Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

179_2030-1200-x-150-px.png banner click 179 banner 179

Blancas recupera en una réplica en lienzo el cuadro gótico de la Virgen de la Carrasca Blancas recupera en una réplica en lienzo el cuadro gótico de la Virgen de la Carrasca
Momento del descubrimiento de la réplica del cuadro de la Virgen de la Carrasca

Blancas recupera en una réplica en lienzo el cuadro gótico de la Virgen de la Carrasca

El Museo Nacional de Arte de Cataluña facilita los trabajos para la copia exacta de la pintura

El municipio de Blancas ha recuperado en una réplica en lienzo la valiosa pintura gótica de la Virgen de la Carrasca. El Museo Nacional de Arte de Cataluña, donde está el precioso cuadro gótico de la Virgen de la Carrasca de Blancas, facilitó todos los trabajos para la realización de la réplica, que es exacta a la original.  La pintura se vendió a un anticuario.

El prior de la ermita de la Virgen de la Carrasca, José Antonio Esteban, ha gestionado y donado la réplica en lienzo de la Virgen de la Carrasca, que confía en un futuro llevar en exposición temporal el auténtico cuadro pintado por Bonanat, que está considerado como una destacada muestra del estilo gótico internacional aragonés de la primera mitad del siglo XIV. El cuadro y la réplica tiene 2,30 metros de altura por 1,30 de ancho.

El pasado fin de semana del 18 y 19 de septiembre se realizó la tradicional exposición de cuadros de La Virgen de la Carrasca de Blancas, que tuvo como acto central el develamiento de la obra de Bonanat Zaortiga Virgen de la Misericordia, (Virgen de la Carrasca en Blancas,) en una réplica en tamaño real y cuyo original está en el Museo Nacional de  Arte de Cataluña.

El prior de este año de la ermita de la Virgen de la Carrasca, José Antonio Esteban, explicó que cada año se renueva el cargo de prior por un vecino de Blancas, que se encarga del mantenimiento de la ermita. “La renovación  de prior se hace cada 19 de septiembre y durante el año de prior me propuse contar con una réplica del cuadro de la Virgen de la Carrasca cuyo original está en el Museo Nacional de Arte de Cataluña”.

La idea

Añadió que la idea la propuso al Museo Nacional de Arte de Cataluña y la verdad es que se portaron muy  bien, facilitando fotos de una gran calidad y  con las medidas exactas del cuadro de la Virgen de la Carrasca”, afirmó José Antonio Esteban. Réplica del cuadro de la Virgen de la Carrasca que, por otra parte, José Antonio Esteban ha donado para que permanezca colgado para siempre en la ermita de la Virgen de la Carrasca de Blancas.

La réplica del cuadro de la Virgen de la Carrasca tiene las medidas de 2,30 metros de altura y 1,3 metros de ancho.

Esteban comentó que por lo visto el verdadero cuadro de la Virgen de la Carras lo vendió un párroco de Blancas para poder reparar el tejado de la iglesia parroquial. “Falta documentación para conseguir una información completa, pero no fue robado”.

José Antonio Esteban comentó que le gustaría un día llevar , dada la gran devoción existente en Blancas a su Virgen, para una exposición el original cuadro de la Virgen de la Carrasca, aunque reseñó la gran dificultad que ello entraña. Todo apunta a que el cuadro gótico de la Virgen de la Carrasca estaba en la antigua ermita con artesonado mudéjar y que actualmente es un espacio merendero para acoger a los romeros para comer a cubierto. La grandiosa y actual ermita santuario es del siglo XVIII.

 

José Antonio Esteban ha gestionado la réplica de la pintura


Pero la gran devoción a la Virgen de la Carrasca no es solo en Blancas, sino también lo es en Monreal del  Campo y en Torrijo del Campo, que suben todos los años en romería al santuario.

Todos los años se celebra romería a la Virgen de la Carrasca a la que acuden las localidades de Torrijo, Monreal y Blancas, turnándose en los primeros domingos de mayo. Antes se acudía en procesión y se realizaban bandeo de banderas, esperando los vecinos de Blancas al resto de las localidades. Blancas hace romería el tercer domingo de agosto, porque es cuando más hijos de la localidad están en el municipio y la tradicional romería del 19 de septiembre.

La leyenda a la Virgen es que se apareció a un pastor de la localidad entre las ramas de una frondosa carrasca, lo que motivó que el pueblo de Blancas construyera en ese lugar un santuario para ser un lugar mágico, en el que se realizan numerosas rogativas.

Investigación

En  unos  trabajos de investigación realizados por el presidente del Centro de Estudios del Jiloca, José María Carreras, tiene publicado que al parecer la construcción  de la nueva ermita fue para tener una mayor capacidad para acoger feligreses en el siglo XVIII. Unos gastos que se sufragaron con el cuadro de la Virgen de la Carrasca. “Lo que sí parece seguro es que las obras, o al menos parte de ellas, se sufragaron con el importe de la venta del espléndido tríptico que ocupa la cabecera de la ermita antigua, y que también cita el padre Faci, que dice que en la tabla de la izquierda se representaba a San Antonio Abad, en la de la derecha a San Juan Bautista, y en la central a la Virgen de la Misericordia o de la Carrasca”.

Añade José María Carreras que “de las tres tablas solamente está localizada la central que actualmente podemos ver en el Museo Nacional de Arte de Cataluña, donde fue a parar tras su venta, con permiso eclesiástico, a un anticuario. Atribuida al pintor zaragozano Bonanat Zahortiga, se da la fecha hacia 1430-40, y está considerada como una destacada muestra del estilo gótico internacional aragonés de la primera mitad del XIV”.

Carreras expone en su estudio que “la Virgen cobija bajo su manto a una multitud de personajes de variada edad y condición, entre los que podemos encontrar tanto laicos como religiosos.

Su manto, que sostienen dos ángeles, protege a los seres humanos de las cinco flechas que han caído del cielo, y que simbolizan a la peste, uno de los males más temidos y extendidos en la Europa de la Baja Edad Media, entendida con frecuencia como castigo divino por los pecados de la humanidad.

El pintor recoge la tradición de la aparición de la Virgen entre las ramas de una carrasca incluyendo en la parte inferior izquierda de la composición una carrasca o pequeña encina”.

Carreras también recoge que “tal vez, la techumbre de madera, y sobre todo ese pequeño retazo de motivo mudéjar de entrelazo que queda en la cabecera, y que adquiere un significativo valor al ser uno de los escasos ejemplos de este tipo de decoración que se conservan en tierras turolenses, debieran ser motivos suficientes para acometer las necesarias restauraciones que el edificio precisa, a la vez que se le asigna un uso más digno que el actual de merendero”.

El redactor recomienda