Síguenos
El teatro más sorprendente pone fin al Festival Aragón Negro en Andorra El teatro más sorprendente pone fin al Festival Aragón Negro en Andorra
Javier Liñera y Pablo Molinero son los dos intérpretes que dieron vida a ‘Tendríamos que haber empezado de otra manera’

El teatro más sorprendente pone fin al Festival Aragón Negro en Andorra

El Espacio Escénico acogió ‘Tendríamos que haber empezado de otra manera’

La obra teatral Tendríamos que haber empezado de otra manera cerró los actos enmarcados dentro del el Festival literario Aragón Negro en el Espacio Escénico de la casa de Cultura de Andorra.

El público de la localidad minera tuvo la oportunidad de disfrutar de comedia negra con tintes de thriller, que empezaba como si fuera una comedia con unos diálogos frescos y divertidos, a pesar de lo que estaba sucediendo en la acción.

La pieza trata de desorientar y sorprender al espectador con un sorprende inicio in media res, justo después de que los dos protagonistas hayan matado a alguien y lo tengan metido en un arcón frigorífico. Ese es el punto de partida de esta comedia negra que se fue transformando en una pieza cada vez más negra.

La cuidada escenografía y el juego de luces y sombras hicieron que el público se fuese internando en ese crimen que rodea la acción. En el transcurso, esta representación consiguió hacer reflexionar al público sobre la violencia, la muerte y la venganza.

Los diálogos escritos por Javier Liñera, trepidantes y atípicos, se mezclaban casi sin tiempo para digerirlos con los monólogos internos de cada personaje, jugando al despiste sobre qué era realmente una conversación y qué no, recreando esa situación en la que el público tiene más información que cada uno de los personajes por separado, y pese a todo quedan muchos flecos por afinar. Esos diálogos a veces eran importantes, serios y acaso trascendentes, y otras banales, cómicos y sin importancia, casi absurdos teniendo en cuenta la situación que se recreaba. Mientras se desarrollaba la dramaturgia sobre la pared se proyectaban una secuencia de flashbacks en formato cinematográfico, con los personajes a solas ante la cámara, ayudando a completar el puzle y a conocer la verdadera naturaleza de los personajes.

La sorprendete obra de género negro está escrita por el dramaturgo Javier Liñera e interpretada por el propio autor y Aitor Pérez, bajo la dirección de Pablo Molinero, de Los Corderos. Unos 75 minutos que no dieron tregua, que sorprendieron y que dieron que pensar en Andorra.

El redactor recomienda