Síguenos

457_1200x150-bueno.gif banner click 457 banner 457

Antón García Abril, condecorado con la máxima distinción de la Sociedad General de Autores Antón García Abril, condecorado con la máxima distinción de la Sociedad General de Autores
Antón García Abril, en el año 2013 en su domicilio de Madrid. Archivo / I.M.T.

Antón García Abril, condecorado con la máxima distinción de la Sociedad General de Autores

El turolense comparte Medalla de Honor a título póstumo con Luis de Pablo

Los compositores Antón García Abril y Luis de Pablo fueron condecorados este miércoles a título póstumo con la Medalla de Honor de la Sociedad General de Autores y Editores (SGAE), la máxima distinción de la entidad y que, en esta ocasión, reconocen dos trayectorias que son “historia de la música española”.

Los familiares de ambos músicos, fallecidos durante el pasado 2021, han sido los encargados de recibir las distinciones de manos de Antonio Onetti, presidente de la SGAE, quien ha ensalzado a los homenajeados como “dos de los autores más importantes” de los últimos tiempos.

“Nos hubiera gustado haberles dado esta Medalla de Honor en vida, pero hoy no es un día para llorar, al contrario, es un día para celebrar lo que cada uno de los dos han supuesto para la música de este país, para esta casa y para la felicidad que engendra al final la música entre todos los seres humanos”, señaló Onetti.

La Medalla de Honor dedicada al turolense Antón García Abril la recogió uno de sus hijos, del mismo nombre, quien compartió las palabras del presidente de la SGAE al remarcar que este era un día para recordar a su padre “con el mismo amor, afecto y cariño” que se le ha dedicado en el acto.

Y ha sido su viuda, la pintora Marta Cárdenas, quien ha recibido la distinción de Luis de Pablo de manos de Onetti, una condecoración que guardará “con todo el amor del mundo” en su casa y ha lamentado que De Pablo no pudiera estar en este acto. “Nos hubiéramos reído mucho con él”, señaló.

El acto estuvo moderado por la editora musical Cecilia León Rodríguez, y fue amenizado al final por el violinista Manuel Guillén y con una intervención también a cargo de Álvaro Torrente, director del Instituto Complutense de las Ciencias Musicales, quien ha realizado una laudatio sobre ambos compositores.

Un referente desde Teruel

Antón García Abril (Teruel, 1933) es considerado como un referente de la música contemporánea, con un legado de más de 1.000 obras registradas en las que abordó todo tipo de formas musicales, desde obras para orquesta, cantatas, conciertos o música de cámara.

También destacó su faceta de compositor de bandas sonoras para cine (Los Santos Inocentes, El crimen de Cuenca, Sor Citroën, Vente a Alemania, Pepe o La ciudad no es para mí) y sintonías de series de televisión (El Hombre y la Tierra, Anillos de Oro, Fortunata y Jacinta, Segunda enseñanza, Brigada Central, Compuesta y sin novio o Ramón y Cajal).

Miembro de la denominada Generación del 51 y uno de los fundadores del grupo Nueva Música (1958), su larga carrera fue distinguida con el Premio Nacional de Música (1993), Premio Nacional de Teatro (1971), la Medalla de Oro de las Bellas Artes (1998) y Premio SGAE de la Música Iberoamericana Tomás Luis de Victoria (1996), entre otros galardones.

Por su parte, la obra del compositor vasco Luis de Pablo (Bilbao, 1930) está reconocida como un referente del vanguardismo musical contemporáneo, con más de 300 obras registradas en la SGAE, de la que fue miembro desde 1956.

Música orquestal

Autor de música orquestal, de cámara, vocal, cinematográfica u ópera, el reconocimiento por su labor como compositor le llevó a alzarse con la Medalla de Oro del Círculo de Bellas Artes (1986), el premio Nacional de Música (1991), la Medalla de Oro del Rey de España a las Bellas Artes, el Premio Honegger, el Premio Jacinto Guerrero, el Premio Tomás Luis de Victoria o el León de Oro honorífico de Música de la Bienal de Venecia en 2020.

La Medalla de Honor es la máxima distinción que concede la SGAE a personalidades relevantes de la cultura española. Desde que fuese instaurada en 1963, este galardón ha sido concedido de manera extraordinaria a más de cincuenta artistas o instituciones destacadas por su contribución universal al ámbito cultural como Francisco Ayala, Antonio Buero Vallejo, Marilyn Bergman, Francisco Nieva, Lina Morgan, Antonio Banderas o Alfonso Sastre, entre otros.

El redactor recomienda