Síguenos

297_1200x150-trail-oliete.gif banner click 297 banner 297

303_1200x150-controlglass.gif banner click 303 banner 303

El taller de empleo restaura el santuario de San Antonio de Mosqueruela que se quemó en un incendio El taller de empleo restaura el santuario de San Antonio de Mosqueruela que se quemó en un incendio
El taller de empleo de restauración arquitectónica está recuperando la ermita de San Antonio de Mosqueruela que se quemó

El taller de empleo restaura el santuario de San Antonio de Mosqueruela que se quemó en un incendio

Los alumnos también reconstruyen paredes de caminos antiguos y balsas en Puertomingalvo
banner click 236 banner 236
El taller de empleo de restauración de patrimonio arquitectónico de Mosqueruela y Puertomingalvo, de albañilería, está restaurando el santuario de San Antonio Abad que se incendió hace diez años. Igualmente los alumnos del taller de empleo están reconstruyendo paredes de caminos antiguos y una balsa en Puertomingalvo. El taller de empleo de Mosqueruela-Puertomingalvo, cuyos promotores son los ayuntamientos, tiene un presupuesto de 221.000 euros que financia el Instituto Aragonés de Empleo, Inaem.

El director del taller de empleo de restauración de patrimonio arquitectónico de Mosqueruela y Puertomingalvo y arquitecto técnico, Javier Robres Monforte, recordó que esta actividad formativa comenzó en junio del pasado año y que terminará el 31 de mayo de este año.

El taller de empleo, de albañilería, está integrado por 5 mujeres y 4 hombres, más  el director docente, Javier Robres Monforte, y el docente Fernando Tomás.

Cuando finalice su formación las alumnas-os obtendrán el certificado de profesionalidad de operaciones auxiliares de albañilería de fábrica y cubiertas, además de haber recibido formación en informática, igualdad de género, emprendimiento, seguridad laboral.

Entre las actuaciones patrimoniales que están realizando los alumnos-as se encuentran en Puertomingalvo la recuperación de caminos  antiguos a Villahermosa con levantamiento de paredes y limpieza de los caminos. Igualmente se forró de piedra una balsa y en Mosqueruela se están centrando en la restauración del santuario de San Antonio. El incendió que se produjo hace 10 años y que dañó el campanario de la ermita y una de las naves que conforman el santuario, la casa del ermitaño.

“En los trabajos de restauración del santuario se ha desescombrado, se han subido las paredes hundidas, se ha trabajado en la cubierta y ahora vamos a poner las tejas”, explicó Javier Robres.


Los intregrantes del taller de empleo posan en una foto de grupo ante el santuario que están restaurando

El santuario de la ermita de San Antonio de Mosqueruela se encuentra ubicado en un lugar  privilegiado. Está en lo alto de la montaña y en un paraje en el que se puede divisar todo el pueblo de Mosqueruela y buena parte de su término municipal. Es un lugar muy querido por los vecinos de Mosqueruela, ya que antiguamente se hacía la tranza o trance de San Antonio, subasta, en el mismo santuario. El docente Fernando Tomás explicó que se subía a la ermita de San Antonio andando en procesión y se celebraba la misa y seguidamente  se celebraba el trance. Antiguamente se tranzaban más cosas relacionadas con la matanza, (caretas, patas, embutidos, etc.). El trance se realizó en la ermita de San Antonio mientras vivieron allí los san antoneros. Luego ya se realizaba en el pueblo y hasta ahora. El dinero que se sacaba con el trance se destinaba al arreglo de la ermita.

Javier Robres Monforte avanzó que otra actuación que se va a llevar a cabo en Mosqueruela es en el Torreón de San Roque donde se van a cambiar las escaleras para que sean accesibles, se pondrá suelo de madera, se harán revestimientos y se mejorará la iluminación.

El taller de empleo cuenta con un presupuesto de 221.000 euros que financia el Inaem. Los alumnos-as reciben el salario mínimo interprofesional. Los ayuntamientos de Mosqueruela y Puertomingalvo financian además la compra de los materiales y las herramientas.

"No es tan duro como parece"


La alumna Cielo Torres, argentina pero residente en Puertomingalvo, valoró muy positivamente el taller de empleo de albañilería. “Estoy encantada y es una oportunidad de trabajo, de aprender la construcción. Se aprende a las técnicas tradicionales de construcción de aquí, la piedra. Yo que soy técnica de turismo no me importaría trabajar en la albañilería, porque me gusta y no es tan duro como parece. El grupo además es maravilloso”, afirmó.

Por su parte, Miguel Ángel Gargallo, Mosqueruela, confesó que estaba contento con el taller de empleo que le serviría lo que aprende para luego cuando le contratan para tareas municipales.

El redactor recomienda