Síguenos
Una novela intenta dar con el asesino de un crimen no resuelto Una novela intenta dar con el asesino de un crimen no resuelto
José Ramón Molins en el peirón de piedra que recuerda el asesinato

Una novela intenta dar con el asesino de un crimen no resuelto

La obra recrea un asesinato causado por un problema de herencias
N.A.

Mientras José Ramón Molins se perdía por los campos de olivas de La Cerollera, su mente viajaba 150 años atrás, exactamente al 11 de marzo de 1879, el día en el que asesinaron a Francisco y a sus dos hijos mayores, Pedro y Sebastián.

Esta jornada marcó un antes y un después en esta localidad del Bajo Aragón, pero sin embargo, fue un crimen que quedó sin resolver, creando una incógnita entre todos los habitantes de este municipio, un misterio que nunca se esclareció pero que dejó su huella en los archivos de La Cerollera.

A estos tres ciudadanos de la comarca del Bajo Aragón les arrebataron la vida a tiros y nunca se supo quien fue su autor. Ese quién fue la pregunta que, durante muchos años, persiguió al historiador José Ramón Molins hasta que, un día decidió escribir la novela El Crimen de las Torretas. Una obra donde Molins intenta dar con la persona que cometió ese atroz asesinato. “Es una historia que tengo grabada en mi memoria desde que era pequeño e iba a los campos de olivas con mis padres, siempre me contaban la crónica del crimen, que ocurrió en esos campos y me parecía mentira que esa historia hubiera quedado impune”, relata José Ramón Molins.

Este libro hace un repaso de todos los acontecimientos históricos que marcaron el siglo XIX, de las guerras carlistas y sus repercusiones en el Bajo Aragón.

Pero además, el autor no solo intenta desvelar quién fue el responsable del crimen, sino que tal y como relata Molins, entre las páginas de esta obra también están presentes las injusticias provocadas por los caprichos de los gobernantes que utilizaban su posición de poder para ocultar hechos tan crueles como el que aconteció en El crimen de las Torretas, abusos que no solo estaban presentes entre los asuntos de los altos cargos, sino que también se vieron reflejados en otras situaciones, como aquellas en las que los más pudientes se saltaron el sistema militar.

José Ramón Molins relata el día a día de una familia campesina que lucha por sobrevivir. El autor especula sobre la autoría de este crimen y achaca el fatal destino de esta familia de La Cerollera a un asesinato causado por un problema de herencias, intereses económicos y ansias de venganza.

El escritor, con su pluma, retrata un siglo alimentado por la inestabilidad política, los conflictos bélicos y la crisis económica. El motor que provocó el inicio de la despoblación que continúa hoy en día en la provincia. Entre las páginas de El Crimen de Las Torretas se esconde la historia cotidiana de una familia que también suponía el reflejo de otras muchas de aquel entonces y que, tras el asesinato que acabó con sus vidas, se vislumbra a una sociedad marcada por las ansias de dinero y el afán por conseguir poder.

Fue hace cinco años cuando Molins se decidió a investigar sobre este crimen para así poder dar con el autor de este asesinato y esclarecer los hechos. Para ello, el autor buceó entre los archivos de La Cerollera, Torrevelilla o Belmonte, pero además, entrevistó a todo aquel que pudiera aportar un haz de luz al asunto.

En total, José Ramón Molins viajó 150 años atrás y realizó más de treinta entrevistas a familiares de personas que, en aquellos años, conocieron a Francisco, Pedro y Sebastián o bien, figuras que sabían de la existencia este caso y podían ayudar a esclarecer los hechos “El crimen ocurrió hace más de cien años, por lo que recopilar información ha sido complicado y costoso, cada uno tenía una versión de los hechos, porque al final es una historia que se transmitió oralmente, pero gracias a los testimonios de la gente y los datos de los archivos, explico mi teoría de la autoría del crimen”, cuenta el escritor.

José Ramón Molins rescata del recuerdo el modo de vida de los pequeños pueblos. Así, este libro no solo es una crónica de un acontecimiento atroz sino que supone una muestra del despertar de la novela local. “En los pueblos de Teruel hay muchos secretos escondidos que ahora se están dando a conocer gracias a la novela local, a mí me gusta escribir sobre las pequeñas localidades para dar a conocer historias del pasado’, relata José Ramón Molins.

En El Crimen de Las Torretas, el lector no solo se sumergirá en un episodio de La Cerollera, sino que José Ramón Molins da un paso más allá y en su obra da a conocer otras zonas del Bajo Aragón y los conflictos agrícolas que ocurrieron en estas. “He pasado muchas veces por el sitio del asesinato y quería escribir sobre ello, pero también quería dar una mirada a otros territorios”, comenta el escritor.