Síguenos

432_1200x150-bueno.gif banner click 432 banner 432

436_banner-ce-1200-x-150-1200-x-150-px.gif banner click 436 banner 436

435_diario-de-teruel-1200x150.gif banner click 435 banner 435

431_1200x150.gif banner click 431 banner 431

Las guardias del centro de salud de Utrillas se harán con un médico y dos enfermeros Las guardias del centro de salud de Utrillas se harán con un médico y dos enfermeros
Una delegación de alcaldes se reunió con el gerente del Salud

Las guardias del centro de salud de Utrillas se harán con un médico y dos enfermeros

Los alcaldes piden soluciones a la falta de personal
banner click 236 banner 236

La atención continuada en el centro de salud de Utrillas (las guardias de tarde y fines de semana) se harán con un médico y dos enfermeros, en lugar de con dos médicos y un enfermero, mientras no se cubran las vacantes de facultativos de atención continuada (MAC). Así se lo explicó el director gerente del Servicio Aragonés de Salud, José María Arnal, a una delegación de alcaldes de los municipios que pertenecen a esta zona de salud y el presidente de la comarca, en una reunión en la que los representantes municipales insistieron en la necesidad de que se busque una solución a la falta de personal sanitario e hicieron algunas propuestas para hacer más atractivos estos puestos. Precisamente, el día anterior había dimitido el coordinador del centro de salud, Luis Fernando Marín, ante la complicada situación puesto que las cuatro plazas de MAC que se ofertaban no se han cubierto.

El alcalde de Utrillas, Joaquín Moreno, recordó que ya habían pedido una reunión con la consejera de Sanidad, Sira Repollés, el 25 de mayo y que, aunque se ha cubierto una vacante de médico de familia, la falta de estos profesionales para guardias aumenta la preocupación en la comarca. Moreno reconoció que hacer las guardias con un médico y no con dos reducirá la sobrecarga que tienen los facultativos, pero insistió en que “no es la solución” y que lo que se reivindica es tener la plantilla que corresponde.

El alcalde de Utrillas señaló que habían acudido a la reunión con propuestas para intentar “hacer estas plazas más atractivas”. Una de ellas fue plantear que en los bajos del centro de salud se acondicionen viviendas para que se puedan alojar los médicos que hagan guardias. Así como la demanda de tecnología que facilite la telemedicina.

Por otro lado, ante la gran dispersión territorial de este centro de salud que atiende a catorce municipios, los alcaldes reclamaron una plaza más de médico del equipo de atención primaria que pudiera ser refuerzo en verano y apoyo cuando se necesite.

El alcalde de Montalbán, Carlos Sánchez, advirtió de que la situación es “dramática” porque la falta de facultativos de guardia genera una sobrecarga de trabajo en los sanitarios que podría llevarles también a dejar estos puestos lo que empeoraría aún más la situación.

Sánchez recordó que de cara al verano los municipios de las Cuencas Mineras duplican su población y que con más gente puede “ocurrir más cosas y con un solo médico de guardia con las distancias que hay puede ser insuficiente”.

El alcalde de Montalbán defendió la necesidad de que el Gobierno de Aragón hable con el Ministerio de Sanidad para que exponga la situación que se vive en esta zona y en otras muchas y se inste a cambiar la normativa porque hay médicos que no tienen la especialidad y pueden trabajar en la red privada pero no en el ámbito público.

Por otro lado, la víspera de esta reunión, el coordinador del centro de salud de Utrillas, Luis Fernando Marín, había presentado su dimisión. El facultativo recordó que lleva 42 años trabajando en las Cuencas Mineras y calificó de “un abuso total y absoluto” lo que está ocurriendo.

Marín recordó que en unos pocos días comenzarán las vacaciones de los médicos que se tendrán que cubrir entre ellos lo que supondrá “hacer más de 100 horas a la semana” y planteó incluso llevar el caso a la magistratura de trabajo.

El médico del ambulatorio de Utrillas lamentó que se haya “denostado” a este centro de salud y que se diga que nadie quiere ir a este destino. Marín señaló que los pacientes son iguales que los de cualquier otro lugar y que la dificultad está en la gran distancia que hay a Zaragoza, Teruel y Alcañiz, los núcleos más poblados y, además, a que hay una mayor presión asistencial que otras zonas rurales ya que tiene 7.000 cartillas sanitarias, mientras que en otras son 1.500.

“Tienen que dejar ya de que se les llene la boca de hablar de la España vaciada y tienen que empezar a poner medidas, que son fáciles y sencillas. Tiene que haber una discriminación positiva para que los servicios no se pierdan en el mundo rural porque cuando se pierden, se pierde población”, argumentó Marín.

Algunas de las propuestas de este facultativo serían la circunscripción única de todos los médicos de Aragón, en lugar de por sectores sanitarios. Por otro lado, también criticó la gran diferencia salarial entre los médicos de los hospitales y los de Atención Primaria, cuando recordó que Medicina de Familia también es una especialidad con una formación que dura cuatro años.

La situación sanitaria en las Cuencas Mineras llegará también esta semana al pleno de las Cortes de Aragón, donde se debatirá una propuesta y al que está previsto que asistan los alcaldes de esta comarca turolense.

El redactor recomienda