Síguenos

457_1200x150-bueno.gif banner click 457 banner 457

Mirambel juega a las cartas con 2.500 barajas de todos los tipos, épocas y países Mirambel juega a las cartas con 2.500 barajas de todos los tipos, épocas y países
Dos visitantes observan algunas de las barajas con sus cajas en el convento de Mirambel, donde se expone la colección de barajas de José Miguel Marín

Mirambel juega a las cartas con 2.500 barajas de todos los tipos, épocas y países

El convento acoge buena parte de las piezas recopiladas por el coleccionista José Miguel Marín
banner click 236 banner 236
Cruz Aguilar

La primera baraja que se conserva está fechada en 1390, se localizó en Sevilla y ya presenta los cuatro palos que han llegado a nuestros días: oros, copas, espadas y bastos. Aunque Heraclio Fournier es el fabricante más famoso y sus naipes y los de sus descendientes se venden en numerosos países del mundo, a lo largo de la historia ha habido otros muchos fabricantes, como la familia Comas, que todavía sigue produciendo hoy (al igual que nuevas generaciones de la familia Fournier) y cuenta entre sus trabajos con algunos diseños únicos, como la baraja dibujada por Salvador Dalí o el centenar de cartas que ideó Ortuño y plasman la imagen de los políticos más conocidos a nivel mundial. Algunos de los naipes más emblemáticos de los que se han fabricado en España se puede ver ahora en el convento de Mirambel, en una exposición que muestra algunas de las piezas más relevantes de la recopilación particular del coleccionista de la localidad José Miguel Marín.

España es el lugar donde más barajas se fabrican y, como explica Marín, la razón es que también es el lugar donde más se juega con ellas. Su colección se completa con un total de 2.500 barajas, de las que 2.000 son nacionales y las otras 500 proceden de diferentes países. Hacer acopio de las extranjeras no ha sido fácil puesto que, como relata, en ocasiones sus amigos no podían traerle el encargo porque todos los naipes que encontraban a la venta eran de fabricación española.

Unas de sus favoritas son las de póker y tarot diseñadas por Salvador Dalí e impresas por la casa Comas. También hay otras que resultan muy curiosas, como la que consiguió en Los Encantes de Barcelona -que es la zona donde se reúnen particulares en la Ciudad Condal para vender sus utensilios– y que fue utilizada por los soldados estadounidenses que luchaban en Iraq para reconocer a sus enemigos y poder, de esa manera, ejecutarlos. Es además una de las pocas piezas que son del presente siglo, ya que la mayoría de las que conserva fueron fabricadas en el pasado.

También los seguidores de Osama bin Laden imprimieron naipes con los políticos y principales militares de Estados Unidos y es otra de las que completa la colección de José Miguel Marín.

La mayor parte de las cartas han sido adquiridas, pero hay algunas que le han regalado amigos y familiares. Entre ellas cabe destacar la que utilizó el rey Alfonso XIII durante su visita a una familia de Barcelona en el año 1926. “La baraja se quedó en poder de la criada, Pepita Soriano, que murió en 1976 a los 92 años y antes se la regaló a su amiga Urbana Tafalla, viuda del padre de nuestro amigo Enrique Aparici, que me la entregó a mí en octubre del año 1993”, recuerda el coleccionista de Mirambel.

En la imagen se puede ver la vitrina del convento de Mirambel en la que están las barajas históricas y publicadas por diferentes revistas, así como algunas con temática aragonesa

Además de los fabricantes que han llegado hasta nuestros días, Fournier y Comas, hay otros muchos, entre ellos varios descendientes de Heraclio Fournier. A su vez fueron fabricantes la familia Roura, que inició su labor a comienzos del siglo XX, Ribes y Sabater (Barcelona, 1880); Jaime García Fosas (Igualada, 1974); Simeón Dura (Valencia, 1875); Heráldica Castanyer, de Sabadell, en 1980; Wenceslao Guarro (Barcelona, 1895); Hijo de Torras y Lleó (Barcelona, 1885) o las empresas  Fabricantes de Naipes de España, con sede en Barcelona y que funcionaba a principios de siglo; y Naipes y Especialidades Gráficas SA, Negsa, que trabajó a mediados del siglo XX, según rememora el experto.

Marín indica que su afición por el coleccionismo se inició en el año 1976 y la compartía con un compañero de trabajo. La mayor parte de sus piezas las ha adquirido en mercados de anticuarios, tiendas de coleccionismo o mercadillos callejeros, aunque también han hecho importantes aportaciones sus amigos y familiares. Indica que las cartas por las que más ha pagado son las del tarot diseñado por Dalí. Lo compró en 1984 por 10.000 pesetas (60 euros) y, aunque él no tiene intención de venderlas, asegura que ahora su precio en el mercado del coleccionismo ronda los 300 euros.

Para conservar su patrimonio está escaneando las barajas nacionales y ya tiene digitalizadas un total de 1.500. Además, con el fin de mejorar su recopilación ha desechado un total de 200 piezas, algunas porque las tenía repetidas y otras por estar incompletas.

Infantiles, de fútbol y bancos

José Miguel Marín no solo ha guardado barajas de naipes de diversos fabricantes y épocas, sino que atesora aquellas editadas por revistas o que se imprimieron con fines publicitarios, muchas de ellas por bancos y cajas de ahorros. A su vez, tiene un buen número de barajas infantiles y de diversas temáticas, como el fútbol.

Con todas ellas ha hecho una selección para colocar en las vitrinas del convento de Mirambel, donde se exponen un total de 39 antiguas, 40 que corresponden a ediciones especiales, 18 con diseños vinculados a Aragón, unas 120 infantiles, 17 humorísticas, 22 dedicadas a políticos, actores y cantantes, 41 de tarot y 16 con temática futbolística.

La muestra estará en la sala de exposiciones del convento de Mirambel durante varios meses y Marín asegura que los vecinos están muy sorprendidos con los materiales que han tenido la oportunidad de admirar desde el pasado día 12 de agosto, cuando tuvo lugar la presentación.

La muestra se enmarca en el Agosto Cultural 2022 organizado por la Asociación de Mirambel en colaboración con el Ayuntamiento de la localidad. Las actividades se prolongarán hasta el sábado 27, cuando un concierto en El Trinquete a cargo de Asti Queda Ixó! Pondrá el broche de oro a la actividad. Para hoy miércoles está previsto un taller de manualidades dirigido a los adultos a cargo de María Jesús Marín, mientras que mañana Fernando Martínez explicará a los vecinos cómo funciona el reloj de la torre. El viernes se presentará el libro Romerías y romeros editado por el Parque Cultural del Maestrazgo.

La de barajas no es la única colección que atesora José Miguel Marín, quien recientemente donó a la Policía Local de Zaragoza para exponerla en su museo un total de 1.600 pines y 600 emblemas de Policía y placas recopilados en diferentes países.

El coleccionista de Mirambel lleva desde el año 1976 adquiriendo naipes

El redactor recomienda