Síguenos

409_1200x150-azafran.gif banner click 409 banner 409

420_comprar-en-teruel.gif banner click 420 banner 420

El castillo de Peracense es la única fortaleza de Aragón que crece en número de visitantes tras la pandemia El castillo de Peracense es la única fortaleza de Aragón que crece en número de visitantes tras la pandemia
Imagen de algunos visitantes al recinto fortificado de Peracense

El castillo de Peracense es la única fortaleza de Aragón que crece en número de visitantes tras la pandemia

El mayor aumento entre los recintos fortificados con entrada ha sido el de la muralla de Teruel
banner click 236 banner 236
Cruz Aguilar

El castillo de Peracense es el único de los más visitados de Aragón que ha incrementado sensiblemente el número de visitantes tras la pandemia, una hazaña que también ha logrado la muralla de Teruel, donde las visitas han crecido en 2021 en más de un 26% con respecto a 2019. Cuatro fortalezas de Teruel –Mora de Rubielos, Valderrobres, Peracense y la muralla de Teruel– están entre los ocho más visitadas de Aragón.

La lista regional la encabeza la Aljafería de Zaragoza, que durante el año 2021 recibió 102.351 visitantes, según los datos facilitados por Arcatur, la Asociación para la Recuperación de los Castillos Turolenses. La cifra supone una caída superior al 66% con respecto a los 303.175 que pasaron antes de la pandemia y se debe, según explica el presidente de Arcatur, Rubén Sáez, a que este monumento se nutre en gran medida de turismo extranjero, que apenas se dio el pasado año a consecuencia de la pandemia.

Loarre

Loarre, en la provincia de Huesca, sigue ocupando el segundo puesto con sus 88.000 visitantes en 2021, un 20% por debajo de los registrados en el año 2019, antes de la covid. Le sigue la Ciudadela de Jaca, también en Huesca, donde la caída ha sido del 18,5% y los 94.700 turistas que la recorrieron en 2019 se han quedado en 77.168.

El cuarto puesto lo ocupa el castillo de Valderrobres, que recibió durante el pasado ejercicio 34.922 personas, un 4,8% menos que en 2019, cuando hubo 36.713 visitantes. La restauración que concluyó durante 2021 propició que el recinto fortificado, en cuya visita se incluye también la iglesia parroquial, se convirtiera en el más demandado de la provincia de Teruel.

Mora de Rubielos

La fortaleza de Mora de Rubielos, que con 31.174 visitas protagonizó una caída del 28%, fue la siguiente más visitada. Hay que tener en cuenta que la mayor parte de los turistas que llegan hasta el monumento construido por los Fernández Heredia proceden de la Comunidad Valenciana y no pudieron visitarlo durante los meses en los que se decretó un cierre perimetral de las Comunidades Autónomas a causa de la pandemia.

El cierre regional afectó en menor medida a la fortaleza de Peracense puesto que gran parte de su público procede de la ciudad de Zaragoza, con quien la movilidad no se vio reducida durante el pasado ejercicio salvo en momentos muy puntuales. El crecimiento de visitantes con respecto a los años previos a la pandemia fue pequeño, de 1,2%, pero muy alentador porque muestra que la recuperación turística de estos monumentos será una realidad a lo largo de este 2022.

Muralla de Teruel

La muralla de Teruel se cuela entre los ocho espacios defensivos más visitados de Aragón y no solo le quita el  puesto al castillo de los Calatravos de Alcañiz  –que ocupaba el octavo lugar– sino que adelanta al castillo de Monzón, en Huesca, que recibió en el año 2021 9.000 personas, según los datos recopilados por Arcatur. El recinto fortificado de la capital turolense es el único en el que se cobra entrada de la provincia de Teruel ya que tanto la muralla de Albarracín como la de Mirambel se pueden recorrer libremente. Este año han pasado por ella 12.399 personas, lo que supone un aumento del 26,2% con respecto al año 2019, cuando pasaron 9.823.

Rubén Sáez destacó que pese a la poca inversión que se ha hecho en los castillos turolenses las cifras son espectaculares. Además, comentó que una de las asignaturas pendientes es “abrir nuevos castillos al público” puesto que aunque hay nueve fortalezas que sí generan riqueza en la zona, hay otros muchos –él los cifra en más de medio centenar– que se podrían convertir en un importante revulsivo “con consolidación de estructuras e intervención arqueológica”. Precisó que la envergadura de alguno de ellos, como el de Aliaga, harían que se colocara “entre los cinco más vistos a nivel provincial”.

El redactor recomienda