Síguenos
La Sociedad Fotográfica Turolense estrena su nueva sede en San Nicolás La Sociedad Fotográfica Turolense estrena su nueva sede en San Nicolás
Algunos de los socios de la SFT posan en uno de los ‘sets’ fotográficos con los que cuenta su nuevo y flamante local en San Nicolás. Antonio García / Bykofoto

La Sociedad Fotográfica Turolense estrena su nueva sede en San Nicolás

Este fin de semana arranca el ciclo Domingos Fotográficos, abierto a socios y a no socios

La Sociedad Fotográfica Turolense arrancará este fin de semana una nueva edición del ciclo Lunes Fotográficos, que durante este curso se trasladará de día y se denominará Domingos Fotográficos. Consistirá en una serie de jornadas, encuentros y conferencias gratuitas sobre numerosos ámbitos relacionados con la fotografía, que tendrán lugar todos los domingos a partir de las 18 horas, y que están abiertos a todo el público, socios y no socios de la SFT. La de esta semana correrá a cargo de José Manuel Martín, que compartirá sus conocimientos sobre técnicas fotográficas con un solo flash.

Será además la primera sesión que la SFT realice en su nueva sede en las instalaciones del Colegio San Nicolás, un espacio que desde la pasada primavera se está acondicionando y que ya está en funcionamiento.

Hasta ahora los fotógrafos turolenses se reunían en un local del Centro Social Arrabal, aunque tenían el problema de no poder tener material instalado permanentemente, o espacios suficientes para que pudieran llevarse a cabo varias actividades al mismo tiempo. El mismo hándicap lo iba a tener en el nuevo Centro Social de San Julián, “donde tienes que recoger y guardar todo el material que utilizas, además de estar limitados a los días y las horas que está disponible”, explica Pedro Blesa, presidente de la SFT, por lo que finalmente se decidieron a alquilar el local de San Nicolás, una de las aulas donde antiguamente se realizaban cursos y talleres de empleo.

Este pasado domingo la SFT inauguró oficialmente las nuevas instalaciones. A. G.

El nuevo local de la asociación, una de las más activas en el tejido cultural de Teruel, dispondrá en sus 60 metros cuadrados de un fondo blanco panorámico de seis metros de largo que permite un tiro de cámara muy largo, otro fondo más pequeño de color negro, mesas altas con fondos portátiles para hacer bodegones y fotos de producto, además de flashes, difusores y herramientas de iluminación instaladas en trípodes de forma permanente, “de manera que cualquier socio puede acudir y utilizar el material sin necesidad de tener que montarlo antes y desmontarlo después de la sesión”.

Además la SFT ha montado un pequeño cuarto oscuro para el revelado de negativos y el positivado de fotografía química, una actividad que, aunque cuenta todavía con un buen puñado de aficionados, apenas se realizaba hasta ahora “porque no disponíamos de un lugar donde hacerlo”, asegura Blesa. “Ahora que lo tenemos, hemos comprado materiales y químicos e iremos haciendo enseñándonos los unos a los otros para cualquiera que esté interesado”.

Domingos fotográficos

La actividad en la nueva sede de la SFT comenzará por los Domingos Fotográficos. Según Blesa, el local se abrirá a las 17.30 horas y a las 18 tendrá lugar la charla correspondiente, cada día sobre un tema diferente. “Esa charla durará 30 o 40 minutos, y después haremos fotos, tengan que ver con ella o no”, explica Pedro Blesa. “Al haber varios fondos y espacio suficiente, podremos hacer sesiones fotográficas sobre el tema que hayamos tratado ese día, o que cada socio pueda ponerse a trabajar con el proyecto que esté llevando a cabo sin molestar ni interferir en el de los demás”.

Y a corto plazo está previsto que cualquier socio pueda acceder al local y utilizarlo para hacer fotografías de estudio con el material de la asociación, “reservando las horas en las que pueda o quiera ir, durante la semana o en fin de semana”.

Imagen del cuarto oscuro para revelar en blanco y negro. Antonio García / Bykofoto

Otra de las actividades regulares que realiza la Sociedad Fotográfica Turolense son las exposiciones individuales que tienen lugar en la Fonda del Tozal, con imágenes de sus socios. Estas seguirán teniendo lugar en este espacio, ya que la sede no es un lugar apropiado para acoger exposiciones sino más bien para trabajar y para hacer actividades formativas. Sin embargo, y más allá de que los socios de la SFT puedan seguir haciendo exposiciones individuales en la Fonda, la asociación aprovechará ese ciclo para mostrar a los turolenses las fotografías que se realicen en la nueva sede. “Es una de las cosas que queremos hacer, montar exposiciones colectivas en la Fonda con las imágenes que se tomen en el local, al hilo de las charlas que se realicen, o en las diferentes quedadas que vamos haciendo a lo largo del año”.

En la actualidad la SFT cuenta con 56 socios, y durante el próximo mes de enero se hará una campaña para embarcar a más turolenses en la pasión por la fotografía. “Solemos hacerlo en enero porque así los socios, los antiguos y los nuevos, pasan la cuota de 30 euros y así no hay devoluciones de recibos que nos generan gastos, y también nos aseguramos de que el que se asocia cada año es porque le apetece, no porque le llegue el recibo y ya está”. Sin embargo Blesa recuerda que cualquiera puede hacerse socio en cualquier momento, y que de hecho la asociación de preside está siempre abierta a cualquier que tenga interés por la fotografía, con Independencia de su nivel o experiencia. El socio tiene derecho a utilizar la sede de la SFT y su material fotográfico, y además obtiene descuentos en las masterclass que se organizan en el Teruel Punto Photo cada mes de agosto.

 

 

El redactor recomienda