Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

179_2030-1200-x-150-px.png banner click 179 banner 179

Del humo del carbón nacen flores rojas en una mirada a la despoblación en positivo Del humo del carbón nacen flores rojas en una mirada a la despoblación en positivo
Silvia Hernández (derecha) y Elia Torrecilla (de espaldas), explicando el proyecto a varias personas durante la inauguración de la exposición ‘Los Ojos de lo Rural’ en el Castillo de Mora de Rubielos

Del humo del carbón nacen flores rojas en una mirada a la despoblación en positivo

Agujama, Red SSPA, DIARIO DE TERUEL y el Grado de Bellas Artes se unen para dar visibilidad al problema en una exposición
Cruz Aguilar

Amapolas rojas surgiendo del interior de las grandes chimeneas de la central térmica de Andorra;  un planeta abrazado por unas vías del tren que tienen como punto de partida Teruel; un grupo de mujeres con los brazos en alto delante de una cosechadora o una cuidadora atendiendo a una anciana. Eso reflejan algunas de las obras realizadas por los alumnos de Bellas Artes, que han sabido ver la mejor cara a noticias tan poco amables para Teruel como el fin de la explotación carbonífera, las malas comunicaciones ferroviarias de la provincia, la invisibilidad de la mujer en el sector agrario o el incremento en el número de personas dependientes. La fuente de inspiración han sido las portadas publicadas durante una década por DIARIO DE TERUEL con la despoblación como tema recurrente. Noticias en las que el periódico, como explicó Elia Torrecilla, una de las profesoras que ha coordinado la actividad, “siempre ofrece una luz de esperanza” que los artistas han sabido captar y plasmar en sus obras.

La exposición, que lleva por título Los Ojos de lo rural, se inauguró el jueves por la mañana en el Castillo de Mora de Rubielos, donde permanecerá hasta el 1 de octubre. En total hay 34 obras realizadas por otros tantos autores de la asignatura de Diseño Gráfico II del grado de Bellas Artes de la Universidad de Zaragoza, que se imparte en Teruel. La iniciativa ha sido impulsada desde la Red SSPA (Áreas Escasamente Pobladas del Sur de Europa) y coordinada por el grupo de acción local Agujama, y el objetivo es, como explicó el vicepresidente de Aguja y alcalde de Mora, Arquímedes Ríos, es “concienciar a través del arte de que la despoblación es un problema de todos”.
 

Una mujer mirando la portada que muestra las torres de la térmica de Andorra con amapolas creciendo de ellas

Pero las obras, continuó Ríos, están realizadas con un enfoque positivo porque, a su juicio, hay que huir del victimismo y abordar la despoblación como un elemento que “abre una ventana a desarrollar cosas que no se pueden hacer en la ciudad”.

Para llevar a cabo el proyecto Agujama ha contado con la colaboración de DIARIO DE TERUEL, cuyo director, Chema López Juderías, destacó durante la inauguración que en el periódico no solo se habla de despoblación y se  reivindican las carencias que existen en la provincia, sino que también se muestra “lo positivo del medio rural”.

No es la primera vez que, como recordó el responsable del periódico, periodistas y artistas trabajan codo con codo y señaló las diferentes ediciones del Diario de las Bellas Artes, en el que un día al año desaparecían las fotografías para dejar paso a ilustraciones realizadas por los alumnos del campus.

Si el objetivo de la muestra es concienciar sobre la despoblación en parte ya se ha logrado, al menos en lo que respecta a los alumnos del campus, ya que muchos de ellos proceden de ciudades donde apenas se habla de la sangría demográfica, según reconocieron tanto ellos como las profesoras que están al frente del proyecto.
 

Elia Torrecilla -izquierda- y Silvia Hernández -derecha- junto a algunos de los alumnos participantes

Para lograr dar una visión positiva de noticias que a priori no lo son, los alumnos han buscado matices dentro de las informaciones publicadas en el diario o frases que pudieran arrojar algo de luz, según explicó Silvia Hernández, que es otra de las profesoras que ha coordinado la actividad.

La docente comentó que al principio los alumnos partieron únicamente de las portadas, pero pronto se dieron cuenta de que necesitaban más material para fundamentar su obra e incluyeron también las noticias a las que aludían esas portadas e, incluso, en algunas ocasiones, buscaron información para contextualizarlas. “A algunos alumnos ha habido que explicarles todo, en qué consiste la problemática de la despoblación y cómo afecta a España”, relata Silvia Hernández, quien señala que en el aula hay incluso alumnos de otros países.
 

Alberto Izquierdo (izq.) junto a Benito Ros y Miguel Polo, con Arquímedes Ríos frente a ellos

Sembrar la reflexión

A cada alumno se le entregó una noticia por sorteo, pero muchos de ellos la intercambiaron con otros compañeros, en función de sus preferencias y prácticamente todos trabajaron su creación en el aula, en una lluvia de ideas en las que todos aportaron y, a la vez, aprendieron de sus compañeros, según relató Elia Torrecilla. “El trabajo del alumno consiste en traducir una realidad a imágenes”, detalló la profesora quien añadió que, en este caso, como gran parte de las noticias eran negativas, “han tenido que transformar esas limitaciones en virtudes”. Todo ello, añadió Torrecilla, para “sembrar la reflexión” y, con ello, contribuir a “cambiar la percepción”.
 

Una mujer mirando la portada que muestra las torres de la térmica de Andorra con amapolas creciendo de ellas

Lydia Ruiz, que es la autora de una de las obras, explicó que había portadas más difíciles de interpretar de forma artística. “Algunas eran más complicadas porque había que recoger el lado bueno de la noticia”, relató para añadir que no fue el caso de la suya, que hablaba de mejoras en la estación de Valdelinares y ella las ha plasmado mostrando a dos niños “deslizándose sobre cubitos de hielo para captar la atención y mostrar que es algo divertido”, relató.

Arquímedes Ríos manifestó que se trata de una exposición que ha nacido nómada y el objetivo es que se traslade por diferentes puntos de la provincia y de la Comunidad Autónoma una vez clausurada en Mora.

Además de las 34 portadas aparecidas entre los años 2010 y 2020 en DIARIO DE TERUEL, en la muestra hay un periódico de grandes dimensiones en el que todos los visitantes de la muestra, a la que se accede desde el Castillo de Mora de Rubielos porque está en una de sus salas, podrán escribir el titular que les gustaría leer en los próximos diez años en la cabecera provincial.

A la inauguración asistieron el vicepresidente de la Diputación de Teruel, Alberto Izquierdo; el delegado del Gobierno de Aragón en Teruel, Benito Ros, y el presidente de la Confederación Hidrográfica del Júcar, Miguel Polo, que se encontraba en visita de trabajo en Mora de Rubielos.

El redactor recomienda