Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

Castejón de Tornos espera la mejora de las carreteras y de la señal de televisión Castejón de Tornos espera la mejora de las carreteras y de la señal de televisión
Castejón de Tornos no cuenta con panadería y el servicio lo ofrece el horno de Bello, que se desplaza a vender tres días a la semana

Castejón de Tornos espera la mejora de las carreteras y de la señal de televisión

Las interferencias impiden a la mitad de la población ver todos los canales

Castejón de Tornos es un a pequeña localidad muy cerca de la laguna de Gallocanta pero que siempre ha sido municipio propio. Censados son 64 los vecinos que registra Castejón de Tornos y los principales problemas que tiene, aparte de la despoblación, son las carreteras, aunque una de ellas es un camino asfaltado muy frecuentado que les une a Báguena y a la autovía Mudéjar para ir a Zaragoza, ciudad donde residen la gran mayoría de los hijos y descendientes de Castejón. La otra carretera, la provincial oficial, está también llena de baches y se confía en un pronto acondicionamiento ya que cuenta con presupuesto por parte de la DPT. Otro gran problemas es que no se pueden ver todos los canales de televisión por parte de mitad de la población por las interferencias de las señales de los repetidores existentes en Peracense y en Tornos.

El alcalde de Castejón de Tornos, Julián López Vicente, destaca con orgullo que su pueblo por pequeño que es nunca ha sido siempre municipio independiente. “Censados ahora estamos 64 vecinos, aunque en invierno somos bastante menos y en verano para las fiestas llegamos al medio millar de personas”. En el año 1248, por privilegio de Jaime I, Castejón se desliga de la dependencia de Daroca, pasando a formar parte de Sesma del Campo de Gallocanta en la Comunidad de Aldeas de Daroca, que en 1838 fue disuelta

Castejón de Tornos como la gran mayoría de los pueblos de la provincia se despobló en los años sesenta del siglo pasado. Y la gran mayoría de la población emigró a Zaragoza donde viven los hijos y descendientes de la localidad.  La capital aragonesa está apenas 86 kilómetros de Castejón de Tornos.

Esta conexión de Castejón de Tornos con Zaragoza es lo que hace reclamar a vecinos y Ayuntamiento que se acondicionen las carreteras. Una de ellas es el camino asfaltado que les une a Báguena y de allí a Ferreruela y la autovía Mudéjar. El camino asfaltado está lleno de baches. Lo mismo ocurre con la carretera oficial que va desde Tornos a Castejón, que está llena de grandes baches. El alcalde del municipio confía en el compromiso que adquirió la Diputación Provincial de Teruel para acondicionarla, unos 4 kilómetros, y por la que se cuenta con presupuesto para ello. Tanto este acceso como el camino asfaltado a Báguena, 8 kilómetros de distancia, tiene grandes agujeros y es igualmente muy usado por los vecinos de Tornos o de Bello en su desplazamientos a la capital aragonesa, que tienen que pasar previamente por la carretera provincial.
 

Castejón de Tornos cuenta con un centro social con bar en el edificio del Ayuntamiento, donde la población hace vida social

La otra gran reclamación de años de Castejón de Tornos es que la mitad de la población no pueden ver todos los canales de televisión por como están puestos los repetidores de televisión instalados en Peracense y en Tornos. “Una parte de la población no puede ver ni la 1 ni la 2 ni la televisión aragonesa”, denunció el alcalde de Castejón de Tornos, Julián López Vicente. Sin embargo Internet y la telefonía móvil van perfectamente, afirmó el primer edil.

Por los demás, Castejón no está mal servido. El panadero va tres días a la semana, que lo lleva de Bello. La venta ambulante, tanto de frutas y verduras como de congelados va una vez a la semana. Hay consultorio médico y el cura de Calamocha celebra misa todos los sábados por la tarde. También se dispone de piscinas y de centro social, que lo tiene que hacer el alcalde jubilado en acto altruista para que la población tenga servicio. Las piscinas este año como el anterior están cerradas como consecuencia de la Covid y las exigencias que se exigen para tenerlas abiertas. Castejón de Tornos es un municipio que hasta la fecha se ha librado del coronavirus.

Respecto al patrimonio Castejón de Tornos destaca por su bella iglesia parroquia de la Asunción con retablos del siglo XVII y que no sufrieron durante la Guerra Civil.  Cuenta con una torre que por sus características debió de formar parte de un enclave defensivo anterior (siglo XIII) del cual posiblemente derive el nombre de la población. “La iglesia se encuentra bien gracias a que se arregló la cubierta. Lo que no está tan  bien es la ermita de San Miguel,  que es del pueblo, y afectada por la humedad”, dijo Julián López.

Respecto al futuro Castejón de Tornos no se ve muy claro pese a que hay población activa en el sector agrícola, 8-10 agricultores, y un ganadero. Unos agricultores que perciben una menor compensación económica por los daños que provocan las grullas en las siembras porque no está en primera línea de la laguna de Gallocanta. “Las grullas no entiende de divisiones de términos”, critican.

Para el alcalde el futuro de Castejón de Tornos pasaría por la instalación de una gran industria en Calamocha y que los vecinos se desplazaran a trabajar residiendo en el pueblo. Castejón carece de viviendas de alquiler pero si hay suelo o casas viejas para tirar donde se pueden hacer nuevas viviendas.

El empleado municipal temporal Miguel Angel Herrero, descendiente del pueblo y que vive en invierno en Zaragoza, confesó que a él no le importaría residir en Castejón, el pueblo de su madre, y tener un trabajo en Calamocha de forma permanente en una empresa. Mientras tanto trabaja los meses de verano en Castejón de Tornos gracias a la contratación que le hace el Ayuntamiento con el apoyo del programa de la Diputación de Teruel.
 

Iglesia parroquial de Castejón de Tornos, por donde pasa la ruta del Cid

Senderismo por el anillo de Gallocanta del Camino del Cid

Este pequeño pero intenso anillo  de Gallocanta comienza en Daroca y pasa por Castejón de Tornos para terminar en Daroca. Son 49 kilómetros y si se realiza a pie en dos días. La dificultad es media-baja. Un paraje muy bonito son Los Tenajos. Se sabe que el Cid histórico acampó durante varios días en la ciudad de Daroca en 1090, y que allí firmó un acuerdo con el conde catalán Berenguer Ramón II, a quien había derrotado poco antes en el Maestrazgo. El Cantar de mío Cid, a su vez, también se refiere a Daroca y afirma, con poco fundamento histórico, que la ciudad tributaba al Campeador, quien había sojuzgado con sus hombres toda la zona. Para imponer su ley, el Cid, siempre según el Cantar, estableció varios campamentos desde los que lanzaba sus algaras. Uno de ellos, el más conocido, lo situó en El Poyo del Cid. El otro, en Allucant, Gallocanta. Es una ruta circular muy atractiva y de gran valor histórico y ecológico, ideal para un fin de semana. La laguna de Gallocanta es un impresionante sistema lagunar jalonado de pequeños pueblecitos. Es una de las lagunas saladas más extensas de Europa y posee una gran diversidad biológica. Este ecosistema acoge cada invierno a miles de grullas y otras aves migratorias que se detienen aquí en sus viajes entre el norte de Europa y África

El redactor recomienda