Síguenos

298_1200x150-opticalia.gif banner click 298 banner 298

Iván Núñez arroja luz sobre los treinta primeros años de un genio Iván Núñez arroja luz sobre los treinta primeros años de un genio
Iván Núñez, durante la presentación de ayer en un salón de actos del Museo de Teruel abarrotado de público

Iván Núñez arroja luz sobre los treinta primeros años de un genio

El turolense presentó ayer ‘Chomón a media luz’ en el Museo de Teruel

Iván Núñez Alonso y Segundo de Chomón llenaron ayer mano a mano el salón de actos del Museo Provincial de Teruel, para presentar en sociedad el libro Chomón a media luz escrito por el investigador y documentalista turolense Iván Núñez, y editado por el Instituto de Estudios Turolenses. Junto a Núñez comparecieron Nacho Escuín, presidente de la institución que depende de la Diputación Provincial de Teruel, y Paco Martín, experto en cine, que comentó algunas de las principales aportaciones de la obra, que trata los 30 primeros años de vida de Chomón, con respecto a la bibliografía preexistente.

Si bien ese periodo es el anterior a que Segundo de Chomón se convirtiera en uno de los grandes pioneros de la cinematografía mundial, es especialmente interesante porque era el que más en tinieblas permanecía y permite conocer datos y vivencias -algunas realmente curiosas- que contribuirán a forjar decisivamente el carácter de Chomón.

Nacho Escuín, Paco Martín e Iván Núñez (de izda. a dcha.)

Uno de los datos más espectaculares que revela el estudio de Núñez es que, si bien Chomón nació en Teruel, abandonó la ciudad antes de cumplir dos años para vivir en Valencia primero y en Barcelona después, al contrario de lo que se había dado por supuesto. El diputado delegado de Cultura de la Diputación, Diego Piñeiro, aseguró entre bromas que le hubiera gustado que Chomón fuera más de Teruel, “pero es lo que a veces pasa cuando se aborda un estudio documental serio”. “En cualquier caso”, aseguró, “lo importante es que este 150 aniversario del nacimiento de Chomón tiene que dar a conocer todo lo que podamos sobre el cineasta y dejar una producción editorial para las generaciones futuras”.

Otro de los datos que estaban en los archivos de Barcelona esperando a que un documentalista los sacara a la luz revela que Chomón se casó con una mujer llamada Juana Ray, hasta ahora desconocida, antes de iniciar su relación con Julienne Mathieu, la que se creía hasta ahora su esposa oficial y única. De hecho Núñez está convencido de que el hijo que criaron juntos, Robert, no era legítimo de Chomón, porque nació cuando este todavía estaba casado con Ray y probablemente no había conocido a Mathieu. Robert ni siquiera llevó el apellido Chomón hasta que no cumplió los 28 años.

Otro dato todavía más relevante que desvela la obra de Núñez y que sí que tiene que ver con la obra del cineasta es que Chomón no aprendió la técnica del cinematógrafo en París y después montó un estudio de coloreado de películas en Barcelona, como se creía, sino que la trayectoria fue la contraria. Así, el turolense comenzó más tarde en esta industria de lo que se pensaba, y no lo hizo como camarógrafo sino como coloreador.

Escuín, que aseguró que este libro “es uno de los platos fuertes” del 150 aniversario, comprometió además el apoyo del IET para publicar una segunda parte de este libro, si Iván Núñez se embarca en semejante proyecto.

El redactor recomienda