Síguenos

297_1200x150-trail-oliete.gif banner click 297 banner 297

303_1200x150-controlglass.gif banner click 303 banner 303

El Gobierno de Aragón reitera su postura en favor de la presa de Los Toranes El Gobierno de Aragón reitera su postura en favor de la presa de Los Toranes
Los representantes políticos de la Comarca de Gúdar-Javalambre acompañan al consejero Joaquín Olona en la visita a la presa de Los Toranes, ubicada en el río Mijares a su paso por Albentosa

El Gobierno de Aragón reitera su postura en favor de la presa de Los Toranes

El consejero de Medio Ambiente se reúne con los representantes de la Comarca de Gúdar-Javalambre
banner click 236 banner 236

El Gobierno de Aragón ha reiterado su apoyo al Consejo Comarcal de Gúdar-Javalambre, que considera que la demolición de la presa de Los Toranes en el río Mijares y la eliminación de la central hidroeléctrica de Albentosa tendría “importantes repercusiones” en el desarrollo de la zona, el paisaje, el patrimonio histórico e hidráulico, así como la prevención y extinción de incendios forestales.

El consejero de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente se reunió este martes en la sede de la Comarca de Gúdar-Javalambre, ubicada en Mora de Rubielos, con los representantes políticos de la institución y los alcaldes afectados por el futuro de esta infraestructura hidráulica, proyectada por el ingeniero turolense José Torán.

El Consejo de Estado dictaminó en noviembre de 2020 la procedencia de la resolución de la Dirección General del Agua del Ministerio de Transición Ecológica y Reto Demográfico (Miteco) de declarar extinguido el derecho de aprovechamiento de aguas superficiales a derivar del río Mijares en la central hidroeléctrica de Albentosa-Los Toranes, cuyo titular es Iberdrola Generación, y ordenar la demolición a costa de la misma de todas las obras e instalaciones construidas al amparo del título concesional.

“El Gobierno de Aragón se opuso, se opone y se opondrá totalmente a la demolición de la presa de Los Toranes porque es una infraestructura vital para muchos pueblos de la zona, ya que posibilita el regadío de la trufa, facilita la extinción de incendios y permite generar energía renovable”, aseguró el consejero tras la reunión mantenida en Mora de Rubielos, antes de visitar la infraestructura.

El presidente de la Comarca de Gúdar-Javalambre, Ángel Gracia, agradeció el “respaldo” del consejero que, en su opinión, “refuerza la decisión tomada por unanimidad en el Consejo Comarcal” de oponerse a la resolución de la Dirección General del Agua, esto es, a la demolición de la presa de Los Toranes y la eliminación de la central hidroeléctrica de Albentosa y de la acequia del Diablo.

El consejero Joaquín Olona recordó que el pasado enero remitió una carta al secretario de Estado de Medio Ambiente, Hugo Torán, en la que rechazaba la propuesta de demolición de la presa de Los Toranes y en la que aseguraba que la continuidad de la misma y de los usos asociados no resultaba incompatible con los objetivos de protección medioambiental, “tal y como avalan los informes técnicos del Instituto Aragonés de Gestión Ambiental (Inaga)”. “Tanto formalmente ante el Ministerio como públicamente, siempre me he manifestado a favor del mantenimiento de la presa y lo seguiré haciendo tanto desde el punto de vista de la determinación política como por el fundamento técnico que avalan los informe del Inaga, que se caracteriza por su rigor”, argumentó.

Por eso, añadió que su visita a la presa tenía como objetivo mostrar el respaldo del Gobierno de Aragón a la Comarca de Gúdar-Javalambre. “Cuando un territorio se manifiesta unánimemente a favor de un objetivo, el consejero tiene la obligación de defenderlo”, sentenció.

El consejero de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente del Gobierno de Aragón, Joaquín Olona, firma en el libro de honor de la Comarca de Gúdar-Javalambre

Posibilidades de defensa

Olona explicó que el proyecto de demolición de la presa de Los Toranes y demás instalaciones del aprovechamiento hidráulico deberá someterse a evaluación de impacto ambiental. “Este proceso abre otra posibilidad de defensa, y el Gobierno de Aragón apoyará a la Comarca de Gúdar-Javalambre cuando llegue ese momento”, dijo.

En este sentido, aclaró que el informe ambiental es una decisión administrativa en aplicación de la normativa y que, por tanto, la resolución sobre el mismo no corresponde al ámbito político. No obstante aclaró que, en el proceso de información pública y de alegaciones, “defenderemos nuestra posición en favor del mantenimiento de la infraestructura por coherencia y en base a los informes medioambientales de que disponemos, según los cuáles el mantenimiento de la presa es compatible con los objetivos medioambientales”, añadió el consejero.

Sobre la propuesta presentada recientemente por un equipo de la Universidad Politécnica de Valencia (UPV) para resolver la actual situación de la acequia del Diablo, sin suministro de agua tras quedar fuera de servicio la presa de Los Toranes y el canal que derivaba aguas a la central hidroeléctrica y también a la acequia, Olona dijo que se sumará al estudio de viabilidad que elabora  la Comarca “para reforzar su posición” frente al Ministerio de Transición Ecológica.

“La presa lleva asociada actividades económicas, como es el regadío y la actividad hidroeléctrica, y por tanto debemos ser capaces de que nuestros criterios de defensa sean rigurosos y muestren también la viabilidad económica de la infraestructura”, dijo.

Sobre la posición contraria al mantenimiento de la presa mostrada por entidades como El Mijares no se toca y Ecologistas en Acción de Gúdar-Javalambre, Joaquín Olona dijo que respeta su opinión pero no comparte sus argumentos, que se sustentan principalmente en la necesidad de eliminar las barreras físicas de las viejas presas con la finalidad de recuperar los ecosistemas fluviales, entre otras razones.

Por último, el consejero defendió el valor cultural e histórico del patrimonio hidráulico aragonés, como el de esta presa proyectada por el ingeniero José Torán que se terminó de construir en 1954.

El presidente de la Comarca de Gúdar-Javalambre, Ángel Gracia, defendió que la presa de Los Toranes cumple varias funciones, como el regadío del valle de Olba, la descarbonización de la producción de energía eléctrica y la prevención y extinción de incendios.

“El valle de Olba no se puede regar en este momento porque hay un tramo del canal que suministraba agua a la acequia del Diablo inservible por los desprendimientos en los estrechos del Mijares, de forma que la sequía puede convertir el mosaico vegetal en un polvorín por el efecto chimenea hacia la zona más alta de la Sierra de Gúdar”, alegó.

Explicó además que los estudios realizados por varios ayuntamientos en colaboración con la Comarca “avalan” la viabilidad económica de la central hidroeléctrica. “Es incoherente que se abogue por su eliminación cuando desde las altas instancias políticas se predica la necesidad de descarbonizar la generación de energía eléctrica”, argumentó.

Finalmente, recordó que la Comarca ha solicitado al Ministerio de Cultura que declare Bien de Interés Cultural la presa, la central y la acequia del diablo “para que no sea pasto de la dinamita”.

En este sentido, destacó el “problema añadido” que supondría el traslado de los escombros y los lodos tras demolición. “Retirarlos causaría un daño irreversible en el cauce del río Mijares”, sentenció.

En su opinión, el Miteco podría haber licitado de nuevo la concesión de la central hidroeléctrica en lugar de optar por su demolición. “La situación debería reconducirse para que alguna empresa pudiera gestionarla dado que los indicadores sobre su viabilidad económica son favorables”, dijo. De hecho, Iberdrola Generación alegó que la continuación del aprovechamiento era rentable.

El redactor recomienda