Síguenos

372_pablo1200x150.gif banner click 372 banner 372

Directiva y vestuario coinciden: “Para el Utrillas es una fiesta el haber llegado hasta aquí” Directiva y vestuario coinciden: “Para el Utrillas es una fiesta el haber llegado hasta aquí”
El técnico del Utrillas, David ‘Pitu’ Lerga, vigila el último entrenamiento de sus jugadores en el campo de La Vega antes de que esta tarde eche a rodar el balón. J.L.R.

Directiva y vestuario coinciden: “Para el Utrillas es una fiesta el haber llegado hasta aquí”

El club minero se cita este jueves con la historia y con el Valencia en el campo de La Vega
banner click 241 banner 241
Alea jacta est. La suerte está echada y los jugadores del Utrillas destilan a partes iguales responsabildad, ilusión y, por qué no, también fantasía mientras los minutos pasan rápidos y lentos al mismo tiempo, a la espera de que a las 19:30 horas de este jueves eche a rodar el balón en el césped de La Vega. El CD Utrillas tiene esta tarde una cita con el Valencia y con la Historia debutando en la Copa del Rey en la primera edición del Torneo del KO en la que participan los equipos de la modesta Regional Preferente.

Los turolenses saltarán al terreno de juego con la serenidad que da el saber que el deber ya se ha cumplido y que cualquier cosa que pase a partir de que el colegiado de por comenzado el partido es un premio. Un premio para la plantilla y también para el municipio que se ha volcado con su equipo y que abarrotará las gradas instaladas en casi cualquier metro cuadrado disponible del recinto deportivo.

En frente, el Valencia afronta el encuentro obligado a ganar dada la evidente diferencia de potencial entre ambos equipos pero también con el objetivo de que jugadores con pocos minutos en la Liga puedan tener su oportunidad de jugar, lo mismo que algunos de sus canteranos, aunque con el límite normativo que existe.

Salir a disfrutar, sobre todo


Bajo la premisa de salir a disfrutar y de que el partido de esta tarde sea un premio para los jugadores, el Utrillas afronta este encuentro desde la incertidumbre. Incertidumbre ante qué se encontrará en frente porque este equipo nunca ha jugado contra un conjunto de tan alta cuna. “Para nosotros es una fiesta”, aseguró Pitu Lerga, entrenador del conjunto minero. “Es una fiesta haber llegado hasta aquí y poder jugar contra el Valencia, que es un equipo histórico que ha ganado Copas del Rey”, dijo Lerga que, aunque reconocía que “evidentemente queremos llegar a competir”, afirmaba también no saber cuanto fútbol podría desplegar hoy su plantilla. 

“Va a ser muy difícil. El Valencia es un rival de Primera División y las diferencias son enormes a nivel de estructura, a nivel físico y a nivel técnico. En todos los aspectos nos sacan años luz”, recordó el míster que, no obstante, apostó por intentar jugar sus “bazas” para “intentar tener alguna opción durante el partido y ponerle las cosas difíciles al Valencia a lo largo del encuentro. 

En un encuentro contra un contrincante de ese nivel, las opciones tácticas son muy pocas, o muchas, según se mire. “Más que plantear el partido tácticamente, lo cierto es que aunque queramos hacer algo, nos van a limitar mucho. Aunque querammos salir ofensivos y tener el balón, creo que nos va a costar  mucho”, reconoció el míster, consciente de que “el ritmo de partido de un Primera División al de un Regional Preferente varía muchísimo” por lo que sus anhelos pasan por “tener algúninstante para poder respirar y colocarnos o incluso tener por momentos el control del juego”, aunque en líneas generales reconoce que prevé “un partido en el que el Valencia sea dominador del juego” en el que a sus jugadores les “toque correr detrás del balón” por lo que tendrán que “estar muy serios, muy bien organizados, haciendo muchísimas ayudas y no cometer errores” confiando en que “el rival no esté demasiado acertado para poder tener alguna opción”.

Lerga no piodrá contar con Adrián Hernández, el goleador en el partido contra el Injerno navarro, que vio la segunda cartulina amarilla por ir a la grada a celebrar su segunda diana.

Además, es duda la participación de Zumeta, que se recupera de una lesión en la muñeca.

Desde luego, Lerga no está dispuesto a saltar al terreno de juego con los brazos caídos. “Vamos a disputar hasta donde podamos. Si eso no sucede y en el minuto 70 el partido está resuleto intentaremos dar minutos a la gente para que disfrute de jugar contra el Valencia, pero de primera vamos a plantear el partido a competirlo, hasta donde las fuerzas nos lleven y hasta donde el rival nos permita”, afirmó.

Con la cabeza en otras cosas


El pasado domingo el Utrillas logró, casi sobre la campana, los tres puntos en su visita al campo de fútbol de San Íñigo, donde venció en el último minuto del tiempo reglamentario por 0-1. “Era un partido difícil fuera de casa en el que jugábamos contra Calatayud, que iban quintos y que habían estado en la primera parte de la liza en la zona alta, siendo primeros y segundos”, recordó el técnico del Utrillas, que celebró que consiguieron “ganar 0-1, que era importante”. 

Lerga reconoció que en ese partido “era muy difícil que todo el mundo estuviera concentrado  como cualquier otro día”, por la proximidad del compromiso copero contra el Valencia, “pero el equipo hizo los deberes y sacó el partido adelante”, concluyó

Pero no solo a la ilusión se aferran los seguidores utrillenses sino también al hecho de jugar en un campo de césped artificial con dimensiones menores a Mestalla que les puede complicar las cosas a los che y a que, en contraposición al calor que se vivirá en las gradas, las previsiones meteorológicas avisan de un tiempo muy complicado.

Hay avisos de alerta amarilla en esta localidad que se encuentra a casi mil metros de altitud y está prevista una sensación térmica de cuatro bajo cero a la hora del encuentro, además de posibilidad de tormenta con nevadas.

Bordalás


El entrenador del Valencia, José Bordalás, advirtió que en la eliminatoria de la Copa del Rey que disputarán este jueves se deberán adaptar a las particularidades del campo del Utrillas “desde el minuto 0” para poder demostrar en La Vega la “superioridad” que tienen por su mayor potencial.

“Me preocupa que compitamos, es un campo de césped sintético y de dimensiones reducidas”, apuntó en una rueda de prensa Bordalás, quien restó importancia al frío que pueda hacer. “Eso nos puede pasar en Vigo este fin de semana y a partir de ahora puede ocurrir más veces", apuntó.

“Sobre todo, lo que me preocupa es que compitamos al máximo. Cada año vemos sorpresas desagradables para los equipos de mayor categoría en la Copa. No nos podemos confiar. Para ellos es el partido de su vida, es algo inimaginable, histórico y darán el máximo nivel y un extra”, afirmó.
 

El redactor recomienda