Síguenos

416_diariodeteruel-web-banner1200x120-vacunacion2022.png banner click 416 banner 416

Mora de Rubielos acoge una exposición sobre la ‘mili’ Mora de Rubielos acoge una exposición sobre la ‘mili’
Imagen de uno de los paneles de los que consta la exposición

Mora de Rubielos acoge una exposición sobre la ‘mili’

La muestra puede visitarse hasta el próximo 31 de agosto

El Ministerio de Defensa inauguró ayer en el Castillo de Mora de Rubielos la exposición Aniversario de la Mili, 250 años de su implantación y 20 años de su suspensión, durante la mañana de ayer, en un acto que contó con la presencia del Subdelegado de Defensa en Teruel.

La muestra, organizada por la Subdelegación de Defensa en Teruel en colaboración con el Ayuntamiento de Mora de Rubielos, consta de 80 paneles explicativos de la historia del servicio militar, La Mili en España, así como maniquíes vistiendo uniformes.

La exposición Aniversario de la Mili, 250 años de su implantación y 20 años de su suspensión ha sido producida por la Subdelegación de Defensa en Castellón en colaboración y con los fondos del Aula Militar Bermúdez de Castro, coincidiendo con el 20 aniversario de la suspensión de la prestación del servicio militar obligatorio y podrá visitarse hasta el próximo 31 de agosto.

El planteamiento de la exposición Aniversario de la Mili, 250 años de su implantación y 20 años de su suspensión persigue el objetivo “de promulgar y promover la cultura de defensa, y en este caso concreto, dar a conocer, recuperar la memoria y homenajear a todas esas generaciones que prestaron su servicio militar y que de una u otra manera dejó huella en ellos”, según una nota difundida por la Subdelegación de Defensa.

La exposición, que visita la provincia de Teruel después de un amplio periplo por la Comunidad Valenciana, repasa la historia del servicio militar obligatorio en España, cuyas bases se sentaron con la llegada de los borbones a España al ganar la guerra de Sucesión en 1715. La constante falta de tropas tras este conflicto obligó a implantar métodos de reclutamiento forzoso tremendamente impopulares, junto a levas de vagos y maleantes que resultaban muy poco efectivas para el ejército.

Estos reclutamientos fueron haciéndose más habituales conforme se necesitaba un ejército permanente, y comenzaron a denominarse quintos a principios del siglo XVIII, cuando se fijó un cupo anual de 50.000 hombres elegidos por sorteo, de los que salía un soldado por cada cinco hombres. Más tarde, en octubre de 1800 se consolidó el reclutamiento obligatorio y estableció el soldado de quintas como base de reemplazo del ejército español.

El redactor recomienda