Síguenos

457_1200x150-bueno.gif banner click 457 banner 457

El Calamocha sigue sumando y se hace fuerte en la zona alta de la tabla (0-0) El Calamocha sigue sumando y se hace fuerte en la zona alta de la tabla (0-0)
El Calamocha suma un valioso punto en el Papa Luna. Archivo

El Calamocha sigue sumando y se hace fuerte en la zona alta de la tabla (0-0)

El equipo del Jiloca firma tablas a nada en un complicado desplazamiento a Illueca
banner click 241 banner 241
La buena dinámica del Calamocha continúa después de empatar a cero en su visita al complicado campo de Papa Luna en Illueca. El cuadro del Jiloca pudo llevarse los tres puntos, pero acabó perdonando y se conformó con las tablas, que lo mantienen en la zona noble de la clasificación. El equipo turolense consiguió sumar un valioso a punto a domicilio tras empatar sin goles en el feudo de un Illueca que vendió muy cara su piel, pues jugó media hora con un hombre menos tras la expulsión de Rubio a los quince minutos del segundo tiempo. 

Los de Humberto Arto empezaron el partido a remolque de su rival y durante la primera media hora Unai Calavia volvió a ser determinante, pero después el equipo turolense fue ganando enteros y en la segunda mitad, con la expulsión del local Rubio rondando la hora de partido, se hizo con el control y el dominio de la zona medular para apretar con todo en el tramo final del encuentro. Sin embargo, en un partido donde los guardametas fueron los grandes protagonistas, apareció la figura salvadora del local Roberto Cerdán para dejar el marcador en tablas sin goles.

Un arranque sufrido

Se esperaba una salida en tromba de los zaragozanos y en cierto modo así sucedió, porque el Illueca entró al campo muy fuerte y aguerrido, sosteniendo una presión sobre la pelota muy alta y eso provocó que el Calamocha, nunca incómodo en este tipo de situaciones y siempre fiel a su estilo, cediera muchos metros y balón a su oponente y se resguardara en torno a su área.
El problema fundamental en esta ocasión fue que durante la primera media hora de enfrentamiento el Calamocha nunca consiguió armar el contragolpe ni achicar los espacios en momentos de agobio, pero lo cierto es que los de Humberto Arto tienen argumentos de sobras en este tipo de situaciones, que para otros conjuntos son muy delicadas, y su portero Unai Calavia se elevó por encima del resto para poner orden y tranquilidad, además de dos paradas de muchísimo mérito. Y es que los locales tuvieron dos ocasiones bastantes claras para abrir la lata y Calavia lo evitó, lo que se convirtió en todo un problema para el once de Javier Romero, porque a estas alturas de campeonato y pese a que sólo se han jugado cuatro jornadas ligueras ya se sabe que perdonar al Calamocha te puede costar la derrota.

El despertar calamochino

No fue lo que sucedió este domingo, pero en el último cuarto de hora del primer periodo el Calamocha ya era otro bien diferente y ante el cansancio de un Illueca que había jugado con mucha exigencia física, comenzó a ganar terreno y peligro. En la segunda, el panorama no varió y los del Jiloca comenzaron a avisar a un Illueca cada vez más agotado tras una semana con partido el miércoles, aunque los zaragozanos todavía tuvieron un par de aproximaciones inquietantes.

Peor se le puso la cosa al Illueca en el minuto 65, cuando el Calamocha lo cazó en una transición muy rápida gracias a su juego directo y vertical. En esta oportunidad con un saque en largo de Unai sobre Falo en el que el local Rubio no tuvo más remedio que agarrarlo para evitar el mano a mano. El colegiado no lo dudó y mostró la roja al último hombre, lo que allanó el camino a un Calamocha que entonces sí se decidió a arriesgar. Los turolenses no engañan a nadie y el gran mérito de Humberto Arto es formar un grupo que cree en lo que hace y que sabe a qué jugar, por lo que la última media hora se pudo ver un once más suelto y vertical en busca de un gol que bien pudo conseguir aunque lo evitó por dos veces el portero local Roberto Cerdán. 

El Calamocha sumó un punto valioso, pero que dejó un sabor algo pobre después de haberse podido marchar de la ciudad zaragozana con tres puntos más para el casillero. Pese a ello, los turolenses siguen dejando una imagen seria que ya les ha permitido hacerse un hueco en lo alto del grupo XVII de la Tercera RFEF, donde pretende permanecer hasta la recta final de la temporada.

El redactor recomienda