Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

179_2030-1200-x-150-px.png banner click 179 banner 179

192_banner-ddt-premioscca-1200x150px.gif banner click 192 banner 192

196_1200x150-valentina.gif banner click 196 banner 196

Elio Feliz de Vargas y Eva Fortea se unen en un 'Programa Doble' de película Elio Feliz de Vargas y Eva Fortea se unen en un 'Programa Doble' de película

Elio Feliz de Vargas y Eva Fortea se unen en un 'Programa Doble' de película

Su último libro, escrito al alimón, propone catorce relatos de ficción inspirados en otros tantos filmes

El Rally Cinematográfico Desafío Buñuel y el Jardín de San Pedro, uno de sus centros neurálgicos, será el escenario perfecto para que este jueves, 26 de agosto, se presente a partir de las 18 horas 'Programa doble'. El libro está escrito por Elifio Feliz de Vargas y Eva Fortea, y reúne catorce relatos breves inspirados precisamente en la magia del cine para llevar al lector al mundo interior más personal de dos de los autores turolenses más leídos en la actualidad.

Con 'Programa Doble' el mundo del celuloide y Elifio Feliz de Vargas saldan algunas de las deudas que se tienen mutuamente. La primera que contrajeron es la más gorda, y es que Feliz de Vargas se inició en una carrera literaria que ha dejado obras como 'El viaje del anarquista',  'Cuando juntos caminábamos', 'Jericho Souvenir', 'Un pie que hablaba en inglés', 'Al cerrar los ojos' o 'Días de cierzo', entre otras, precisamente gracias a su pasión por escribir guiones de cine. Algunos de ellos, como 'Dentro de mí' o 'Un güento de amor', ganaron de forma consecutiva el premio de Guión de Cine de la histórica Tertulia Cinematográfica Aragonesa y otros fueron llevados al Super8 o al vídeo en Teruel.

Feliz de Vargas tenía ganas de retomar de un modo u otro el cine. “Pero en lugar de escribir un guion, que ya no tendría mucho sentido porque ya no existen las antiguas productoras locales con las que les dábamos salida, pensé en una serie de relatos breves inspirados en el cine, pero de forma muy libre, en la que un personaje, una situación, un gesto o un argumento cinematográfico fuera el resorte para iniciar una historia de ficción”.

Cada uno de los catorce relatos arranca con una cita que hace referencia a la película elegida en cuestión, y para reunirlos Elifio Feliz quiso contar con Eva Fortea, “porque nos conocemos desde hace tiempo, porque ella también tiene guion de cine entre sus escritos y porque sé que es una autora muy disciplinada con la que sería posible terminar el libro con calidad y a tiempo, porque queríamos presentarlo en el Desafío Buñuel” que arranca a finales de esta semana.

Luis Buñuel

Una de las premisas de las que partió, hace algo menos de uno año, el proyecto planteado por Feliz, era que una de las siete películas inspiradoras para cada escritor debía estar dirigida por el calandino Luis Buñuel.

Feliz combinó El discreto encanto de la burguesía y El ángel exterminador, “una de las películas que más me han impactado del turolense”, según asegura el escritor, para construir una historia titulada El discreto encanto del proletariado en la que sus personajes burgueses no es que no puedan salir de un salón, “sino que son un grupo de trabajadores los que no pueden entrar a una entrevista de empleo”.

Feliz también fabula con una historia inspirada en Quiero ser como Beckham y Orgullo y prejuicio para escribir sobre un grupo de amigas futbolistas, o destila parte de la esencia de Sigourney Weaver en Gorilas en la niebla y Alien para fabular un cuento sobre maltrato machista. El turolense echa mano además de uno de los personajes icónicos del cine norteamericano, Forrest Gump, y parte de una de sus sentencias, “yo no soy muy listo, pero sé lo que es el amor”, para escribir sobre la discapacidad mental, y también se detiene en tres de los géneros clásicos del cine español: el cine kinki de los vaquillas, toretes y compañía; el del destape; “y ese otro género tan típicamente español de las películas intimistas del niño que ve a través de sus ojos el mundo adulto, como Cría cuervos o La lengua de las mariposas”, en las que inspira su relato Dora ya no explora.

“Quizá ese sea el relato más grave, más intimista, porque aunque alguno de los otros puedan resultar un poco duro siempre existen destellos de humor o ironía, como en casi todo lo que hago”, explica Feliz de Vargas, a quien se pone en un aprieto cuando se le pregunta, siendo experto como es, qué película le ha marcado más en lo personal o en lo literario. “Habría muchos títulos”, afirma dubitativo, “pero hay una que cuando la recuerdo siempre se salva”. Se refiere a El nido (1980) de Jaime Armiñán con Ernesto Alterio y Ana Torrent. “Debió tener mucho éxito en su día pero pasó sin pena ni gloria después, a través de los años”, explica el turolense. “Es una película maravillosa y muy poética pero ahora estaría mal vista por irreverente. Recrea el amor entre un viudo, de cierta edad, y una chica que está entrando en la adolescencia, y no deja en buen papel la figura manipuladora de la niña ante la inocencia del hombre maduro”.

Eva Fortea

Programa doble está formado por siete relatos de Elifio Feliz de Vargas y otros tantos de Eva Fortea, alguien que siempre se ha definido como escritora “por pura necesidad física”. La turolense, que en la actualidad es directora general de Comercio, Ferias y Artesanía del Gobierno de Aragón,   es autora de novelas como la exitosa Muñecos de Hielo (2015) y Despejamos la X (2017), además de numerosos relatos breves. Aunque también ha escrito varios guiones cinematográficos, entre ellos El permiso, que ganó el Premio al Mejor Guion Aragonés de las Jornadas de Cine de La Almunia de Doña Godina 2021, Fortea reconoce que el séptimo arte no ha sido uno de los principales motores inspiradores para su literatura: “Cuando escribes eres vulnerable a cualquier influye cultural de los que tienes alrededor, eso está claro. Pero para mí es más decisiva la música, por ejemplo, que el cine, y de hecho se perciben muchos más guiños a esta en mis novelas o relatos”.

Pese a todo el poder evocador del cine es evidente y por eso Fortea afirma categóricamente que, desde que Elifio Feliz le planteó el proyecto, “me puse a trabajar porque me pareció estupendo, no solo por cómo se planteaba sino también por trabajar con él, a quien conozco desde hace muchos años”.

Eva Fortea recoge a través de sus siete relatos películas como Bambi, “en un guiño muy surrealista a Disney”, Viridiana de Buñuel, o El Golpe, de donde toma los encantadores personajes de pícaros buscavidas de poca monta que encarnan Robert Redford y Paul Newman.

También dedica una de sus historias cortas a Richard Gere, “con una mezcla que hago entre Pretty Woman y Oficial y Caballero, o la excepcional Bienvenido Mr. Marshall, en el centenario del nacimiento de Luis García Berlanga, “que me permite hacer un guiño a las instituciones y hablar de algunas cosas que tienen que ver con la despoblación”. Y en su listado tampoco podía faltar Tiburón, “porque Spielberg es una de mis grandes referencias y lo considero el gran maestro”.

Al igual que su compañero, Fortea varía de registro en cada uno de sus relatos. “Al final se trata de construir una serie de relatos que diviertan y puedan interesar al lector, así que unos te piden tratarlos con cierto sentido del humor, otros ser más costumbrista... ser capaz de manejar diferentes registros en función de la historia”.

Especializados o no

La selección de películas puede darnos una idea de ese mundo interior de cada autor que al final subyace entrelíneas en cada uno de sus textos, pero no se trataba de hablar de uno mismo ni de la propia película, ni siquiera de buscar un catálogo de las mejores películas de la historia del cine, sino de ofrecer catorce historias de ficción interesantes por sí mismas.

Esa es la razón por la cual Programa doble, editado por Rasmia y con prólogo de Espido Freire, no está dirigido especialmente a un públicado versado en la historia del cine, sino a otro mucho más general. “Seguramente habrá gente con amplios conocimientos cinematográficos que leerán los relatos con otros ojos y reconocerá algunos guiños o algunas referencias más o menos ocultas, pero en general cualquier lector puede entender y disfrutar cada una de las historias”, explica Feliz de Vargas.

En cualquier caso Programa doble es el primer encuentro en el negro sobre blanco de dos de los escritores más interesantes del panorama actual de la literatura de ficción turolense. Ojalá no sea el último.

El redactor recomienda