Síguenos

338_1200x150incendios.gif banner click 338 banner 338

347_1200x150-festivales-verano.gif banner click 347 banner 347

Alfambra recupera su Encomienda de Montegaudio con unos 500 participantes Alfambra recupera su Encomienda de Montegaudio con unos 500 participantes
Los quintos de Alfambra llevaron la imagen de la Virgen en el desfile por las calles de la localidad

Alfambra recupera su Encomienda de Montegaudio con unos 500 participantes

La localidad regresa al medievo con 18 grupos en una cita presencial tras dos años de parón
banner click 236 banner 236

Tras dos años de asedio, Alfambra ha recuperado este fin de semana su pasado medieval con la decimosexta edición de la Encomienda de Montegaudio. Después del paréntesis obligado por la pandemia, las calles de este municipio de la Comarca Comunidad de Teruel volvieron a llenarse de jaimas y unas 500 personas se vistieron con sus atuendos del siglo XII y recordaron sus fueros y leyendas con un tiempo primaveral que invitaba a disfrutar en la calle.

El alcalde de Alfambra, Carlos Abril, destacó la alegría de todos los vecinos por la vuelta a esta celebración. “Después de dos años sin poder hacer nada, la Encomienda se está recuperando en todo su esplendor con muchísima gente y muchísimas ganas. La verdad es que estamos muy contentos de volver a engalanar las calles y a ponernos nuestros trajes del medievo”, subrayó el primer edil, recordando que en estos días festivos, este municipio que tiene empadronados unos 480 habitantes duplica su población.

La fiesta, declarada de Interés Turístico de Aragón en 2014, cuenta con la participación de 18 grupos y la visita de algunos de Teruel, Rubielos de Mora, Mora de Rubielos y de Alcora (Castellón).

Todos ellos desfilaron por las calles de Alfambra, acompañados por el grupo de dulzaineros Xarraire, el sábado por la mañana, llevando a la Virgen en procesión.

Abrían la comitiva los quintos, grandes protagonistas de estas fiestas. “Es muy importante para nosotros esta fiesta porque, a parte de tener un valor histórico, también tiene lo tiene emocional”, aseguró Natalia Cirujeda, una de las quintas que recordó que durante la medianoche serían los encargados de una de las tradiciones más arraigadas de la localidad, la plantada del chopo.

También asistieron para mostrar su apoyo a esta cita cultural el diputado provincial de Cultura y Turismo, Diego Piñeiro; el presidente de la Comarca, Samuel Morón; el consejero del Área de Cultura de la Comarca, José Ramón Herrera; y el alcalde de Rubielos de Mora, Ángel Gracia.

Tras recorrer las calles del pueblo, el desfile concluyó en la plaza Montegaudio, donde se realizó el brindis en honor al nuevo comendador, Francisco Abril, anterior alcalde.

El presidente de la Asociación Montegaudio, Enrique Gonzalvo, agradeció la colaboración de todos los alfambrinos, de la asociación de tambores y bombos Tierra Roja, la comisión de fiestas, la asociación de amas de casa, la de pensionistas y jubilados y el grupo literario que habían permitido que, en apenas un mes, se hubiera podido recuperar la fiesta.

“Han sido dos años muy largos. El primer año hicimos una encomienda virtual a través de las redes, pero no es lo mismo estar en una pantalla que estar con todo tu pueblo, más de 500 personas que tenemos este año con nosotros es completamente distinto”, destacó Gonzalvo.

“La gente tenía muchísimas ganas. Simplemente hace un mes que el Ayuntamiento nos dio el permiso por el protocolo covid para poder celebrarla y en un mes hemos movilizado a todo el mundo. Las 18 jaimas que teníamos están presentes. Todo el mundo se ha volcado para que podamos llevar a cabo esta fiestas que es una fiesta de todos y para todos”, añadió el presidente de la asociación Montegaudio.

La premura de tiempo no ha permitido realizar la representación de la leyenda de La enterrada viva. El alcalde explicó que todos los años, incluso antes de Navidades, ya se iba preparando y este año fue a primeros de marzo cuando se pudieron “manos a la obra para preparar todo”, con lo cual no daba tiempo, ya que es gente del pueblo quien hace la representación. “Se consideró que para hacerlo corriendo y que no saliera bien, preferíamos dejarlo y al año que viene ya se hará”, señaló Carlos Abril.

En lugar de la representación, se realizó la lectura del romance de esta leyenda alfambrina y otros cancioneros medievales, en la jornada del viernes.

El acto que sí que se celebró ayer por la tarde en la iglesia y que fue uno de los más emotivos fue la proclamación del nuevo comendador, el anterior alcalde, Francisco Abril. Ya se había propuesto antes de la pandemia, pero ha habido que esperar a que la actividad se haya podido retomar este año.

Francisco Abril aseguró que estaba muy ilusionado. “Es una satisfacción y un orgullo que el Ayuntamiento haya pensado en mí para llevar este cargo honorífico durante todo este año y voy a llevar el nombre de Alfambra allá donde se me demande. Para mí es lo más importante que le puede pasar a una persona que ha dejado la política y que tiene ese reconocimiento. Si cuando era político decía que lo más importante en política es ser alcalde de tu pueblo, ahora como ciudadano lo más importante es que te nombren comendador en tu propio pueblo”, afirmó.

Francisco Abril recordó el impulso a esta fiesta cuando estaba al frente del Ayuntamiento. “Me rodeé de personas que hoy están conmigo en el nombramiento, que han sido los partícipes de sacar la historia de Alfambra del sigo XII. Tenemos historia, tenemos castillo, tenemos orden militar y leyenda, que es una historia de desamor pero que también nos sentimos orgullosos”, dijo.

El nuevo comendador recordó que esa etapa medieval fueron años muy duros porque Alfambra era una zona de reconquista y explicó que “se estableció el Fuero para que los que venían aquí a poblar la zona cumpliesen unas normas, tenían unos derechos y unas obligaciones e hizo que en Alfambra y sus alrededores se asentase la población”.

Francisco Abril también destacó la importancia de la Encomienda de Montegaudio para dar a conocer esta zona de la provincia. “Es una recreación y eso anima a que mucha gente pase por aquí que vean cómo era el pueblo en el siglo XII y les hacemos partícipes de lo que ha sido nuestra historia. Creo que la gente que viene lo pasa bien. Es una fiesta divertida que nos retrotrae en el tiempo, pero que nos está dando mucha vida a lo que es el tema cultura y turismo”, concluyó.

La jornada del sábado finalizó con uno de los actos más esperados por los alfambrinos, el desfile de órdenes militares y pobladores de la villa con antorchas, acompañados por los tambores y bombos de la localidad, hasta el Castillo de Alfambra donde se leyó un fragmento del Fuero.

A media noche se plantó el chopo y este domingo estaba previsto talarlo y disfrutar de una chocolatada.

  • 373_220417-27-06.jpg
  • 373_220417-27-05.jpg
  • 373_220417-27-03.jpg
  • 373_220417-27-08.jpg
  • 373_220417-27-02.jpg
  • 373_220417-27-04.jpg
  • 373_captura-de-pantalla-2022-04-17-a-las-10-59-01.png
  • 373_220417-27-06.jpg
  • 373_220417-27-05.jpg
  • 373_220417-27-03.jpg
  • 373_220417-27-08.jpg
  • 373_220417-27-02.jpg
  • 373_220417-27-04.jpg
  • 373_captura-de-pantalla-2022-04-17-a-las-10-59-01.png

El redactor recomienda