Síguenos
El Calamocha suma un punto en casa ante el líder a base de rasmia y oficio El Calamocha suma un punto en casa ante el líder a base de rasmia y oficio
Gol encajado por el Calamocha antes del descanso. J.L.R.

El Calamocha suma un punto en casa ante el líder a base de rasmia y oficio

Morales igualó tras el descanso un partido que se había puesto en contra
banner click 244 banner 244
El Calamocha tiró de oficio ante el líder y supo remontar un partido que se le puso en contra en Jumaya. Los de Humberto Arto sacaron toda su rasmia para igualar a uno un partido en el que se fueron al descanso por detrás en el marcador a base de oficio, orden y experiencia y, sobre todo, mucha ambición.

El partido arrancó con fuerza. Los dos equipos pusieron toda la parne en el asador para tratar llevarse los tres puntos puestpos en juego en el césped de Jumaya. 

En esa pelea de los primeros compases los dos equipos llegaron al área contraria con peligro. El Épila tiró de galones desde los primeros momentos llevando el balón más tiempo controlado en los pies, pero el orden defensivo de la pizarra de Humberto Arto logró desarticular las acciones de desborde con las que los azules se aproximaron hasta la portería defendida por Artigot.

Salcedo dispuso de una gran ocasión antes de cumplirse el minuto 10 de la primera mitad cuando logró sorprender a la adelantada línea de defensas del Épila para plantarse solo ante el portero Aarón aunque el cancerbero aprovechó su ventaja para desbaratar la ocasión.

El Épila confió su ataque a Losfablos y a Vicente, apostando por un juego físico y de velocidad, pero los centrales locales supieron desarmar sus acciones.

Entre tanto, los calamochinos confiaron en su velocidad y su desborde para llegar a la portería rival, mientras que las ocasiones de más peligro del Épila llegaban a balón parado.

Así, el colegiado anuló un gol de falta directa que llegó a cruzar la línea de gol por una falta previa a Artigot. Unos minutos antes había inhabilitado una situación favorable del conjunto local por fuera de juego.

Tras unos primeros veinte minutos sin un claro dominador del juego, el Épila empezó a llegar con más claridad al área del equipo del Jiloca. El trabajo de la defensa y, cuando éste se veía desbordado, las manos de Artigot, lograron desbaratar los asaltos zaragozanos.

El sistema local logró contener al líder hasta casi el minuto 40 de la primera mitad cuando en un saque de esquia apareció Osanz. El corpulento defensor entró como una locomotora en el área para empujar sin compasión  el balón hasta el fondo de las mallas de la portería de Artigot.Con el Épila crecido tras haberse puesto por delante en el marcador, los de Rubén Zapater apuraron sus opciones tratando de ensanchar su ventaja. Lo tuvo cerca con una falta botada desde lejos por Rafinha que lanzó ajustada a la escuadra contraria y que tuvo que despejar de puños Artigot, al que al final, se le acumuló el trabajo en la primera parte.

Tras el paso por los vestuarios  los calamochinos salieron con el mismo equipo pero con el plan recompuesto. Las primeras aciones anticiparon que los de Arto no se iban a rendir ante los de la comarca de Valdejalón y en la segunda acción de la segunda parte Morales estrenó su casillero en un balón dividido en el área de Aarón, que nada pudo hacer por impedir el empate.

El gol dio alas a los jugadoptres del Calamocha, que estaban resueltos a no dejar escapar la marcha de más con la que saltaron al césped.

La igualada no les sentó bien al Épila, que vivió algunpos de los momentos más apurados de la priemra hora del partido ecerrado en su área, que trató de defender en una cocktail de físico y experiencia que a duras penas pudo contener el afán de los del Jiloca.

Fueron los mejores momentos del Calamocha, que se sentía poderoso ante un rival al que el golpe del empate había dejado tocado. 

Y aún pudo ser peor para los de Valdejalón, que estuvieron a punto de encajar el segundo, de nuevo de las botas del nuevo alfíl colorado, que acertó a detener en última instancia Aarón en el minuto 58.

Arto abrió la ronda de cambios dando un nuevo aire a su punta de lanza cambiando al autor del gol del empate Morales por Fuertes y renovando también el centro del campo con la entrada de Nieto a menos de veinte minutos para el final.

El partido había sido muy exigente físicamente y se hacía imperioso dar entrada a pulmones y piernas de refresco.

El Calamocha renunció al centrol en el centro del campo volcando efectivos en la zaga y al ataue dando la impresión de dominar el tempo del partido sin la necesidad de tener el balón en los piés.
 

El redactor recomienda