Síguenos
‘Con lo que a mí me gustan las flores’, de la dramaturga Ana Torres, regresa a Madrid ‘Con lo que a mí me gustan las flores’, de la dramaturga Ana Torres, regresa a Madrid
Ana Torres (derecha), junto a las actrices durante una charla que tuvo lugar después del estreno en la sala Andén 47 de Valladolid, el año pasado

‘Con lo que a mí me gustan las flores’, de la dramaturga Ana Torres, regresa a Madrid

La obra escrita por la autora turolense se representa esta tarde en La Encina Teatro

El montaje teatral Con lo que me gustan a mí las flores, de la dramaturga Ana Torres (Teruel, 1994) regresa a Madrid con una función que podrá verse este lunes (20.30 horas) en La Encina Teatro. Se trata de la segunda obra escrita por Torres, después de la premiada Ara, que obtuvo el Premio Mutis de Teatro Emergente de Barcelona en junio de 2022, y que fue estrenada durante el Festival Mutis 2023.

Con lo que a mí me gustan las flores es un trabajo más performático que Ara, que nació gracias a la beca del Espacio Andén 47 que ganó la turolense. Integra el teatro convencional de texto con otras disciplinas como la danza o la acrobacia, y cuenta con una puesta en escena menos narrativa y más onírica, que explora el mundo de los trastornos del sueño, como el insomnio crónico que la propia Ana Torres padece.

Cristina Hilenia (izda.) y Pilar Bayón interpretan ‘Con lo que a mí me gustan las flores’

Las dos obras tienen sin embargo algo en común, ya que el segundo es casi un spin of de dos de los personajes de Ara, una chica y su abuela. No es tanto que las obras compartan esos dos personajes, sino que la segunda reproduce la relación que se establece entre ellos en la primera.

Bajo la dirección de Ana Torres, Cristina Hilenia interpreta a la chica joven y Pilar Bayón a su abuela, formando un espléndido equipo que deslumbró en el estreno de la pieza, que tuvo lugar hace casi justo un año, el 19 y el 20 de noviembre de 2022, en la Sala Andén 47 de Valladolid. Torres salió exultante de aquel doble estreno, ya que Con lo que a mí me gustan las flores llenó la sala los dos días y el público salió francamente satisfecho.

La obra, que se representó al mes siguiente en la Sala Cervantina de Madrid, regresa a la capital de España para volver a narrar un juego de intimidad y despedida, mitad sueño mitad realidad, entre una abuela y su nieta. Una suerte de fiesta de pijamas llena de ternura, humor y drama, en la que vigilia se confunde con sueño y la vida se funde con la muerte.

Con una puesta en escena minimalista y dos actrices que llenan el escenario en todo momento -han formado un tandem tan integrado que muchos espectadores que la han visto se preguntan si realmente son familiares en la vida real-. Tiene mucho de experimental, de nueva dramaturgia y de lanzarse a la piscina, que era justo lo que le apetecía a Ana Torres, después de ganar una residencia artística en febrero de 2022 que aprovecho para dejar volar su creatividad y arriesgar más con respecto a Ara.

La puesta en escena es minimalista y onírica en el montaje de Ana Torres

Ana Torres es una turolense afincada en Valladolid, donde estudió Dirección y Dramaturgia en la Escuela de Arte Dramático de Castilla y León. Conoció su vocación teatral en la Escuela T de Teatro de Teruel, que ha convertido en su profesión tras estudiar Filología Hispánica en la Universidad de Zaragoza, donde también hizo teatro con el Grupo de Teatro Universitario de la UZ. Ha trabajado como ayudante de dirección de montajes como El animal de Hungría de Lope, dirigido por Elisa Marina, o Tengo derecho a destruirme de Adriana Tironi, donde también tenía un papel como actriz.

El año pasado además ganó el Premio Mutis de Teatro Emergente de Barcelona en su categoría de texto largo, con Ara, una historia sobre desarraigo familiar y despoblación. La obra fue estrenada esta primavera en el festival que organiza los premios, y además su obra fue publicada en un libro ilustrado por otro turolense, David Sancho, y prologado por María Velasco, dramaturga burgalesa Premio Max 2022 a Mejor Autor Teatro. Ese libro fue presentado en el Salón Internacional del Libro Teatral que tuvo lugar en el Teatro Valle Inclán de Madrid, en octubre de 2022, y también en el Espacio Luvitien de Teruel, en enero de este año.

El redactor recomienda