Síguenos

338_1200x150incendios.gif banner click 338 banner 338

343_muver1200x150-1200-x-150-px.gif banner click 343 banner 343

347_1200x150-festivales-verano.gif banner click 347 banner 347

Bueña, Blancas y Burbáguena ponen en marcha la Ruta Verde del Reciclaje Bueña, Blancas y Burbáguena ponen en marcha la Ruta Verde del Reciclaje
Réplica en hierro de la sabina milenaria de Blancas, una gran escultura que formará parte del patrimonio a visitar en la localidad

Bueña, Blancas y Burbáguena ponen en marcha la Ruta Verde del Reciclaje

Buscan poner en valor los recursos locales a través del arte, sobre todo vinculado al hierro
Cruz Aguilar

Poner en valor los recursos locales a través del arte y con la colaboración de los artistas y autores de la forja y el reciclaje de Bueña, Blancas y Burbáguena. Ese es el objetivo que persiguen con la Ruta Verde del Reciclaje del Jiloca, una iniciativa que nace ahora y cuya finalidad última es revitalizar la vida en estos tres pueblos.

Así, pretenden atraer a turistas a estas localidades a través de las obras realizadas por el escultor de Burbáguena José Azul; el de Blancas, Jesus Guallar, y el artista del reciclaje de Bueña, Cesáreo Gimeno Martín, ya fallecido. A todos ellos se suma el acuarelista vinculado con Bueña Javier Santos, cuya obra también está muy presente en las calles del municipio.

Entre los objetivos que han fijado está no solo la divulgación de las obras de arte y del patrimonio de cada uno de los pueblos, sino también fomentar una ruta y propiciar el hermanamiento de los tres pueblos y de sus asociaciones culturales, que son precisamente las que están detrás de esta Ruta Verde el Reciclaje.

Así, en la reunión para marcar las pautas de actuación, que tuvo lugar el pasado 3 de abril a través de videoconferencia, estuvieron presentes las Asociaciones de Amigos de Blancas, Burbaca (de Burbáguena) y A-Bueñíza-Te que acordaron la creación de unas rutas en cada uno de los pueblos para que el visitante que llegue hasta ellos conozca todo el patrimonio.

Javier Santos, realizando unas acuarelas

Además, buscarán la colaboración tanto de niños como de adultos para que hagan de guías locales y enseñen su pueblo. También se plantean pedir ayuda a los guías oficiales del Jiloca. Entre las actividades previstas habrá charlas y exposiciones por parte de los artistas creadores, así como un taller de reciclaje.

Por otro lado, para el mes de agosto se van a organizar visitas en común para recorrer los diferentes pueblos. El día 6 será la de Burbáguena, el 16 la de Bueña y el 27 la de Blancas.

Para dar a conocer esta Ruta del Reciclaje se ha previsto la impresión de 300 folletos –100 por cada uno de los pueblos– a los que se añadirá un plano o QR para facilitar la localización de los visitantes.

Además, quieren activar visitas de colegios e institutos de la zona para abordar el tema del reciclaje con el fin de que la Ruta Verde sea una buena plataforma de sensibilización ambiental.

Pablo Esteban, de la Asociación de Amigos de Blancas, indica que el objetivo es poner en común tres pueblos “muy pequeños” pero que tienen un gran entorno natural. “En estos tiempos de pandemia la paramera y el turismo ornitológico pueden resultar atractivos a los turistas”, explica.

Turismo entre pueblos

Manuel Picazo, presidente de la Asociación Burbaca de Burbáguena va un poco más allá y puntualizó que buscan atraer no solo turistas de fuera, sino también de los pueblos más cercanos para fomentar las visitas en la propia zona: “No conocemos lo que nos rodea”, lamenta. Picazo relata que la idea es revitalizar esta zona del Jiloca a través “de las armas” de las que disponen, que son “el patrimonio y el arte”.

José Azul, en una imagen tomada ayer en Burbáguena, con una obra suya

Pablo Esteban comenta que los artistas, son la punta de lanza del proyecto, trabajan el hierro y lo reciclan para crear sus figuras. Es el caso de José Azul y en Burbáguena se pueden ver múltiples esculturas e incluso la zona de exposición donde muestra sus últimas creaciones. También Jesús Guallar, de Blancas, construyó la réplica en hierro de la sabina milenaria a partir de viejos aperos de labranza. En Bueña está la Era del Tío Cesáreo, un pionero del reciclaje que, aunque ya fallecido, dejó un importante legado que ahora desde la asociación A-Bueñíza-Te pretenden poner en valor.

A todos ellos se suma Javier Santos, un acuarelista con vínculos con Bueña que ha colaborado en la realización de las baldosas que marcan la ruta guiada por el patrimonio de Blancas. Santos indica que lo que persiguen es concienciar a personas del territorio para hacer rutas guiadas. “El nexo de unión serán los artistas, pero se les enseñará todo el patrimonio del pueblo y es una forma de visitar una localidad de una manera diferente, acompañados por personas de la localidad”, sentencia el pintor.

El redactor recomienda