Síguenos

457_1200x150-bueno.gif banner click 457 banner 457

Tramacastilla baja  los techos de las aulas para ahorrar en calefacción Tramacastilla baja  los techos de las aulas para ahorrar en calefacción
El aula de Tramacastilla ha sido renovada durante el verano para iniciar las clases con normalidad

Tramacastilla baja los techos de las aulas para ahorrar en calefacción

El colegio se calienta con dos estufas de pelets desde hace ya varios años
banner click 236 banner 236
Cruz Aguilar

La localidad de Tramacastilla ha bajado los techos de las aulas del colegio con el fin de ahorrar energía a la hora de calefactarla. El edificio tenía unas cubiertas  muy elevadas y se han colocado placas de escayola para reducir su altura en más de un metro en cada una de las dos salas, una utilizada para dar clase y otra como despacho.

La calefacción de estos espacios se realiza mediante dos estufas de pelets que se colocaron hace ya varios años, pero que resultaban insuficientes debido a que las aulas eran muy grandes por los altos techos. Estas estufas de biomasa sustituyeron a varios acumuladores eléctricos que eran poco eficientes y, además, no calentaban lo necesario durante los fríos meses de invierno serranos.

“La solución era bajar los techos o colocar unas estufas de mayor potencia para que calentaran más”, detalló la alcaldesa, Clara Benito. Finalmente han decidido reducir la altura de los techos colocando placas de escayola, aunque el antiguo, que es de madera, se ha conservado.

A la vez, se ha aprovechado la obra para modificar la iluminación y adaptarla a las exigencias de lúmenes que marca el departamento de Educación, según concretó la regidora municipal. Por otro lado, se ha pintado el interior del edificio.

La inversión realizada en el colegio de Tramacastilla ha rondado los 7.000 euros, que han sido aportados a través del convenio para mejora de los centros educativos que tiene suscrito la Diputación de Teruel con el Gobierno de Aragón.

Problemas de vivienda

La escuela tiene este curso 2022-23 un total de seis alumnos y es la sede del Colegio Rural Agrupado Sierra de Albarracín por lo que una de las aulas, debido al descenso en la matrícula de los últimos años, se destina a despacho del equipo directivo y los docentes.

El colegio de Tramacastilla contará, según las previsiones del Ayuntamiento, con cuatro alumnos para el curso 2023-24 y la alcaldesa confía en que siga abierto, aunque lamenta que las ratios pueden cambiar con el cambio de gobierno tras las elecciones de mayo de 2023. Por eso, están construyendo una nueva vivienda que pueda albergar a una familia con niños en edad escolar.

Clara Benito detalló que en la localidad, al igual que en el resto de la Sierra de Albarracín, hay una gran demanda de casas pero aseguró que los Ayuntamientos no disponen de recursos suficientes para atenderlas. Así, precisó que si invierten el dinero en construir o habilitar viviendas –Tramacastilla ya tiene seis municipales- no pueden destinarlo a otras mejoras también necesarias en la localidad.

El redactor recomienda