahorrar en la factura de luz de siete equipamientos Urrea de Gaén vende energía a la red para ahorrar en la factura de luz de siete equipamientos
En primer término, la instalación fotovoltaica instalada en el pabellón; a la derecha, el casco de Urrea de Gaén. Gester

Urrea de Gaén vende energía a la red para ahorrar en la factura de luz de siete equipamientos

Conecta los suministros a una instalación fotovoltaica ubicada en el pabellón

Urrea de Gaén conectó a la red de distribución el pasado 22 de septiembre la primera instalación de autoconsumo colectivo de infraestructuras municipales con excedentes energéticos, con la que el Ayuntamiento de la localidad del Bajo Martín esperar ahorrar al menos un 40% en el precio de la electricidad.

La instalación la acometió Gestión de Tecnologías y Energías Renovables (Gester), que en su página web explica que en mayo de 2021 el alcalde, Joaquín Lafaja, contactó con esta empresa para “impulsar la eficiencia energética y las energías renovables” en el municipio.

La fórmula pasaba por la ejecución de una instalación de autoconsumo colectivo en forma de paneles solares sobre la cubierta del pabellón “y con ello reducir el coste eléctrico en los suministros de energía a distintas infraestructuras municipales; y, sin saberlo, convertir al municipio en pionero en la implantación de este tipo de actuación” que, además, es subvencionable.

Según explica la compañía, Gester revisó los consumos de todas las infraestructuras municipales, exceptuando el alumbrado público porque su instalación no preveía el uso de baterías. Siete de ellos (casa consistorial, consultorio médico, centro de día, escuelas, cine, pabellón y clubes sociales) cumplían las condiciones requeridas y se eligió la cubierta del pabellón como ubicación idónea del campo generador, consistente en una instalación fotovoltaica de 25 kilovatios de potencia nominal. En total, se dispusieron 60 paneles.

Además, en la fachada del pabellón se centralizaron los contadores para el equipo de medida de la energía generada, así como para el suministro existente del pabellón y un tercero “para cuando el ayuntamiento solicita mayor potencia para el uso del pabellón durante la celebración de las fiestas”, explicó Gester.

25% de subvención

Esta instalación costó 34.000 euros, de los que el 25,53% cuenta con subvención a través del Fondo Europeo de Desarrollo Regional (Feder).

Todos los suministros asociados estaban contratados a la misma empresa comercializadora, por lo que “se tuvo que esperar a que el Ayuntamiento de Urrea de Gaén firmara las modificaciones correspondientes en dichos contratos para que, una vez fuera efectiva la puesta en servicio de la instalación fotovoltaica, se ajustara y asignara la energía vertida a la red como autoconsumo en cada uno de los recibos conforme a los porcentajes establecidos en el acuerdo de reparto”, prosiguió la empresa.

Finalmente, detalla la empresa, se colocó el contador bidireccional de generación neta para conectar y poner en marcha la instalación fotovoltaica casi un año después de terminar su ejecución. Ahora ya genera energía eléctrica y la inyecta en la red de distribución de la localidad, “a la espera de que en el próximo recibo de la luz se vea recogido el descuento correspondiente a los kilovatios hora vertidos, que a cada uno le asigna el acuerdo de reparto establecido conforme al peso en el consumo total de los consumidores asociados”, explica la empresa.

Gester subraya el autoconsumo colectivo con excedentes y conexión a través de la red de distribución como “una de las modalidades de autoconsumo que más futuro tiene”.

Lafaja deseó que se cumplan los cálculos de la instaladora y los consumos se abaraten porque “la inversión inicial ha sido importante”. Desde el 22 de septiembre, el primer edil calcula que de media la instalación fotovoltaica ha producido 100 kilovatios hora, lo cual ayudará a acercarse a un 50% de ahorro energético de media al año. Si funciona, “estamos pensando en crear una comunidad energética” que beneficie también a residentes y empresas locales.

El redactor recomienda