Síguenos

338_1200x150incendios.gif banner click 338 banner 338

343_muver1200x150-1200-x-150-px.gif banner click 343 banner 343

347_1200x150-festivales-verano.gif banner click 347 banner 347

‘S.O.S. Ucrania’ recauda 2.670 euros en dos horas durante su primera jornada ‘S.O.S. Ucrania’ recauda 2.670 euros en dos horas durante su primera jornada
Una de las muchas piezas que ayer se vendieron en ‘S.O.S. Ucrania’, en representación del espíritu de los pueblos y las personas

‘S.O.S. Ucrania’ recauda 2.670 euros en dos horas durante su primera jornada

La Escuela de Arte de Teruel reúne obras de más de 80 artistas turolenses por un fin solidario

Nada menos que 2.670 euros se recaudaron durante las dos primeras horas de S. O. S. Ucrania, una exposición que de la mano de la Escuela de Arte de Teruel ha puesto el arte y los artistas turolenses al servicio de la solidaridad. En total son 216 piezas de más de ochenta autores turolenses o muy vinculados a Teruel, de las que ayer martes se vendieron 89 al precio de 30 euros.

El objetivo de la Escuela de Arte es venderlo todo en los tres días que permanecerá abierta la exposición y superar, si es posible, los 4.160 euros que se recaudaron en 2016 a favor de los refugiados por la guerra de Siria. Para ello la Escuela de Arte de Teruel ha vuelto a reunir la obra de buena parte de los artistas contemporáneos en activo de la provincia con el fin solidario de atender las necesidades de los desplazados por un conflicto armado, en esta ocasión en Europa. La muestra S. O. S. Ucrania se inauguró ayer martes en el centro educativo de la plaza de la Catedral de la capital turolense y permancerá abierta hasta este jueves, 28 de abril, en el horario habitual de la sala, de 19 a 21 horas.

La sala de exposiciones de la Escuela de Arte de Teruel abrió ayer sus puertas al público con 216 piezas de arte de pequeño formato de más de 80 autores turolenses. Fotos: M. Artigas

El motivo de que permanezca tan pocos días abierta responde a que su objetivo principal es recaudar fondos para ACNUR, la agencia de Naciones Unidas que se ocupa de la atención a los refugiados y desplazados por las guerras y las crisis humanitarias. Para ello utilizará el mismo sistema de venta que ya se empleó en 2016 con enorme éxito, ya que se agotaron todas las piezas.

Ayer, inauguración de la muestra, las 216 obras de arte donadas por los más de 80 artistas turolenses -o muy vinculados a Teruel- salieron a la venta a 30 euros. La muestra se ha organizado con piezas de pequeño formato, de 21x15 centímetros -DIN A-5-, con la intención precisamente de que puedan venderse a un precio tan reducido y todo el mundo pueda colaborar con la causa. Las piezas que no se vendieron ayer podrán adquirirse hoy por 20 euros, y las que resten durante la jornada del jueves, tercera y última que permanecerá abierta, tendrán un precio de 10 euros. Las piezas vendidas no se retirarán hasta el jueves, de forma que la exposición puede contemplarse al completo durante los tres días que dura.

Luis Loras, Máximo Saz, Mila Dolz y Antonio Andrés abrieron la velada artística con una performance y una actuación musical

Desde los primeros minutos tras la apertura fueron numerosas las piezas que mostraron el puntito rojo de vendida, no tanto -que también- por aprovechar la ocasión de llevarse a casa una obra firmada y donada por alguno de los artistas de más renombre, proyección o potencial de la provincia turolense, sino sobre todo por mostrar el músculo solidario de la sociedad turolense y de la comunidad artística, que no ha dudado en colaborar con la Escuela de Arte de Teruel y envíar de forma altruista una pieza para participar en la muestra.

Reencuentro

Pocas veces -de hecho, ninguna- han podido verse tantos nombres ilustres del arte turolenses, ilustración, fotografía, escultura, pintura y otras disciplinas, colgados de las mismas paredes. Aquella exposición que se organizó a favor de los refugiados sirios, en mayo de 2016, reunió a 78 autores en lo que hasta entonces fue la mayor exposición colectiva con autores turolenses organizada en la historia. Ese record se batió ayer, ya que son en total 216 piezas de 82 autores diferentes -una de ellas está firmada por la pareja artística formada por José Prieto y Vega Ruiz­- las que cuelgan de las paredes de la Escuela de Arte.

Este gesto, el de la venta de una obra, se repitió ayer en 89 veces en dos horas

Muchos de los autores se dieron cita en la inauguración y tuvieron ocasión de charlar sobre proyectos pasados, presentes y futuros. Y es que más allá de la ocasión de colaborar para paliar la situación de los desplazados ucranianos, de comprar una obra de arte o simplemente ver una muestra express de arte turolense en pequeño formato, la jornada de ayer fue un reencuentro entre la comunidad artística turolenses, compuesta por creadores, por críticos, compradores y también aficionados, que llevaban dos años de aislamiento, como todo hijo de vecino, y ansiaban un reencuentro con la excusa del arte.

La primera jornada se abrió además con sorpresa, ya que cuatro profesores de la Escuela de Arte de Teruel, Máximo Saz, Luis Loras, Mila Dolz y Antonio Andrés ofreceron una performance en la que la feminidad fue capaz de levantar a los muertos de la guerra y devolverlos a la vida, y concluyó con una interpretación de Hallelujah acompañada por violín y guitarra.

Unos jóvenes observan algunas de las piezas de Elena Castillo

Además, hoy a las 20 horas actuará la agrupación musical Artesonado en la propia sala de exposiciones de la EAT, que ofrecerá el concierto Kaos Belli Pax Mundi, y el jueves varias alumnas del Bachillerato del centro ofrecerán, también a las 20 horas, el espectáculo Una maleta para el futuro.

Los comisarios de la exposición se mostraron muy satisfechos con el resultado de la primera jornada de la exposición. De hecho fue la buena experiencia de 2016 la que les animó a repetir formato en esta ocasión con el objetivo de superarla. El director de la Escuela de Arte de Teruel, Ernesto Utrillas, aseguró que “nos gustaría que no fuera necesario organizar este tipo de exposiciones”, pero llegado el caso, afirma que tanto el centro educativo como la comunidad artística turolense estará dispuesta a poner su granito de arena las veces que haga falta.

El redactor recomienda